El dengue en Uruguay

Con una epidemia en el horizonte

Los controles se realizan puerta a puerta y la OPS dijo que se trabaja de forma “acertada”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La OPS dijo que en Uruguay se actúa con "prudencia" y "solvencia". Foto: MSP

Con el Aedes aegypti ya instalado en todos los departamentos del país y los primeros dos casos de dengue autóctono con altas chances de confirmarse, está todo dado para que haya un brote epidémico. Es que en lo que respecta al virus, lo principal es apuntar contra el mosquito y el arma no son necesariamente los químicos, sino el trabajo duro: eliminación de concentraciones de agua en las casas y en puntos críticos como gomerías y chatarrerías.

Luego de que este viernes se anunciara un segundo caso probable de dengue autóctono, en la mañana del sábado comenzó en Malvín un operativo igual al que se aplicó en Pocitos tras detectarse la primera persona infectada. La Intendencia de Montevideo (IMM) recorrió la manzana donde vive la segunda mujer enferma y se propone seguir con las ocho circundantes a partir del lunes. Ya en este recorrido, al igual que en Pocitos, se encontraron, en "varios casos", larvas del mosquito transmisor del dengue. Del recorrido de la semana pasada se detectó solamente a una persona con fiebre pero los exámenes no confirmaron que tuviera dengue.

La IMM cuenta con cuatro equipos de relevamiento y cuatro de fumigación, que realizan este "control de foco". Recorren la parte exterior de los domicilios para eliminar todos los lugares donde es posible que se acumule agua y los acondicionan para evitar que el mosquito se reproduzca, explicó a los medios la directora de Zoonosis y Vectores del Ministerio de Salud, Gabriela Willat. "Tapar un tanque, dar vuelta un balde, cosas tan simples que todos podemos hacer", indicó y agregó: "Cada vez que llueve tenemos que hacer esa tarea". Si bien se aplican pesticidas en caso de ser necesario, las fumigaciones masivas están desaconsejadas: "No es la solución. Es una sumatoria de herramientas que hay que usar".

A su vez, en los próximos días la IMM atacará en los puntos débiles del departamento. "Estamos tratando de eliminar todo lo que son cubiertas y puntos críticos de chatarrerías y gomerías", dijo a El País la directora de Salud de la Intendencia de Montevideo, Analice Berón.

Si bien recién se está elaborando el cronograma, ya se cuenta con la colaboración de los municipios y las gomerías. "Se acordó con el Centro de Comerciantes de Neumáticos del Uruguay (Ceconeu) el levantamiento de todas las cubiertas y la destrucción", destacó Berón.

La doctora explicó además que la fumigación del mosquito común —del género Culex —en parques y espacios verdes prosiguió en los últimos días pero que está "prácticamente terminada" y que no cree que se siga aplicando. Esto, porque los esfuerzos están ahora volcados al Aedes aegypti, al que no se elimina fumigando en parques.

Uno más.

Uruguay era la excepción de la región sin casos autóctonos de dengue; sin embargo, está cada vez más cerca de dejar de serlo. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó el accionar de las autoridades y apela a espe-rar la confirmación del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Puerto Rico, el lugar a donde se enviaron las muestras del primer caso autóctono.

"Siempre, la caracterización inicial de la situación es compleja, pero se debe esperar la confirmación de los centros especializados. Se viene actuando con solvencia y prudencia, de forma acertada", dijeron en la organización internacional.

Para Berón, el brote epidémico de dengue está a la vuelta de la esquina. "El peligro de que esto pueda constituirse en brote epidémico esta muy cerca". Si bien es imposible realizar predicciones concretas, algo en lo que todos los expertos en virología coinciden es que cuando el dengue entra a una región es muy difícil de erradicar. Incluso aunque haya invierno de por medio, ya que el mosquito puede transmitirle el virus a las larvas y estas tienen la capacidad de sobrevivir durante las épocas frías para convertirse en adultos cuando vuelve el calor.

"Tenemos que esperar, estar atentos y prepararnos para lo que puede llegar a ser un brote importante" apuntó Willat.

La IMM cuenta, desde hace diez años, con "ovitrampas" a lo largo de la capital. El objetivo de estos pequeños recipientes con agua es medir qué tan infestadas están las distintas zonas de Montevideo para conocer el "índice de infestación" del barrio, dijo Berón. En 2015 hubo una disminución en las poblaciones, destacó la doctora, aunque sí crecieron en cementerios, donde es habitual que las personas coloquen recipientes de agua con flores. Esto tiene que ver con que la gente "se empie-za a olvidar" de los hábitos que hay que tener para evitar los criaderos.

