CADA MAESTRO CON SU LIBRITO

Enseñanza arranca conflicto salarial con inusual dureza

Gobierno informó a docentes que deberán esperar el regreso de Vázquez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los sindicatos acusan al gobierno de dilatar la negociación. Foto: Marcelo Bonjour

La maestra gritaba y agitaba una pancarta exigiéndole al presidente que cumpliese con su promesa salarial para los docentes. "Nos cagaste, Tabaré. Te votamos y nos cagaste. ¡Nos cagaste!", le increpó la señora cuando el presidente de la República, Tabaré Vázquez quedó cara a cara con la manifestante. El episodio ocurrió el 25 de agosto de 2015 en el acto que se celebra habitualmente en Florida.

El grupo de manifestantes se traslado para manifestar su enojo por el decreto de esencialidad para la educación que el mandatario había firmado. La inédita reacción oficial fue producto de una larga lista de paros que los gremios de la enseñanza plantearon como rechazo al presupuesto para el sector.

El viernes los dirigentes sindicales y el gobierno volvieron a sentarse en la misma mesa pa-ra discutir incrementos presupuestales. Pero el gobierno les informó que tendrán que tener paciencia y esperar la vuelta de Vázquez de su gira por Austria, Egipto y Suiza. Los sindicatos se molestaron y resolvieron una lista de paros como forma de protesta.

Los maestros —agremiados en la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM)— decidieron dos paros generales nacionales de 24 horas para el 14 y 21 de junio.

A su vez la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) aprobó un plan de acción con paros de 24 horas zonales. El martes 30 de mayo pararán todos los liceos de Montevideo, Canelones, Maldonado, Rocha, Lavalleja, Treinta y Tres y Durazno. El miércoles 31 los departamentos comprendidos en el paro son Artigas, Salto, Paysandú, Tacuarembó, Rivera y Cerro Largo. Los demás departamentos —San José, Flores, Florida, Colonia, Soriano y Río Negro— pararán el 1° de junio.

El secretario general de Fenapes José Olivera explicó a El País que el escenario que se observa desde los sindicatos es "altamente complicado". Por eso pretenden coordinar un plan de acción conjunto con los gremios de trabajadores del magisterio, de Secundaria, la UTU y la Universidad de la República.

El gobierno debe redactar el proyecto de ley de Rendición de Cuentas, donde incluirá refuerzos presupuestales para la educación, la seguridad, el Sistema de Cuidados y vivienda. Pero las autoridades aún no definieron cuánto será el monto de ese dinero extra que se repartirá entre los rubros definidos como "prioritarios".

Eso fue lo que comunicó el ministro de trabajo, Ernesto Murro, el viernes pasado a los dirigentes de la educación cuando se reunieron en el marco del Consejo Superior Tripartito para iniciar la discusión salarial.

El jerarca de gobierno comunicó a los sindicalistas que Vázquez inicia hoy domingo una gira internacional por Austria, Egipto y Suiza, y hasta su vuelta, marcada para el 7 de junio, no habrá una propuesta salarial oficial.

El ministro Murro aclaró que recién comenzaron a discutir en la interna del gobierno los contenidos del proyecto donde se incluirá los incrementos presupuestales para la educación. El proyecto de ley deberá ser entregado al Poder Legislativo antes del 30 de junio, según está estipulado en la Constitución de la República.

El anuncio oficial sorpren-dió a los dirigentes de la educación. Más aún con el antecedente de la alta conflictividad que se generó en la pasada negociación de 2015. El diseño del Presupuesto Quinquenal del inicio del mandato de Vázquez marcó el punto de mayor conflictividad laboral desde que la izquierda llegó al gobierno en 2005.

Los sindicatos de la educación fueron los que plantearon la lucha más dura. Los paros en la enseñanza hicieron perder 15 días de clase en primaria y 20 en secundaria. Ahora los sindica-tos preparan un escenario de confrontación similar, explicó Olivera.

"Es una tomadura de pelo. No hay seriedad para negociar", dijo a El País. "La perspectiva es que el gobierno ha montado la misma estrategia que en el 2015. Dilatar la convocatoria y los ámbitos de conversación para después —con esa falta de negociación— venir a imponer y no a negociar", agregó Olivera.

