Inversiones vitales para la vida humana

Emisor para limpiar la bahía

Se trata de la más importante obra de saneamiento en Montevideo en tres décadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La primera etapa sería lanzada al río cuando el clima sea adecuado. Foto: A. Colmegna.

A fines del año 2016 o en los primeros meses de 2017, el saneamiento del oeste de Montevideo y varias ciudades de Canelones (Las Piedras, La Paz y Progreso) desagotará a dos kilómetros de la costa, fuera de la bahía.

Para eso se está construyendo el Emisor Subacuático de Punta Yeguas, una obra que costará aproximadamente US$ 42 millones, que se pagarán con un crédito aportado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con un plazo de 25 años.

Los técnicos de la Intendencia de Montevideo aseguran que es una de las obras más importantes en la historia del saneamiento de la ciudad, similar a la del colector de Punta Carretas, en la zona de la Punta Brava.

En la mañana de ayer, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, y el representante del BID en Uruguay, Juan José Taccone, recorrieron la obra junto a un grupo de técnicos de las empresas que están construyendo el emisor.

Martínez afirmó que de esta forma "toda la zona oeste y parte del centro-norte de la ciudad pasarán a tener un emisor que permitirá evacuar, previo tratamiento, todas las aguas servidas hasta un punto en que las corrientes marinas las alejan de las costas y de esa forma se minimiza el impacto ambiental".

Aseguró que con el emisor los desechos terminarán "diluyéndose en el gran Río de la Plata" lo que permitirá "evitar la contaminación por actividad humana en costas y playas".

El intendente reconoció un atraso en la construcción de seis plantas de bombeo que estaban en manos de una empresa española que quebró. En la actualidad esas obras están siendo nuevamente licitadas, dijo.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Obra.

Los trabajos forman parte de la cuarta etapa del llamado "Segundo Paquete de Obras del Programa de Saneamiento Urbano de la Ciudad de Montevideo". Para poder concretar la obra hubo que traer materiales y equipos desde distintos países, entre ellos España y Chile.

Los 2.105 metros que tendrá el emisor subacuático se construirán con tubos de polietileno de alta densidad. Cada uno pesa tres toneladas, mide 12 metros de largo y tiene 62 milímetros de espesor. Debieron ser transportados por tierra desde Chile.

El ingeniero Ángel Pulido, country manager de la empresa española Aqualia, quien junto a la firma uruguaya Espina llevan adelante la obra, explicó a El País cómo se desarrolla el ingreso de los tubos hacia el río. El proceso implica que cada uno de los caños formará, a su vez, varias etapas de entre 250 y 300 metros.

"Una máquina ejecuta una soldadura por termofusión, se le colocan los lastres y avanza otro tramo. Cuando está terminado se le coloca una brida, se hace una prueba de presión y una vez que está todo controlado, un barco lo arrastra al río y así comienza el proceso de fondeo. Queremos fondear el primer tramo antes de la Semana de Turismo para entrar bien en el cronograma, no pasaría nada si lo hacemos después. La realidad es que no vamos a fondear cuando queramos sino cuando nos deje el clima", dijo Pulido.

Sobre la costa de Punta Yeguas se están realizando detonaciones en la roca para la construcción de la denominada "zona de aguas controladas", un espacio que permitirá concretar la introducción en el río de los tramos de tuberías.

Buque.

Los trabajos de movimiento de tierras y posterior fondeo del emisor cuentan con el apoyo técnico de un buque especialmente construido para este tipo de tareas.

"Es un barco multifunción, un gánguil (pontón) con la peculiaridad de que lleva una máquina de excavación encima. En otros casos se precisan otras embarcaciones de apoyo, en este caso este barco hace prácticamente todo. Hay cuatro de estos en todo el mundo, dos de ellos son españoles. Vino hasta Montevideo navegando, tardó 26 días desde Ferrol (La Coruña); hizo una parada técnica en Brasil para repostar combustible", aseveró Pulido.

Estudio.

Pulido está seguro de que el emisario subacuático de Punta Yeguas será analizado por especialistas y académicos del mundo entero. Las dimensiones del tubo principal y las condiciones climáticas del Río de la Plata hacen que se trate de un trabajo único.

