Doce horas de interpelación a Marina Arismendi con un final previsible

"Entregamos el video en el juzgado y apareció en la tele"

Tras doce horas de sesión, la mayoría de la Cámara de Representantes, formada esta vez por el Frente Amplio y el Partido Independiente (53 votos en 83 presentes), puso fin a la interpelación a la ministra de Desarrollo Social (Mides) Marina Arismendi y las autoridades del INAU como era previsible: declarando satisfactorias las explicaciones sobre el episodio de la golpiza a internos en el Centro de Privación de Libertad (Ceprili) del Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Reconoció que se cometieron errores, pero consideró que el rumbo es correcto. Foto: F.Flores.

El oficialismo apuntó sus baterías contra los funcionarios de la institución, que eran procesados por la Justicia por el delito de tortura mientras se desarrollaba la interpelación.

La bancada frenteamplista e incluso la propia ministra Arismendi reconocieron "fracasos" en la política oficial de rehabilitación de menores infractores pero, a la vez, se reafirmó "el compromiso con la sociedad" de seguir intentando alcanzar el éxito en esas políticas.

No llegó a votarse una moción de blancos y colorados que pedía la renuncia de Arismendi pero ella les respondió que se sentía "responsable" de su gestión y que, en consecuencia, se iba a quedar en el cargo "para accionar y pensar".

Arismendi anunció que hay sumarios administrativos para todos los funcionarios involucrados en el incidente y aseguró que cree que "no son adecuados para la función".

Tomó distancia de la forma como se difundió el video de la golpiza en el Ceprili, una de las preguntas del diputado interpelante Tabaré Viera. Ese video fue el desencadenante para el procesamiento de 26 funcionarios del Sirpa. Dijo que "nunca" se le ocurriría enviar a la televisión el video porque "generaría alarma pública".

Respecto a las imágenes que se ven dijo que "las cámaras no están para eso (registrar golpizas a internos), sino para tener una visión de posibles salidas, escapes. No están para vigilar a los funcionarios". "No fue nuestra intención divulgarlo", remarcó. Arismendi aclaró que "yo tenía una copia del video entero (sin editar) bajo llave, otra copia entera se entregó al juez. Luego que el video se entregó en el juzgado, apareció en la televisión. A tal punto que en el ministerio muchos de los directores me decían ¿para qué tenés el video bajo llave si lo estamos viendo en televisión?. No se me ocurriría nunca mandar a la televisión un video que genera alarma pública".

La ministra agregó que "hay una cantidad de funcionarios que no son adecuados para la función" de tratar con menores infractores. Estos trabajadores deberán, los que tienen sumario y pasaron a la justicia, responder, y los que tienen la camiseta serán recapacitados", agregó.

Viera.

El diputado interpelante Viera (Espacio Abierto) formuló un total de 17 preguntas y se molestó cuando la ministra comenzó a hablar sobre generalidades. Tras la primera hora y media de escucharla, Viera se ofuscó porque Arismendi no había ingresado al tema central. "No podemos seguir en una introducción. Le pido que entre en el tema y responda", exigió el diputado colorado.

"Yo entiendo que estoy dentro del tema de los niños, niñas y adolescentes. Estoy hablando de una sociedad que en cada etapa va tomando medidas", respondió la ministra.

Viera dijo que "este gobierno en diez años, con herramientas y recursos, ha fracasado en resolver el problema de los menores infractores. La ministra habla como si no tuviera responsabilidades. Ya estuvo cinco años al frente del Mides", afirmó. Focalizó su intervención inicial en la gestión que tuvo a su frente el exdirector Ruben Villaverde. "A esta altura, desde 2010 a la fecha, debería haber resultados mejores en el Sirpa. Ha tenido recursos y hoy lo que hay son nuevas denuncias que parecen un déjà vu. Encontramos los mismos problemas y algunos agravados", dijo Viera.

Luego mencionó lo ocurrido en el hogar de Rivera, donde dos adolescentes de 13 y 15 años eran explotadas sexualmente en sus salidas y que terminó con gente del INAU procesada por omisión en los controles. Respondiendo una de las preguntas, la ministra dijo que "hay protocolos de actuación pero que no tiene todos los detalles. Sí está claro que no permiten golpear, y tampoco permiten que se junten muchos funcionarios atendiendo a un joven en el piso. Yo aprendí en el barrio Sur que al caído no se le pega. Hay otros protocolos", explicó Arismendi.

Tras tres horas de intervención de la ministra, la presidenta del Inau, Marisa Lindner, informó en sala que el organismo descubrió quince casos de explotación sexual de menores en Rivera a las que se les da seguimiento. Afirmó que se están cambiando los protocolos de actuación en motines.

Un traspié con fotos viejas de un centro.

Un notorio traspié sufrió el diputado interpelante Tabaré Viera en plena sesión cuando pretendió mostrar al plenario el deterioro edilicio del hogar del INAU en Rivera a través de una serie de imágenes. "Hubo graves problemas de gestión como aquí vemos y no hemos tenido respuesta", dijo Viera. Momentos más tarde la ministra Arismendi dijo que esas imágenes eran de 2012 y exhibió en un video las reparaciones que hubo en ese centro. A Viera las imágenes le llegaron por medio de una legisladora colorada, con quien él se molestó mucho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)