Nuevas chapas: un largo camino

Empresas y sindicato en contra

En Montevideo circulan unos 3.000 automóviles con taxímetro. En muchos de ellos trabaja el titular del permiso y uno o dos empleados que ganan un porcentaje de la recaudación. En 2013, la Intendencia resolvió conceder 100 "chapas" o permisos que por diversos motivos habían quedado en desuso.

En principio, la gremial patronal del taxi y el sindicato se opusieron a la iniciativa; dijeron que el mercado se vería afectado por la medida.

La Intendencia siguió adelante con su plan y resolvió que algunas de las "chapas" serían destinadas a coches que funcionen a electricidad.

Para hacer atractiva la oferta, la comuna bajó a la mitad el precio del permiso y UTE aportó US$ 5.000 en electricidad para cada taxi y la instalación de los cargadores.

"Este es primer paso de un largo camino", dijo ayer el titular de la patronal del taxi Oscar Dourado quien recordó que la gremial que preside también está involucrada, como cliente final, del proyecto de la regasificadora, cuya obra principal está detenida. "Todo el mundo está buscando alternativas en materia de energía, el primer paso es muy importante", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)