Elbia Pereira, del gremio de magisterio, agregó que es el gobierno de Vázquez quien obligó a los trabajadores a tomar las medidas. "No nos podemos quedar quietos cuando desde donde se tiene que promover el diálogo y la negociación no se hace", dijo la maestra.

Las medidas de paro nacional de la enseñanza son las primeras en lo que va de 2017. Pereira dijo que entiende que puedan ser interpretadas como antipáticas, pero explicó que es la forma que tienen los docentes de reclamar. Y opinó que la ciudadanía debe enojarse con el gobierno, que es quien "empu-ja a los trabajadores a tomar medidas".

El presidente Vázquez ya anunció que habrá más dinero para los docentes. A pesar de eso no se alcanzará al prometido 6% del PIB para la educación en este año. El jefe de Estado aclaró que la promesa es "tender" a alcanzar esa cifra para el final del período. Para los sindicalistas al ritmo que plantea actualmente el gobierno es difícil que se cumpla con ese objetivo.

El fantasma del 50 y obligación de negociar.

Cuando el equipo de trabajo del Ministerio de Economía termine de redactar el proyecto de ley de Rendición de Cuentas no tendrá la certeza de si el esfuerzo valió la pena. Es que por primera vez desde que la izquierda está en el gobierno no tendrá la mayoría parlamentaria para aprobarlo. Hasta ahora todas las iniciativas que se propusieron las podía aprobar solo con sus legisladores. Eso se acabó. Al menos por un rato. Es que el diputado oficialista Gonzalo Mujica se declaró independiente y anunció que no prestará su voto para avalar el proyecto. El oficialismo deberá salir a negociar el voto 50 para lograr la aprobación de la iniciativa en la Cámara de Diputados. Autoridades del gobierno esperan la vuelta al país del diputado colorado Fernando Amado para intentar negociar su voto. Él ya se mostró abierto a discutir, y en el oficialismo confían en lograr los votos necesarios para que haya más presupuesto. Así lo transmitió el presidente Vázquez a sus ministros.

ANEP.

Salarios de docentes son 85% del gasto.

La remuneración de los docentes públicos "mejoró más" que el promedio de salarios de los trabajadores uruguayos en la última década. En el sector privado, en cambio, se sigue estando por debajo del índice medio, revela el nuevo informe sobre el estado de la educación que el Ineed presentará el martes próximo.

Los "bajos salarios" son uno de los elementos más mencionados por los docentes como ejemplo de la "falta de prestigio" de su carrera. Sin embargo, en el sector público hubo un aumento promedio de 65% en términos reales (entre 2005 y 2016), lo que significó un 4,6% de incremento acumulativo anual en el poder de compra. Entre los privados el crecimiento fue de 3,3%, casi un punto menos que el resto de la economía.

El crecimiento de las remuneraciones de los docentes hizo que su peso, dentro del gasto de ANEP, pasara del 80%, en 2005, al 85% en 2016. Como contracara, el porcentaje de gastos de funcionamiento se redujo a casi la mitad.

La proporción del gasto público en educación destinado a remuneraciones docentes y no docentes en Uruguay, está por encima de la media de la región (75%). Y muy por arriba de Perú (60%), uno de los países que más está creciendo su desempeño en las pruebas internacionales.

Durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez, el gasto público en educación, como porcentaje del PIB, tuvo su mayor crecimiento. Pero desde 2011 comenzó a estabilizarse e incluso llegó a caer el año pasado. Eso hace que, a la fecha, el financiamiento público no alcance el 5% del PIB e incluso sumando la renuncia fiscal no se llegue a la recomendación de Unesco del 6%.

Esta cifra "mágica" también forma parte del programa del Frente Amplio y es una de las reivindicaciones de los sindicatos. Pero a un mes de la próxima Rendición de Cuentas, nada hace pensar que se alcance.

"Uruguay se mantiene rezagado en la comparación regional y extrarregional del gasto público en educación como porcentaje del PIB", concluye el informe de Ineed. "Considerando la capacidad económica del país, la población y la cantidad de estudiantes que el sistema uruguayo atiende, la comparación internacional deja a nuestro país aún rezagado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)