Concurso en Educación Pública

Examen de maestros se filtró por celular y ahora evalúan repetirlo

La prueba llegó por WhatsApp; Primaria abrió una investigación interna.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A partir de ayer se prohibió a los maestros entrar a los exámenes con celulares.

El examen que se realizó ayer en el marco del concurso para acceder a cargos de maestros en la educación pú- blica se filtró por WhatsApp, y hubo docentes que lo recibieron antes de que este fuera planteado en los pizarrones. El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) ordenó una investigación administrativa y evalúa la posibilidad de repetir la prueba.

Históricamente el concurso se lleva a cabo en los 19 departamentos del país al mismo tiempo. El examen es enviado por fax desde Montevideo a todos los inspectores departamentales a las ocho de la mañana y a las ocho y media es planteado a los maestros que aspiran a los cargos. Se hace así porque los docentes pueden concursar por dos departamentos, es decir que compiten contra los que están haciendo la prueba en la misma aula, pero también con los que la llevan a cabo en otros puntos del país.

Como siempre, el fax fue enviado ayer a las ocho, pero llegó a todos los departamentos menos a uno, a Paysandú, donde el aparato se rompió y recibieron el examen una hora y media más tarde. Sin embargo, muchos aspirantes tuvieron su prueba antes, pues les llegó a través de la aplicación para celulares WhatsApp. Como estos ya estaban en las aulas, "no tenían los materiales delante, pero sí pudieron contar con esa hora y media de más, y organizar la prueba con más tranquilidad", dijo a El País la directora general del CEIP, Irupé Buzzetti.

"El mayor perjuicio tiene que ver con que cada maestro concursa por dos departamentos. Si uno estaba en Paysandú, capaz que pudo escribir mejor que el que estaba en Florida, donde la prueba empezó en tiempo y forma. Entonces, cuando el maestro vaya a elegir en Florida, porque se anotó en Paysandú y Florida, capaz que tiene mayor nota porque tuvo más tiempo para preparar mentalmente la prueba. Es una ventaja que no podemos permitir", explicó la jerarca.

La filtración del examen se descubrió en realidad en el departamento de Soriano, cuando una maestra denunció en el aula que este le había llegado antes a su teléfono celular de que el inspector departamental lo pusiera en el pizarrón. La prueba consistía en definir la pedagogía según el maestro Julio Castro.

Reacción.

De inmediato, al mediodía de ayer, se llevó a cabo en las oficinas de Primaria una reunión con todos los miembros del Consejo, la presidenta de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), Elbia Pereira, y la titular de la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu-Montevideo), Raquel Bruschera. También participaron funcionarios del departamento de jurídica del CEIP.

Se resolvió llevar a cabo una investigación administrativa, por la cual se pretende dilucidar por qué se filtró de esa manera el examen, cuando en realidad los que deberían haberlo recibido son solo los inspectores departamentales.

Además, a través de una Circular, el CEIP informó que en la reunión se resolvió "a efectos de garantizar la igualdad de oportunidades de todos los docentes y teniendo en cuenta los avances tecnológicos", que de aquí en adelante la prueba "se dé a conocer a los concursantes en el mismo horario a nivel nacional" a través de la página web del organismo.

Años atrás, antes de que se empezara a mandar el examen por fax, contó Buzzetti, este era transmitido a todos los lugares del país al mismo momento por radio, a través de Montecarlo, la cual llega a todos los departamentos.

Por otro lado, el CEIP dispuso que "los concursantes no pueden ingresar al aula portando teléfonos celulares". Según precisó Buzzetti a El País, ya debería estar claro que los maestros no pueden ir a un examen con el teléfono, y menos mantenerlo encendido, pero señaló que "tampoco Primaria puede cachear a la gente a ver si tiene celular o no".

"Este es un vicio que hay que ver cómo se resuelve. No puede quedar así. Hay que ser muy cuidadoso porque el concurso de Primaria nunca tuvo vicios, ni en tiempos de la dictadura. Los que concursamos en esos años lo hicimos con las mismas reglas. En la reunión con la FUM yo conté el caso de una directora de La Teja que, en medio de la dictadura, hizo el examen, copió y la echaron", recordó Buzzetti.

La presidenta, por otro lado, señaló que la resolución de la investigación administrativa tiene que estar lista en las próximas horas, pues si no se resuelve esto puede atrasar la elección de horas, ya que lo más probable es que el examen deba realizarse de vuelta.

Al parecer, también hubo problemas con los veedores que deben estar en el concurso, pues en la resolución del CEIP se indicó que estos deben "ser notificados por escrito" y que se tienen que comprometer "con su firma" a estar "en lugar y hora señalados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)