RELACIONES INTERNACIONALES

Eurodiputado: Mercosur es prioridad

Líder socialista en el Parlamento Europeo quiere que la UE selle en breve la alianza política.

Pitella es optimista sobre un acuerdo aunque admite hay resistencia de Francia, Irlanda y Polonia. Foto: F. Ponzetto
Pitella es optimista sobre un acuerdo aunque admite que hay resistencia de Francia, Irlanda y Polonia. Foto: F. Ponzetto

El eurodiputado Gianni Pitella es el líder del grupo Socialista y Demócrata en el Parlamento Europeo y estuvo a punto de presidir este cuerpo, ya que perdió por estrecho margen frente al conservador Antonio Tajani la votación correspondiente realizada este año. En una visita a Uruguay se mostró optimista respecto al postergado acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea que, a su juicio, debe tener una dimensión no solamente comercial sino también política. Pitella se reunió con la vicepresidenta Lucía Topolansky y con el ministro de Economía, Danilo Astori

"El acuerdo ha estado bloqueado por muchos años por problemas internos del Mercosur y finalmente hace un año se volvió a negociar y ha sido relanzado. Las cosas están avanzando. Soy optimista. Es claro que todavía hay algunos problemas vinculados al sector agrícola en una parte y en la otra. Hay una preocupación en algunos países europeos con respecto al etanol, al azúcar, a la carne y hay una preocupación de los países del Mercosur sobre la industria automotriz, sobre la química y la farmacéutica. Son problemas que, a mi juicio, se pueden resolver en breve plazo. Es importante dar una señal política y la señal política es que hay un acuerdo y que este acuerdo no es solamente un acuerdo comercial, sino una alianza política entre la Unión Europea y el Mercosur", dijo Pitella a El País.

"En este punto del Mercosur no hay una contraposición entre izquierda y derecha en Europa. Hay algunos países europeos que tienen una mayor dificultad que son Francia, Irlanda, Polonia y Hungría. Si no se entiende que EE.UU., que es un país que siempre fue internacionalista, se está retrayendo y otros países comunistas abrazan el libre mercado, si no se comprende que necesitamos hacer alianzas entre la Unión Europea y América Latina, significa que tenemos los ojos vendados. Necesitamos superar estas dificultades porque hay que entender que es una necesidad política, diría que casi existencial para dos grandes actores que juntos pueden ser fuertes en un escenario geopolítico completamente cambiado", opinó Pitella. El gobierno italiano no tiene ninguna pretensión proteccionista en materia agrícola y es un firme impulsor del acuerdo, aseguró.

Para el legislador, que es renuente a un acercamiento comercial con China, la prioridad europea debe ser América Latina y África, esta última porque es escenario de cambios climáticos, emigraciones y origen de movimientos terroristas. "América Latina es un continente donde son más europeos que Europa. Conozco bien esa realidad porque he venido decenas de veces, conozco ministros, diputados, subsecretarios, senadores, emprendedores, profesionales.

"Si no entendemos eso, somos ineptos", dijo Pitella. A su juicio, Europa debe llenar el vacío que está dejando EE.UU. en la región antes de que China invada aún más con sus productos y con su "dumping" la región, y aprovechar que aún es un ejemplo en muchos aspectos para América Latina.

"Si somos capaces de establecer un buen sistema de solución de controversias en el acuerdo, una máxima trans-parencia del proceso de negociación y estándares ambientales, de salud y sociales adecuados será más fácil combatir la demagogia y el populismo que se pongan al acuerdo. Estamos trabajando. No estoy con el reloj en la mano. No es fácil decir que el día equis se hará el acuerdo. Pero pienso que si hay buena voluntad en los próximos meses, el acuerdo se puede hacer. Después vendrá la fase de ratificación de los parlamentos nacionales y europeos", explicó.

La derecha domina la UE.

Si bien dice que su agenda externa no está condicionada por la correlación de fuerzas entre la derecha y la izquierda, Pitella considera que el actual reparto de poder dentro de la Unión Europea, es "injusto" por el excesivo peso que tienen las fuerzas conservadoras. El Partido Popular (conservador) europeo controla la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el parlamento.

LARGUÍSIMA NEGOCIACIÓN.

Francia aparece como traba.

Las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur comenzaron en 1999 y han tenido muchos altibajos. Más allá de las declaraciones, siempre ha subyacido la renuencia de Francia a un acuerdo, como consecuencia de su postura históricamente proteccionista en materia agrícola. El mes pasado, el embajador de Francia en Brasil advirtió que su país buscará que también se discuta la seguridad alimentaria en los productos provenientes del bloque sudamericano, en vista del escándalo con carnes adulteradas que sufrió Brasil a principios de este año (el episodio se conoció como "Carne Fraca", o débil).

Ayer las partes volvieron a negociar en Brasilia. Los países del Mercosur insisten en que la Unión Europea debe abrir más su mercado a las carnes del bloque americano. Solamente ofreció aceptar 70.000 toneladas anuales sin arancel, una propuesta que ha sido considerada muy insuficiente, ya que es menor a otras previas.

El Mercosur recuperó su interés en acordar con la Unión Europea, tras el cambio de signo político en Argentina, ya que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, no tenía el asunto entre sus prioridades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)