"Una vez que se instale, este emisario estará en varias conferencias y seminarios porque por lo general estas obras se hacen en tramos fluviales con poco movimiento o en el mar con corrientes controladas, pero al ser esto un estuario, y con un clima especial que puede cambiar hasta dos veces en el día y que cambia la dirección de la corriente, hace que las maniobras de fondeo sean muy complicadas", dijo Pulido.

El profesional subrayó que, además, hay que agregar que "en las aguas del Río de la Plata la visibilidad es nula por lo que todo el apoyo de los buzos es a tientas, daría lo mismo que llevaran un venda en los ojos".

Compromiso.

El intendente Daniel Martínez aseguró que una vez culminada la obra, gran parte de la capital quedará con cobertura de saneamiento.

"Cada uno de los vecinos de la zona oeste deberá ir enganchando sus cañerías. Todo esto es un salto cualitativo descomunal, salvo una zona de Santa Catalina, para la que se deberá hacer alguna obra y estudiar un reasentamiento, todo el oeste de Montevideo quedará en condiciones óptimas", dijo.

El proyecto original presentado ante el BID afirmaba que los vecinos rellenarán los pozos negros luego de conectarse al nuevo colector.

Aporte.

El financiamiento de la obra del emisario incluye una inversión del BID con aportes nacionales. En tal sentido, Taccone subrayó que esta obra es la inversión más alta que ha realizado el BID en los distintos programas de saneamiento que la organización internacional realizó en Uruguay.

El funcionario destacó que el emisor de Punta Yeguas aportará a "la salud de los uruguayos y el beneficio que representa tener este tipo de descargas en zonas no dañinas para la población".

Semanas atrás, el BID firmó un acuerdo con la Corporación Vial del Uruguay para atender el mantenimiento de carreteras de una parte de la concesión que tiene a su cargo la organización. En materia de energía, el Banco financió la central de Punta del Tigre por un monto de US$ 200 millones. A esto se agrega el aporte para los distintos parques de aerogeneradores: la inversión ha sido de unos US$ 500 millones, dijo Taccone.

Será usado por parte de Montevideo y Canelones.

Como si fuera un tren, los tramos del emisor ingresarán al agua del Río de la Plata hasta completar los 2.105 metros de largo. Allí depositarán el saneamiento urbano de todo el oeste de Montevideo y de las ciudades canarias de Las Piedras, Progreso y La Paz. El objetivo estratégico es quitar el saneamiento de la bahía de Montevideo y así evitar la contaminación las playas. Los técnicos han debido sortear los efectos climáticos adversos y las condiciones oscuras de las aguas. Se estima que la obra finalizará a fines de este año o a principios del 2017.

Ofertaron dos firmas y otra se "bajó".

En junio de 2012 el consorcio Espina Aqualia ofertó un precio de US$ 19.129.088 más 14.074.017 euros y $ 160. 764.561. Todo esto, sumado a un Monto Imponible de $ 45.801.301. En resumen, la cotización de este grupo inversor español que está realizando la obra fue de unos US$ 47 millones.

Un segundo grupo, Bos-kalis Internacional B.V. ofreció ejecutar la megaobra por $ 1.183.129.000, más un Monto Imponible de $ 35.128.406. En total, la cotización de esta firma holandesa fue de unos US$ 60 millones.

Por último, un tercer inversor, Belfi S.A., descartó el negocio por "riesgoso". En ese entonces, fuentes de la empresa Belfi S.A. dijeron a El País que la Intendencia requirió en el pliego la construcción de un caño de acero recubierto en hormigón difícil de sujetar por su rigidez en una zona en la que hay sudestadas y en la que también se encuentra un canal marítimo por el que navegan embarcaciones. De haberse pensado en un caño de polietileno, la introducción del mismo al río hubiese sido mucho más fácil, explicaron las fuentes.

Belfi S.A. ya tenía en marcha un emprendimiento en Punta del Este y otro en Colonia, más específicamente en el puerto de Conchillas, en la construcción de la toma y descarga de la planta de celulosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)