PREOCUPACIÓN

Embarazo adolescente llega al 17% en barrios más pobres

Casavalle muestra peores cifras, mientras que en Pocitos y Carrasco es 0%

El embarazo adolescente es un problema que afecta a Uruguay, que no logra bajar las tasas, y sobre todo tiene incidencia en los barrios más pobres. La tasa de fecundidad de jóvenes es de 62,5 cada mil (esto incluye la brecha de 10 a 14 años: que es de 1,49 cada mil; y la de 15 a 19 años: de 61,01 por mil).

Así se señala en un informe presentado ayer por el Ministerio de Salud Pública (MSP). Aunque los niveles "son considerados altos", el promedio de América Latina y el Caribe es mayor, pues se sitúa en 70 por cada mil.

Del total de 106.5697 mujeres adolescentes entre 15 y 19 años que hay en Uruguay (el informe fue hecho con datos de 2013 y 2014), el estudio advierte que 9.773 fueron madres, lo cual representa un 9,2% del total (7,2% en Montevideo y 10,7% en el interior).

La cifra es "levemente inferior" a la calculada en 2008, de 10,4% para todo el país.

Sin embargo, el trabajo sostiene que "en la actualidad no se observa una tendencia al descenso sino que, por el contrario, se constata un piso resistente a la baja".

Pobres.

El informe "Maternidad en adolescentes y desigualdad social en Uruguay" señala que en "los barrios del cinturón de la ciudad, donde se concentran los hogares con peores niveles de bienestar (NBI, con un rango de variación entre 28% y 60%), alcanzan los mayores porcentajes de adolescentes madres". En tanto, en "los barrios que se encuentran en la costa de la capital y alcanzan mejores niveles de vida (NBS, 92%) presentan porcentajes muy inferiores".

Como ejemplo se señala que en Casavalle las adolescentes que son madres alcanzan al 17% de las jóvenes que residen allí. En Bañados de Carrasco es del 15%, en Punta de Rieles de 14%, en Villa García Manga Rural del 13% y en Piedras Blancas también de 13%. En los barrios de la costa Este de Montevideo, como Carrasco, Pocitos o Punta Gorda, estas cifras oscilan entre el 0% y el 0,9%.

"Es de destacar que entre las adolescentes que tuvieron un solo hijo, el 67% de ellas residen en el interior y entre las que tuvieron dos hijos este porcentaje es de 57%", añade el estudio.

Sobre las edades de las jóvenes, el trabajo señala que "la maternidad en adolescentes, muestra que la mayor incidencia es entre las edades de 17 a 19 años (11,6%)". Y añade: "Un dato relevante es el hecho de que una tercera parte de las jóvenes entre 20 y 24 años ya han realizado la transición a la maternidad".

Zonas.

Casavalle, el barrio que tiene la mayor cantidad de jóvenes madres, es también el que registra el mayor porcentaje de personas con Necesidades Básicas Insatisfechas. Éste está en un 60%, según los datos que se desprenden del último censo, del año 2001. Además, es el barrio que concentra los asentamientos irregulares con mayores índices de pobreza.

El porcentaje de adolescentes madres en Casavalle es de 17%, pero hay zonas del barrio en las que esta cifra asciende al 22%.

En Casavalle el 42% de las mujeres entre 15 y 19 años con al menos un hijo logró primaria completa como máximo nivel de educación alcanzado.

Educación.

Ser madres en la adolescencia en la mayoría de los casos un impedimento para terminar los estudios secundarios. "La dimensión educativa se puede complementar analizando los años acumulados de educación por parte de las mujeres mayores de 18 años según condición de maternidad.

Mientras que entre las jóvenes de 18 a 24 años que no fueron madres, 45% alcanzó más de 12 años de educación y 43% culminó bachillerato, entre las madres estos porcentajes son 3,8% y 27,5% respectivamente", advierte el trabajo.

La maternidad temprana no implica diferencias sustanciales en cuanto a la inserción al mercado laboral. "Mientras dos de cada diez mujeres adolescentes entre 15 y 19 años busca empleo o trabaja, las restantes no tienen ni buscan participar activamente en el mercado laboral", señala el informe.

En tanto, "del total de mujeres entre 15 y 24 años que fueron madres, un 57% no estudia ni trabaja o busca hacerlo, mientras que entre quienes no fueron madres ese guarismo se reduce al 9%".

Según el informe "este dato revela el profundo aislamiento de los ámbitos de socialización de la mayoría de las jóvenes madres en estas edades. Implica que tienen su libertad cercenada y carencia total de ejercicio de ciudadanía. Esto compromete sus desempeños más allá de la maternidad y contribuye a la reproducción de la pobreza".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)