MANO A MANO CON LA GENTE

Empresarios de Melo ignoran la visita de Vázquez y sus ministros

Los ministros atenderán a las organizaciones el domingo y el lunes llegará el presidente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Vázquez. Foto: Francisco Flores

Es el pueblo más chico de todo el Uruguay. En la localidad de Cerro Largo, Ramón Trigo apenas viven 150 personas, de acuerdo al último censo de 2011. Ese lugar fue el punto elegido por el presidente de la República, Tabaré Vázquez, para iniciar su segunda recorrida por el país con los Consejos de Ministros abiertos. Sin embargo el jefe de Estado recibirá el rechazo de parte de las organizaciones sociales y empresariales, que pretenden boicotear la actividad por considerarla un "acto político" en el que no hay interés del gobierno por solucionar la problemática de los habitantes de ese departamento.

Una de las primeras decisiones que adoptó Vázquez en 2015, cuando volvió al sillón presidencial, fue implementar las salidas del gobierno al interior del país.

Los primeros dos destinos visitados fueron Maldonado, y Cerro Largo. Ambos en menos de un mes, previo a las elecciones municipales de 2015.

En aquel momento el Frente Amplio temía perder la intendencia fernandina, y veía con expectativas lograr por primera vez un triunfo en Cerro Largo.

Sin embargo el partido de gobierno fue derrotado en ambos departamentos. Y la visita de Vázquez a ambas localidades fue interpretada por los dirigentes del Partido Nacional como una estrategia política para "apuntalar" a los dirigentes frenteamplistas locales.

A dos años de la visita del mandatario a Melo el gabinete entero vuelve a visitar Cerro Largo para repetir la actividad.

La dinámica será idéntica: el domingo está reservado para las entrevistas de los ministros con las diferentes organizaciones sociales, y empresariales, y el lunes en la mañana Vázquez preside la sesión del gabinete.

La diferencia es que para esta reunión los comerciantes y empresarios decidieron no agendar reuniones con los ministros e ignorar la presencia del gobierno nacional en su departamento. La decisión es en señal de protesta por entender que sus reclamos de hace dos años ni fueron atendidos, ni respondidos.

"Tómese como protesta o como se quiera, ya todos los del gobierno conocen nuestros reclamos", dijo a El País el presidente de la Sociedad Agropecuaria de Cerro Largo, Martín Uría.

Las dos principales gremiales de Melo entendieron que es una pérdida de tiempo volver a reunirse con el gobierno.

En la misma línea opinó el presidente del Centro de Comercial de Cerro Largo, Miguel Mestre. "Las principales instituciones productivas y empresariales de Cerro Largo no solicitarán audiencias con los ministros", dio a El País.

El empresario explicó que en la anterior reunión del gabinete trabajaron durante varios días para elaborar y presentar un informe serio, pero nunca recibieron respuestas.

"Elaboramos un informe que se lo hicimos llegar tanto al presidente como a los ministros y no nos dieron ni siquiera un gracias. Por otro lado la situación no ha variado demasiado en estos dos años. Y de última no estaría nada mal que las audiencias las solicitaran los ministros para saber lo que quieran saber", agregó.

El intendente arachán, Sergio Botana, fue uno de los protagonistas en la reunión del gabinete en 2015.

El dirigente blanco no estaba en su cargo de jefe departamental por la campaña electoral que terminó triunfador.

Su gestión fue fuertemente cuestionada por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, quien en conferencia de prensa dijo que la intendencia de Botana era la que menos había ejecutado gasto de todo el Uruguay.

El jerarca de gobierno presentó un informe para argumentar su afirmación, lo que desencadenó el enojo de Botana que lo fue a increpar por entender que se estaba entrometiendo en la campaña electoral.

"La otra vez me querían ganar la elección", dijo Botana a El País. Explicó que su gobierno está con una postura constructiva porque la situación económica del departamento es "muy comprometida".

Botana aclaró que su gobierno está para trabajar en conjunto con las autoridades nacionales para mejorar la situación económica. Pero recordó que el Ejecutivo no ha tomado ninguna medida por la problemática que se genera en la frontera con Brasil y que impacta directamente en los comercios locales.

Sobre el diferendo con el director de la OPP Botana aseguró que eso quedó en el pasado, y se debió a "cuestiones electorales". "Ahora tenemos que ponernos todos juntos a trabajar en la misma dirección".

Por otro lado, el diputado del Frente Amplio, Alfredo Fratti, dijo que le llamó la atención la decisión de los empresarios y comerciantes. "Es inédito, normalmente lo que ocurre es que las organizaciones sociales tienen dificultades para acceder a los ministros. Yo nunca había visto cosa igual", dijo a El País.

El diputado oficialista comentó que la expectativa de los vecinos es importante. "No todos los días viene el presidente con sus ministros al departamento. Y eso genera movimiento y expectativa", explicó.

La pagina web de Presidencia de la República publicó un artículo informando la cantidad de audiencias solicitadas.

"Al mediodía del viernes 7 de julio, había 110 solicitudes confirmadas", que serán atendidas el domingo 9 en Melo, Cerro Largo.

Un día después el jefe de Estado encabezará el acto donde de antemano aclara que solo aceptará preguntas y planteos de los vecinos y no de las organizaciones sociales.

El presidente destacará esta política que ha elegido institucionalizar como "Gobierno de cercanía".

Las Encuestas.

La estrategia de salir al interior del país y aumentar el contacto directo con la gente fue una política del presidente Vázquez para mejorar su imagen y aprobación de gestión en las encuestas de opinión pública. Según los estudios que maneja la Presidencia de la República, cada salida del mandatario reporta una mejora en los indicadores de aprobación.

Encuentros en territorio blanco.

La historia política del departamento está marcada por el Partido Nacional. Sin embargo en la pasada campaña los frenteamplistas se ilusionaron con un triunfo. Por eso la formula de Tabaré Vázquez y Raúl Sendic, programó varias recorridas por el departamento para buscar arengar a los votantes. Cada una fue contrarrestada con una similar de la formula blanca de Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga. Los dirigentes buscaban medir fuerzas. Previo a la elección nacional del 2014 Vázquez y Lacalle Pou coincidieron en el mismo hotel de Melo en dos oportunidades.

Incluso se hospedaron en el mismo piso. La relación entre ambos no era buena. Vázquez había quedado molesto con el blanco, cuando lo desafió a hacer "la bandera"; una demostración gimnástica que exigía una destreza física. Por eso el líder frenteamplista buscó evitar un encuentro con el blanco. Previo a la elección de octubre lo consiguió. Pero fue Sendic quien coincidió en el desayuno del hotel con Lacalle Pou. Ambos charlaron a solas unos minutos y acordaron "bajar la tensión" de la campaña. Unas semanas después las fórmulas se volvieron a cruzar. Lacalle Pou lo esperó en el mismo lugar. Casi dos horas aguardó en el lobby a Vázquez para saludarlo y fotografiarse con los medios locales. Aquella foto del siete de octubre de 2014 en el hotel de Melo entre el legislador blanco y el actual presidente es la única que se recuerda donde ambos se estrechan la mano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)