Departamentos alerta.

Este viernes, la Intendencia de Canelones fumigó en Ciudad de la Costa, en la zona donde vive una persona que se infectó en el exterior, dijo el intendente de Canelones, Yamandú Orsi. Si bien el departamento no tuvo todavía casos autóctonos, para el jefe del gobierno departamental es cuestión de tiempo.

Este jueves, el ministro de Salud Jorge Basso se reunió con el Congreso de Intendentes y coordinó acciones para el control en los 19 departamen- tos. Basso dijo en la reunión que el país tiene un plan de contingencia y destacó el rol clave que tienen las comunas en el control del mosquito transmisor, que además puede ser vector de otros virus que preocupan en la región, como zika o chikungunya.

En algunos municipios de Canelones se convocó a la población para la limpieza y eliminación de posibles focos, pero la iniciativa no logró una gran adhesión, puntualizó Orsi. "Yo creo que la gente va a ir tomando conciencia con el pasar de los días", opinó.

A su vez, ya en varios departamentos se está recorriendo las viviendas para informar y limpiar, dijo el presidente del Congreso, Sergio Botana, quien se mostró optimista sobre los efectos de la concientización y la acción de la población.

Cuestionario del MSP para dar con casos.

El Ministerio de Salud Pública busca más casos sospechosos de dengue a través de los cuestionarios que se llevan a cabo puerta por puerta.

Primero se consulta si algún integrante de la familia tuvo fiebre en la última semana, si sintió dolores articulares o incluso si llegó a tener vómitos. En caso de que los síntomas de algún integrante familiar sean catalogados como "sospechosos", se procede a los chequeos. Se le saca sangre al paciente y se manda, en primera instancia, al MSP. Mientras tanto, el plan sigue sugiriendo el uso de repelentes y con fumigación focalizada en patios y áreas verdes.

IMPACTOS.

La mayoría de los casos no tienen síntomas.

Alrededor de un 75% de los casos de dengue son asintomáticos, dijo a El País el investigador del Laboratorio de Virología Molecular de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, Álvaro Fajardo. Esto hace que, a nivel mundial, sea muy difícil tener estadísticas concretas sobre la cantidad de infectados que hay cuando se dan brotes epidémicos. Lo normal, indicó, sería que se detecten nuevos casos en los próximos días.
Si bien en el mundo se estudia la implementación de vacunas, no hay todavía una solución para la epidemia que enfrenta la región. Esto demuestra que el país está en la misma situación que el resto de los países y que debe poner la mira también sobre el zika y chikungunya, que amenazan con entrar al país y se han esparcido aún más rápido que el dengue. Si se tiene en cuenta la gravedad de los cuadros clínicos, el dengue sigue siendo el más preocupante de los tres, aunque en los casos de zika son las consecuencias en embarazadas que han dado a luz niños con microcefalia las que alarman. En lo que respecta al chikungunya, los efectos también pueden ir a largo plazo ya que quienes padezcan la enfermedad pueden manifestar dolor articular durante hasta un año.

Vecinos de Malvín se quejan por basurales.

En la mañana del sábado un equipo de la Intendencia de Montevideo y el Ministerio de Salud recorrió Malvín Norte en busca de envases que puedan contener agua que propicie la reproducción del mosquito Aedes aegypti. Sin embargo, en la esquina de las calles a Nuñez de Arce y Paes, a pocos pasos de donde estuvo el equipo, hay un basural que tiene a los vecinos de la zona preocupados desde hace meses. Es que entre las botellas, escombros y residuos que se acumulan también hay un riesgo sanitario. "Hay agua estancada, mugre, sillones y escombros. Con las tormentas acá se inunda todo, las bocas de tormenta están completamente tapadas" dijo Rosana Delfino, una vecina de la zona que recibió en la mañana la visita de uno de los equipos de la Intendencia. Allí, indicó Delfino, "no fueron capaces de tirar una gota de producto para fumigar". Otra de las vecinas, Esmeralda Godoy, destacó que en la zona hay niños y que si bien en su familia se utiliza repelente, la acumulación de basura debería ser eliminada. "No la hacemos nosotros esta mugre. Limpiaron los terrenos de asentamientos pero hoy vienen carritos y ensucian el barrio. Eso es lo que nos tiene molestos", agregó Delfino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)