La noche del martes un interno fue abusado sexualmente en el Vilardebó

Esperan ADN para confirmar si acusado es quien violó a paciente

La jueza Fanny Canessa aguarda los resultados de ADN practicados al joven de 29 años violado en la noche del martes mientras estaba internado en el Hospital Vilardebó. La magistrada pretende establecer si el sujeto acusado por la víctima fue el autor de la violación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un paciente fue derivado para ser atendido y resultó violado por otro de los internados. Foto: A.Colmegna.

El sospechoso conoce el lugar como la palma de su mano, y también los movimientos de los escasos funcionarios que allí trabajan en horario nocturno. Antes que el forense retirara muestras para cotejar los ADN tanto de la víctima como del victimario, una médica de la institución practicó al primero un tacto rectal. Esto, a juicio del forense, podría perjudicar la muestra retirada al caer la tarde del miércoles.

En la pasada jornada comparecieron la directora, enfermeros y otros funcionarios del centro asistencial. La responsable del Hospital Vilardebó, doctora Graciela Alfonso, reconoció a la jueza que el sector donde se encontraba el joven es muy grande y solo cuenta con una nurse y un enfermero en ese lugar para cuidar a los internos. En ese sitio existen varias salas las que, además, cuentan con varias habitaciones. En este último caso cuentan, algunas, con hasta cuatro camas. Allí se encontraba el joven atado por la crisis que sufrió en su lugar de residencia, el cottolengo Don Orione.

Etchepare.

En tanto, luego de que una ola de denuncias recayera sobre la Colonia Etchepare, la presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, señaló que hay "veces que se utiliza a los propios usuarios como fuente de las denuncias" y que las declaraciones de estos "dada su patología, muchas veces pueden no reflejar la realidad de los hechos o ser manipulados". También contestó a cada una de las denuncias hechas por muertes dudosas en las colonias, la mayoría de ellas realizadas por la diputada nacionalista Gloria Rodríguez.

Muñiz, que hizo sus declaraciones ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, sin embargo aclaró que el directorio de ASSE "no tiene ningún prurito en reconocer que se cometieron errores y en aceptar determinadas situaciones que no son óptimas". Pero al mismo tiempo se quejó de que algunos legisladores vayan a los centros de salud psiquiátricos sin previo aviso.

"Cuando ustedes visitan el Hospital Vilardebó sin previo aviso, el director los recibe, pero se desatienden otras situaciones que pueden ser complejas. Por lo tanto, les agradeceríamos que cuando fueran de visita nos avisaran, de manera de tenerlo agendado, con el fin de darles el recibimiento que se merecen", reclamó Muñiz.

La presidenta de ASSE desmintió varias denuncias que "salieron en los medios", pero advirtió que no podía dar detalles, debido al "secreto de la historia clínica". Sobre el paciente que se denunció que había "fallecido por presuntas quemaduras", Muñiz sostuvo que el relato de que este paciente falleció "atado a una silla de ruedas y que sufrió quemaduras por encontrarse frente a la estufa del pabellón" es falso.

La jerarca añadió que: "Según la declaración del doctor Motta —médico que constata el fallecimiento—, […] no se encuentran signos externos de violencia, tampoco se constatan lesiones provocadas por algún tipo de medida de fijación. Según la consulta realizada, se destaca que la muerte fue natural. En cuanto a las lesiones, se dice que fueron posteriores al fallecimiento, por exposición al calor de la estufa. El doctor Motta es muy claro cuando refiere que, […] si hubieran sido anteriores a la muerte hubieran tenido eritemas, calor local y por supuesto dolor y elementos de sobreinfección. Acumulativamente, se plantea que […] las quemaduras que presentaba no justifican el fallecimiento del paciente".

También señaló que en cuanto "a la denuncia del fallecimiento de un paciente por presuntas golpizas", se trata de un interno que "padecía múltiples patologías", que "no se trató de una muerte inesperada sino que tuvo que ver con las patologías" y que "el día previo al fallecimiento se había realizado un examen médico, en el que no se habían constatado lesiones de ningún tipo".

También habló del caso del paciente fallecido por el ataque de una jauría de perros, confirmó que este murió por las mordeduras ocasionadas por los canes, y dijo que ASSE ya había pedido a la Justicia que se retire a los animales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)