La situación de la educación en Uruguay

El 75% de estudiantes con bajos recursos tienen malos resultados

Uruguay fue uno de los que más bajó su promedio en las pruebas PISA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La OCDE advierte que los resultados en Uruguay en matemáticas son cada vez peores. Foto: AFP

Uruguay fue el segun-do país donde más aumentó el bajo rendimiento escolar en matemáticas entre 2003 y 2012, según un informe dado a conocer ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre los 64 países que participaron en las pruebas PISA.

El informe también analiza el porcentaje de alumnos con bajo rendimiento en matemáticas según una serie de variantes. Una de ellas refiere a los estudiantes menos favorecidos socioeconómicamente. Mientras la media OCDE señala que 37,2% de los jóvenes en esta situación tienen un bajo rendimiento, en Uruguay se llega al 77,4% y es uno de los países en que la situación socioeconómica tiene mayor incidencia. También se señala que en Uruguay el 50,2% de los alumnos de origen inmigrante tiene bajos resultados.

Otro de los puntos advierte que el 75,2% de los estudiantes sin educación preescolar consiguen malos resultados —siempre hablando del rendimiento en matemáticas en Uruguay—. En tanto, lo mismo sucede con el 85,8% de los estudiantes que repitieron al menos un año, ya sea en Primaria o en Secundaria. El porcentaje es bajo, de un 23,2%, en aquellos estudiantes que reciben una formación técnico-profesional.

En Uruguay el porcentaje de estudiantes de 15 años sin el nivel mínimo establecido por la OCDE en matemáticas pasó de 48% a 55%, entre el informe PISA de 2003 y el de 2012. Diferente situación es la de México y Brasil, que aunque los porcentajes son mayores, lograron reducirlo de una prueba a la otra, de 65% a 55% y de 75% a 67%, respectivamente.

Según el trabajo, titulado "PISA. Estudiantes de bajo rendimiento. Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito", señala que los alumnos con bajo rendimiento en matemáticas aumentaron en 14 países. En el que más creció fue en Suecia, con 7 puntos porcentuales, y le siguieron Uruguay, Nueva Zelanda y Eslovaquia.

El informe de la OCDE da cuenta de una serie de medidas que pueden servir para mejorar resultados, al tiempo que concluye que la situación económica de los países no es determinante para obtenerlos.

Se señala que alcanzar buenos niveles, tanto en matemáticas, como en lengua y ciencias, "depende de las políticas y prácticas educativas y no solo de la renta per cápita. La agenda de políticas públicas para abordar el bajo rendimiento escolar debe incluir múltiples dimensiones, como: crear entornos de aprendizaje exigentes que apoyen a los alumnos; lograr participación de padres y comunidades locales; alentar a los alumnos a que aprovechen al máximo las oportunidades educativas; identificar a los estudiantes con rendimientos bajos y ofrecer un apoyo focalizado para los alumnos, escuelas y familias; ofrecer programas especiales para alumnos inmigrantes, de minorías lingüísticas y zonas rurales; atajar los estereotipos de género; reducir las desigualdades en el acceso a una educación temprana y limitar el uso de la agrupación de alumnos por habilidades".

El trabajo hace hincapié en que "los centros escolares con mayor concentración de alumnos con rendimiento bajo, la calidad de recursos educativos es inferior, y la escasez del profesorado más acusada". En Uruguay, el 20,7% de los estudiantes de los centros donde los directores acusan que el absentismo de los profesores impide en cierta forma el aprendizaje, obtienen malos resultados.

Consecuencias a largo plazo para los países.

El informe de la OCDE advierte que "el bajo rendimiento en la escuela tiene consecuencias a largo plazo tanto para los individuos como para los países".

El trabajo añade que "los alumnos con un rendimiento bajo a los 15 años tienen más riesgo de abandonar completamente sus estudios; y cuando una gran proporción de la población carece de habilidades básicas, el crecimiento económico de un país a largo plazo se va amenazando".

"De hecho —continúa el estudio—, la productividad económica perdida como resultado de malas políticas y prácticas educativas deja a muchos países en un estado permanente de recesión económica (que podría ser de mayor envergadura que la crisis económica de principios del milenio, de la que tantos países aún luchan por salir)".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)