maestras especializadas enseña a niños internados en hospitales públicos

Enseñanza hospitalaria tiene efectos terapéuticos

Cuando la maestra llega el niño cambia el semblante, sonríe, sus ojos y su cara se iluminan", aseguró a El País el director del Hospital de Durazno, Raúl Girreta. La sala de niños del centro asistencial es una de las pocas que cuentan con el trabajo de una maestra de Primaria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La maestra Alicia Chávez atiende a sus alumnos en el Hospital de Durazno. Foto: V. Rodríguez

"En el lapso que los niños están internados pierden contacto con la actividad curricular y lo que se trata es que se mantenga ese vínculo y que cuando retornen a las clases no se traumaticen tanto", dijo Girreta.

La maestra Alicia Chávez integra el proyecto "Aula Hospitalaria" creado en el año 2008 por el Consejo de Primaria y el Ministerio de Salud Pública.

Su tarea es "acompañar" a los niños internados y los que están atravesando la etapa de recuperación ambulatoria, que los obliga a presentarse seguido en el hospital.

"Las aulas hospitalarias son un acompañamiento educativo, con impactos terapéuticos, para niños que por razones de salud están internados", explicó a El País el consejero de Primaria Héctor Florit.

El jerarca subrayó que el proyecto tiene un "objetivo normalizador" de los aprendizajes.

Trabajo.

La inspectora de Educación Especial, Carmen Castellano, explicó que el proyecto nació en 2008 en el Hospital Pereira Rossell con dos maestras especialmente capacitadas.

Desde ese entonces, funciona una pequeña aula instalada en el sector psiquiatría del centro aunque concurren pacientes de todos los servicios hospitalarios. Diversos organismos educativos internacionales han reconocido el proyecto y enviado personal a conocerlo.

Durante el año 2014 unos 150 niños pasaron por el aula hospitalaria del Pereira Rossell.

Una de las maestras se ocupa del grupo de alumnos que está en condiciones de desplazarse y concurrir al aula, la otra maestra recorre las distintas habitaciones para enseñar a los niños que deben permanecer en las camas. Las docentes trabajan durante seis horas dentro del centro hospitalario.

No obstante, el tiempo destinado a cada alumno depende de las afecciones que padezcan. "Los niños que se pueden desplazar pasan toda la mañana en el aula", explicó la inspectora. Cada una de las tareas docentes está bajo supervisión directa de los médicos.

En los últimos años la experiencia, inspirada en prácticas desarrolladas en España y Chile, se trasladó a los hospitales públicos de Tacuarembó y Florida, llegando ahora a Durazno.

Aula.

La maestra Alicia Chávez, docente asignada a la tarea, tiene una larga formación, especialista en la temática de la educación especial y desde hace años se desempeña en la escuela especial número 81 para discapacitados intelectuales y en la Asociación de Impedidos Duraznenses (ADID).

La docente también viene desarrollando una tarea con la utilización de las computadoras del Plan Ceibal (XO) con niños y adolescentes con dificultades psíquicas o motrices que forman parte de esa asociación.

Sobre la actividad en el hospital duraznense, dijo que desde abril la tarea abarca de lunes a jueves, de 9:00 a 15:00 horas, donde "se trabaja tanto en el salón especialmente acondicionado, inaugurado la semana pasada, como en el propia sala de internación, si el caso lo requiere", comenta la docente.

"¿Qué deberes vamos a hacer hoy, maestra? ¿Cuál es el cuento que nos va a leer?", preguntaron a la maestra Chávez los pequeños internados en la Sala de Pediatría del Hospital de Durazno "Dr. Emilio Penza".

Los pequeños presentan diversas patologías, hay quienes están por cuadros virales, otros por afecciones respiratorias, incluso uno, algo mayor que los demás, accidentado cuando transitaba en un vehículo.

El programa que se dicta en las aulas hospitalarias está ligado a los llamados "aprendizajes placenteros" para los niños.

"Tenemos una especialista en lenguaje con música, apostamos a la lectura de cuentos y trabajamos con las tecnologías de la información", explicó.

"Es un trabajo que colabora con la salud mental", señaló la jerarca de Primaria.

El equipo docente coordina los contenidos con las escuelas de las que provienen los niños pacientes.

"Todos los niños reciben las clases de apoyo y los programas correspondientes, previa coordinación con las escuelas a las que concurren", dijo la maestra inspectora departamental de Durazno, Beatriz Diperna.

"El proyecto se generó en el marco de las políticas de inclusión y de continuidad educativa de Educación Primaria. Procuran dar respuesta a la necesidad y el derecho que tienen los niños, de recibir educación durante todas las etapas de su vida, aun cuando estén pasando por situaciones difíciles, como por ejemplo, una enfermedad o una internación", dijo la inspectora departamental.

SABER MÁS

Programas individuales.

La maestra Alicia Chávez se ha especializado en la tarea de enseñar a niños especiales o que se encuentran internados. Para cada alumno desarrolla un programa especial, teniendo en cuenta sus intereses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)