vea la fotogalería

Encuentran archivo olvidado del fotógrafo Roger Kasparian

Parte del trabajo del fotógrafo francés que fotografió a todas las estrellas, olvidado por más de cuatro décadas, fue encontrado por casualidad, recientemente, y sacado a la luz. Entre los artistas más destacados, se encuentran figuras como Los Beatles, The Who y los Rolling Stones.

Rolling Stones. Foto: Roger Kasparian.
Rolling Stones. Foto: Roger Kasparian.
Hardy en París. Foto: Roger Kasparian.
Hardy en París. Foto: Roger Kasparian.
Los Beatles. Foto: Roger Kasparian.
Los Beatles. Foto: Roger Kasparian.
Los Beach Boys. Foto: Roger Kasparian.
Los Beach Boys. Foto: Roger Kasparian.
Marianne Faithfull. Foto: Roger Kasparian
Marianne Faithfull. Foto: Roger Kasparian
Serge Gainsbourg junto a un pinball en 1963. Foto: Roger Kasparian.
Serge Gainsbourg junto a un pinball en 1963. Foto: Roger Kasparian.
Paul McCartney en su etapa de Los Beatles. Foto: Roger Kasparian.
Paul McCartney en su etapa de Los Beatles. Foto: Roger Kasparian.
The Who en París, en 1965. Foto: Roger Kasparian.
The Who en París, en 1965. Foto: Roger Kasparian.
El guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, en 1965. Foto: Roger Kasparian.
El guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, en 1965. Foto: Roger Kasparian.

Durante cuarenta años la obra fotográfica de Roger Kasparian, como ha sucedido en otros casos, anotemos, el fenómeno Sugar Man; ha permanecido en el mayor de los olvidos. A diferencia de otros fotógrafos y testigos de la década de los sesenta como el celebrado David Bailey en la escena londinense o Jean-Marie Périer y sus retratos pop para Salut les copains, el nombre de Kasparian quedaría sepultado durante cuatro décadas como una colección de revistas de segunda mano. 

Un olvido o ausencia que resulta sorprendente si repasamos algunos de los nombres que pasaron por su su cámara Nikon a lo largo de la década de los sesenta: John Coltrane, Ella Fitzgerald, Thelonius Monk, The Beatles, Rolling Stones, The Beach Boys, Françoise Hardy, Nancy Sinatra, Ray Charles, Dione Warwick, The Who, The Kinks… Una lista que haría de cualquier fotógrafo una leyenda de la década y objeto de culto para el resto de su vida.

Pero no fue este su caso y a partir de los años setenta Kasparian se consagró a la tienda familiar que había fundado su padre, un fotógrafo de origen armenio que había huido de la represión turca emigrando a Francia. A partir de ese momento, el nombre de Roger Kasparian comenzaría a diluirse como las melodías populares de aquellos que se adelantaron a los futuros clips musicales.

El azar en forma de un coleccionista de discos de vinilos, Alexandre Stanisavljevic, quiso que su vida, cuando ya solo le aguardaba la tranquilidad del jubilado, diera un giro de 360º grados. Un vendedor de un rastro parisino pone en contacto al coleccionista con el fotógrafo por la posible venta de unos discos de vinilo. La sorpresa de Stanisavljevic- que ha acabado convertido en su agente artístico- se produce cuando descubre que el vendedor de la colección de discos ha sido fotógrafo y que algunas de las fotografías de los vinilos fueron realizadas por él. Ante él se abría un impresionante tesoro fotográfico de los años sesenta, con una buena parte de material inédito, y protagonizado por las grandes leyendas de la década. Todos, con excepción de Jimi Hendrix y Bob Dylan, en algún momento se habían detenido delante del objetivo de Roger Kasparian.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)