DISCUSIÓN FUERA DE TONO

Escandalosa sesión por los contratos del Mides

Según Lema, Arismendi “dice defender a los necesitados”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las autoridades del Mides defendieron la transparencia de los recursos. Foto: A. Colmegna

En una tan extensa como caliente sesión, con gritos y acusaciones entre diputados oficialistas y de la oposición como pocas veces se ha visto en el Parlamento, la comisión de Población y Desarrollo de Diputados recibió a las autoridades del ministerio de Desarrollo Social (Mides) para responder a una serie de acusaciones del diputado nacionalista Martín Lema sobre los contratos de la cartera con ONG para atención de personas carenciadas, los que el legislador considera "irregulares" por violación del Tocaf y de la Constitución.

Las numerosas intervenciones y respuestas a viva voz, el cruce de reproches por la "seriedad" de los planteos y con retos a insultar "cara a cara" entre legisladores oficialistas —que en bloque defendieron a la ministra— y de la oposición, las nueve horas de discusión terminaron con el ambiente bajo extrema tensión.

Tras escuchar los reclamos de Lema y la nacionalista Graciela Bianchi, Arismendi reconoció que el ministerio "debe mejorar" aspectos de su gestión como esos contratos, para lo cual ya están trabajando con el Ministerio de Economía. Pero tanto Arismendi como la directora general del Mides, Graciela Mazzucchi, precisaron que "todo es transparente y toda la información es pública".

Para Lema, una cosa es transparencia y otra es cumplir con lo que dice la ley. Se quejó de la ausencia de documentación y protestó porque las autoridades no le informaron sobre las razones del aumento de la publicidad del ministerio en 2014, año electoral, que trepó 191%, según dijo en la comisión, y además porque Arismendi tampoco le explicó por qué por fuera del contrato con una ONG de San José se le pagaron traslados interdepartamentales a miembros de esa organización que no son funcionarios públicos, sino personas sin vinculación con el Estado.

Estos gastos fueron reiterados por el Mides ante las observaciones del Tribunal de Cuentas, según documentación que el legislador exhibió en sala.

Observaciones.

El Mides presentó cifras que señalan que en 2016 el 81% de los dineros administrados llegaron directamente a la población beneficiada con los diferentes programas.

Respecto a las observaciones del Tribunal de Cuentas, el ministerio las reconoció, diciendo que "son consideradas para mejorar los procesos administrativos" y aclarando que "siempre" se actúa dentro de la Constitución. Asimismo informó que en cada observación del Tribunal se trabaja con el organismo "para poder adecuar los procedimientos a la realidad de forma ágil y eficiente".

Y en cuanto a los contratos adjudicados en forma directa y sin proceso licitatorio, se explicó que "se está trabajando para evitar futuras observaciones".

Sobre la AIN, el Mides reconoció que se auditaron los centros nocturnos y de cuidados y que a raíz de ello "se realizaron observaciones y recomendaciones".

Lema insistió en que otras de las observaciones tienen que ver con el pago de contratos a ONG en una sola partida, lo cual fue observado por el Tribunal de Cuentas, y que se hacen los pagos de contratos antes de la autorización del Tribunal.

Arismendi descartó que vaya a haber una auditoría externa al Mides sobre los recursos que maneja en la cartera, que en 2016 fueron de casi $ 7.000 millones (unos US$ 233 millones). Ironizó diciendo que "se la pidan al presidente" Vázquez, y preguntó sobre la propuesta que hiciera en ese sentido el senador blanco Luis Lacalle Pou: "¿Quién la va a pagar? ¿Él…?".

Lema afirmó que Arismendi "dice querer defender" a los más necesitados, pero eso "es un discurso". Sostuvo que la contratación con la ONG de San José "fue turbia" y que "un directivo es edil del Frente".

Bianchi agregó en la comisión que el criterio de "asistencialismo" del Mides le lleva a pensar que "el fin justifica los medios" y que eso "afecta la institucionalidad".

Insultos y desafíos por Twitter y cara a cara.

Aunque estaban sentados casi unos frente a otros en la comisión de Diputados, varios legisladores del Frente Amplio lanzaron insultos al nacionalista Martín Lema por convocar a la ministra Marina Arismendi por los contratos que hace el Mides. Esa situación, detectada en sala donde todos consultan las redes sociales, elevó el nivel de tensión y el tono de los discursos.

José Querejeta, del grupo del vicepresidente Raúl Sendic, dijo desde Twitter que "el que nace para lima (Lema) no llega a motosierra!". Y escribió otro que dice que "el diputado Lema fue mal informado y no estudió. Demagogia!! Juegan con la gente +vulnerable". Sostuvo asimismo que hay "circo del PN". Luego escribió con mayúsculas "ESTUDIEN". También sostuvo que "somos testigos de una mini interpelación del diputado Lema que lo hace en forma agresiva hacia la Min. Arismendi".

Pero el que más duro trató a Lema fue Gerardo Núñez (PCU), el grupo político de Arismendi. Lo trató de "payaso" y dijo que intentaba hacer "un circo" con la ministra.

En cuanto tomó conocimiento de lo que escribió Núñez en la red, Lema respondió en directo. Sostuvo que sintió que se lo "agravió", y precisó que "cuando tenga algo que decir, lo haré en el mano a mano mirándolo a los ojos", y remató: "No me escondo detrás de una cuenta de Twitter".

La sesión transcurrió entonces con un clima muy caldeado, donde hubo otros nacionalistas que defendieron a Lema con otro tono, aunque igualmente enérgico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)