vea el video

Eugenio Figueredo y otros 13 imputados por corrupción en FIFA

Según publica el New York Times, seis altos mandos de la organización fueron detenidos hoy en Zurich acusados de estafa, sobornos y corrupción por miles de millones de dólares. Piden la extradición a Estados Unidos.

Eugenio Figueredo, y otros cinco altos dirigentes de FIFA fueron detenidos hoy en Zurich, a petición de las autoridades estadounidenses, a dos días de la elección para la presidencia, donde Joseph Blatter buscará su quinto mandato.

La Justicia de EEUU anunció este miércoles la imputación de nueve directivos de la FIFA y cinco empleados del organismo, por conspiración y corrupción entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo, el brasileño José María Marín, el costarricense Eduardo Li, el venezolano Rafael Esquivel y el nicaragüense Julio Rocha.

La investigación "se extiende al menos a lo largo de dos generaciones de directivos del fútbol, sospechosos de haber abusado de sus posiciones para hacerse con millones de dólares en sobornos y retrocomisiones", indicó en un comunicado la secretaria de Justicia, Loretta Lynch.

El anuncio coincidió con un registro en las oficinas de la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) en Miami (Florida), como parte del caso, y después de que las autoridades suizas detuvieran a siete directivos del mundo del fútbol en un hotel de Zúrich, poco antes del Congreso anual de la FIFA.

Entre los detenidos están Figueredo, Marín, Li, Esquivel y Rocha junto al trinitario Jeffrey Webb, vicepresidente de la FIFA y actual presidente de la Concacaf y su adjunto Costa Takkas de Islas Caimán, según un comunicado del departamento de Justicia estadounidense.

Entre los implicados están además el paraguayo Nicolás Leoz, que presidió la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) hasta 2013.

El diario New York Times, que reveló el caso, indicó que policías suizos se presentaron en un lujoso hotel de cinco estrellas, en Zúrich, esta madrugada. Entre los detenidos, el rotativo citó al costarricense Eduardo Li.

Según el diario neoyorquino, las acusaciones se refieren a casos de corrupción en el curso de los últimos veinte años, en particular en las atribuciones de Mundiales, derechos de márketing y de televisión, así como fraude, estafa y lavado de dinero.

Los cargos también implican a Alejandro Burzaco de la empresa Torneos y Competencias y Aaron Davidson, presidente de la empresa Traffic Sports USA, así como Hugo y Mariano Jinkis, directivos de Full Play Group.

Marín, de origen español y que preside la Confederación Brasileña de Fútbol, participaba también de la organización de los juegos olímpicos de Río 2016.

Las acusaciones contra los imputados se relacionan con casos de corrupción en el curso de las dos últimas décadas y que tendrían que ver con las atribucions de sedes para los Mundiales, los derechos de mercadeo y televisión por los cuales incurrieron en delitos como fraude, estafa y lavado de dinero.

Si no puede ver el video haga click aquí

"Según el pedido de arresto norteamericano, el acuerdo relativo a estos actos habría sido concluido en Estados Unidos, donde también tuvieron lugar los preparativos. Los pagos habrían transitado por bancos norteamericanos", añade el comunicado suizo.

Los sospechosos detenidos son objeto de una demanda de extradición estadounidense y serán interrogados por la policía de Zúrich.

Quienes acepten ser extraditados a Estados Unidos lo serán según un procedimiento simplificado. En el caso de los que se opongan, Washington tendrá un plazo de 40 días para hacer un pedido formal de extradición.

Por su parte, la FIFA está tratando de "aclarar" la situación tras la detención, indicó a la AFP un portavoz del organismo.

"Hemos visto lo publicado por la prensa. Estamos intentando aclarar la situación. En este momento no haremos comentarios", declaró el portavoz.

Este caso llega a dos días de la elección a la presidencia de la FIFA, donde el suizo Joseph Blatter, patrón del organismo desde 1998, buscará un quinto mandato.

Blatter, de 79 años, es objeto de críticas debido a las riquezas acumuladas por la FIFA, que registró una cifra de negocios de unos 2.000 millones de euros en 2014, año de la última Copa del Mundo.
Varias acusaciones de corrupción, investigadas por los medios de comunicación, fueron relacionadas con la atribución de las Copas del Mundo de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, respectivamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)