EN PAYSANDÚ

Empleado de institución que atiende a discapacitados procesado por abuso

El hombre fue denunciado por abusar de dos jóvenes que concurrían a la institución que atiende a discapacitados.

El hombre tiene 61 años y trabajaba en una institución que atiende a jóvenes y niños con discapacidades en el departamentos de Paysandú.

Según informa El Telégrafo, este hombre fue procesado con prisión por un delito de atentado violento al pudor y se sigue con las averiguaciones, ya que se comprobó su responsabilidad en delitos de abuso en perjuicio de al menos dos alumnas del centro.

Se trata de un centro al que concurren niños, adolescentes y adultos con dificultades motrices e intelectuales. Además de diversas clases en este centro se les brinda terapias relacionadas con huerta, así como también equinoterapia.

Una de las víctimas dijo a El Telégrafo que hay molestia con la institución 
“porque se dijo lo que pasaba y no se tomó ningún recaudo. Es más, el trabajador siguió yendo y estando en contacto con otros alumnos”.

“Se debería investigar más porque también hay otros involucrados que tienen que caer. Uno deja su familiar en un lugar donde se supone va a ser atendido correctamente y que pasen estas cosas es lamentable. Ojalá que la justicia vaya más allá y que también el Inau proceda como corresponde”, dijo uno de los familiares al medio sanducero.

La primera denuncia fue realizada en febrero de este año: “A ella le encantaba ir todos los días al instituto pero de un momento a otro empezó a tener un comportamiento diferente y nos pedía que no la lleváramos. Eso nos llamó la atención y empezamos a preguntarle por qué”, contó la madre de una de las víctimas.

La adolescente “no se animaba a contar, le daba pudor y también le causaba dolor. Un día empezó a decirnos que un el cuidador de los caballos la llevaba a un galpón, la besaba y la tocaba”, dijo.

Y continuó diciendo que "pasamos a instancia penal, la vieron el psicólogo y el forense, pero no pasó más nada. Desde la dirección nunca se nos preguntó siquiera por qué ella no iba más a clases. Nunca llamaron para saber cómo estaba ni nada”.

Esta denuncia permitió que salieran a la luz otros casos similares y se siguió investigando, hasta que la Justicia confirmó que el empleado de 61 años había cometido abusos al menos a dos jóvenes del centro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)