RESCATE DE UNA EMPRESA PÚBLICA

El espinoso camino del FA en el Parlamento

Peleas públicas, votos forzados y un sombrío futuro: el primer debate de este año será por Ancap

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pasada las 21 horas, los 50 legisladores del FA levantaron el receso. Foto: Marcelo Bonjour

Cuando el reloj de sala llegó a las 12:54 horas de ayer domingo 3, cayó definitivamente el telón del agitado primer año de la Legislatura. Lo sobresaliente fueron los cimbronazos que hasta este fin de semana, incluso, sacudieron a la bancada del Frente Amplio, quebrada por el episodio político del año: la situación financiera de Ancap.

El primer año de gobierno del segundo mandato del presidente Tabaré Vázquez arrojó diferencias notorias con su anterior administración. Vázquez es desoído por su bancada, sus iniciativas muchas veces terminan fracasando, como sucedió en el Presupuesto, y hasta públicamente los legisladores oficialistas hacen culto de un perfilismo desusado en la izquierda.

Más allá de la batalla presupuestal, que dejó huellas por la aparición en la bancada del oficialismo de tres diputados que bocharon varias de las iniciativas del Poder Ejecutivo, el quiebre se dio por Ancap. Reclamos de renuncia de las actuales autoridades por parte del diputado Darío Pérez (Liga Federal), un informe muy crítico sobre el proyecto de capitalización de la diputada Lilián Galán (MPP), el astorismo en bloque cuestionando la gestión del propio Frente Amplio en la empresa, una defensa cerrada de los diputados de la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic, señalado, además, por la oposición como uno de los responsables del descalabro financiero del ente petrolero, pautaron los últimos tiempos parlamentarios donde cobró relevancia la tarea de la comisión investigadora formada en el Senado a instancias del Partido Nacional.

Paradójicamente, el año parlamentario 2016 comenzará con la discusión en el Senado de las conclusiones del trabajo de la comisión investigadora.

En parte a raíz de la situación en Ancap, en la bancada oficialista se vivió la tensión que todo cambio de sector conlleva, cuando el diputado Gonzalo Mujica (Espacio 609) terminara por cerrar su vinculación con Asamblea Uruguay del ministro Danilo Astori.

La oposición.

Otro elemento destacado fue la relación entre el Frente Amplio y la Unidad Popular. El representante de la izquierda radical Eduardo Rubio, celebró el apoyo que en Diputados le diera el Frente Amplio a su proyecto de ley para "recuperar el transporte ferroviario", según su definición, disolviendo la sociedad anónima creada y devolviendo todos sus activos a AFE, asegurándole la mayoría. Ese apoyo pareció raro porque no es esa la idea del gobierno. Pero se aprobó.

"Que no se te haga costumbre" el apoyo, le advirtió en tono de broma el diputado frentista Darío Pérez luego de la aprobación de aquel proyecto. Y parece que se cumplió el vaticinio: la iniciativa fracasó en el Senado porque el Frente le retiró el respaldo. Rubio se molestó mucho por esto y ya comentó entre sus allegados que no le votará nada más al oficialismo.

Mientras las bancadas del Partido Nacional y del Partido Independiente transitaron en calma este primer año, la del Partido Colorado volvió a sacudirse. Tras la elección de octubre de 2014, uno tras otro de sus integrantes se fueron alejando de Vamos Uruguay: los diputados electos por Montevideo Guillermo Facello, Ope Pasquet, Valentina Rapela y Fernando Amado. Eso dejó en una débil condición el liderazgo de Bordaberry. También en 2015, los dos diputados batllistas electos por el sector de José Amorín (Proba) Tabaré Viera y Conrado Rodríguez se abrieron y formaron el Espacio Abierto.

En las últimas horas, el diputado Facello dio un paso más allá y anunció el abandono del Partido Colorado, reconociendo como líder político a Edgardo Novick, con quien formará en marzo un nuevo partido político de alcance nacional.

Ancap: denuncias a la Justicia penal

Con la sanción de la ley de capitalización de Ancap se cierra una etapa en el controvertido caso, pero desde ya se va definiendo el envío a la Justicia de varias de las denuncias presentadas ante la comisión investigadora del Senado. No sólo lo han adelantado los senadores del Partido Nacional, sino ahora también el representante del Partido Independiente Pablo Mieres.

Pero todo se resolverá una vez que, a mediados de febrero, el plenario del Senado discuta sobre los informes finales que presentará cada partido sobre el resultado del trabajo de la comisión.

Como adelanto de los informes, se puede decir que el Frente Amplio concluirá que no hubo irregularidades en la investigación sobre la gestión de Ancap.

El Partido Nacional llevará el resultado de la comisión a la Justicia penal. El Partido Colorado, en tanto, no resolvió pero sí planteará la necesidad de analizar el cierre de algunas unidades de negocios o reformarlas, según adelantara el senador Pedro Bordaberry. "Hay que tomar medidas valientes. Hay negocios ruinosos que se deben cerrar o reformular", advirtió. En el Partido Independiente se entiende que hay "graves problemas de gestión" e "irregularidades que pueden tener apariencia de ilícito", según el senador Mieres. Del trabajo de la comisión se deduce "una responsabilidad política importante porque la responsabilidad de los jerarcas no es solo penal sino también política".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)