frente amplio

Elecciones del FA: votó un 46% menos, pero se celebró resultado

Unas 92.000 personas concurrieron a las urnas; el escrutinio comenzará el fin de semana que viene.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La dirigencia oficialista quedó satisfecha con el resultado. Foto: M. