Distinción a dirigentes del Centro Gallego y la Sociedad Islas Canarias

España entregó medallas de honor a los inmigrantes

El gobierno español entregó medallas de honor a la emigración a dos personas que trabajan desde hace décadas a favor de los integrantes de la colectividad de ese país y sus instituciones en Uruguay. Estos reconocimientos se entregan a individuos o entidades que realizan servicios a favor de los emigrantes en territorio español o en el extranjero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Torres Cantalapiedra, presidente del Centro Gallego.

Los elegidos fueron el presidente del Centro Gallego, Jorge Torres Cantalapiedra, y la presidenta de la Sociedad Islas Canarias, Inmaculada Padrón Cedrés.

El acto se realizó en la residencia del embajador de España en Uruguay, Roberto Varela Fariña, y contó con la presencia del director general de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España, Aurelio Miras Portugal, (quien entregó las distinciones); la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, y decenas de españoles afincados en Uruguay.

Torres Cantalapiedra es el primer presidente del Centro Gallego de Montevideo nacido fuera de España. De padre gallego y madre vasca, durante su infancia participó de actividades de baile tradicional en la institución de la calle San José. Empleado de Cutcsa, también desarrolló trabajo social dentro de esa empresa en la que presidió la Comisión de Vivienda.

Tiene una larga trayectoria en la colectividad española. Fue consejero de la Ciudadanía Española en el Exterior durante varios años y presidente de la Federación de Instituciones Españolas del Uruguay en dos períodos.

Miras Portugal hizo un llamado a abrir las puertas a nuevas generaciones de descendientes, para que sigan activas instituciones de larga trayectoria como el Centro Gallego.

"Tenemos la obligación de poder pasar los testigos, o llegaremos al colapso. Con Jorge se ha roto un tabú: que había que ser nacido en España para merecer esta distinción".

En su turno, Torres Cantalapiedra dijo que es "un orgullo y un honor recibir esta condecoración civil que no hace más que redoblar los esfuerzos". Solicitó a los directivos de las instituciones españolas que sean "generosos en el recambio generacional porque de alguna manera quien nos sustituya tendrá que tomar las riendas de esta colectividad".

Inmaculada Padrón Cedrés, en tanto, nació en Lanzarote el 23 de julio de 1955 y a los cuatro años viajó a Uruguay junto a sus padres siguiendo los pasos de su abuelo materno. Empresaria, esposa, madre y abuela, tiene una extensa trayectoria en la colectividad española en el país, en especial la canaria. Preside la Sociedad Islas Canarias, donde una década atrás fundó un centro de día para la atención de emigrantes españoles de bajos recursos y sin familia que pueda ayudarlos, que además da servicios médicos a niños en edad escolar.

Recordó que sintió una gran admiración por los españoles con los que se encontró en Uruguay décadas atrás "porque nunca se daban por vencidos, siempre estaban dispuestos a dar una mano a sus paisanos" y con ese ejemplo recibió "las mayores lecciones de generosidad y honestidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)