JUAN CASTILLO

Empleados del cambio: situación "de terror"

Cambio "Nelson" tenía 99 trabajadores, que trabajaban en 11 sucursales distribuidas en seis departamentos que no estaban sindicalizados y que quedaron en situación muy vulnerable.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El 2015 fue muy duro porque hubo muchos más conflictos que en otros años"; dijo.

Juan Castillo, director de Trabajo, dijo a El País que "estamos frente a un problema; no tienen organización sindical y por lo tanto no tienen un interlocutor; tienen exactamente los mismos derechos (que otros trabajadores) pero todo es más difícil".

Hace unos días se presentaron en el Ministerio de Trabajo dos abogados que entregaron un escrito en el que decían representar a 20 trabajadores que reclaman créditos laborales, contó Castillo. "Lo más inmediato que reclamaban era agilitar el derecho al seguro de paro hasta que no se dilucide el tema de fondo. Pusimos en alerta al BPS y guiamos a los trabajadores hasta ahí", señaló. Pero la situación es complicada porque "se dieron cuenta que algunos no tenían la cantidad de años aportados que ellos decían que habían trabajado y otros no tenían todos los días del mes cubiertos con aportes porque figuraban con faltas y con licencias cuando esto no era así". "Si se comprueba que esto era así, es otro problema que acrecienta el drama de los trabajadores. Hay trabajadores que de la noche a la mañana se han quedado sin empresa y sin empresario", comentó Castillo.

A esto se suma que a algunos de los empleados no se les entregaba recibo de sueldos. "La situación que describieron los trabajadores que vinieron acá es de terror", aseguró Castillo. "Yo les dije que es una pena que no tuvieran organización sindical porque hubiese sido más fácil para tener un interlocutor y me decían: director, si firmábamos la afiliación al sindicato por un lado teníamos que firmar el despido por el otro porque era una condición prácticamente sine qua non", señaló Castillo. Por lo tanto, si los trabajadores reclaman tendrán que ir a una negociación individual y no a una colectiva. Por ahora, la situación de los trabajadores está en la órbita del BPS.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo que le llamaba la atención el "silencio" del sistema político sobre el "caso Sanabria". El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, había hecho comentarios en el mismo sentido. El cambio "Nelson" avisó antes de Carnaval que cerraba por una "reorganización" pero nunca reabrió y su dueño desapareció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)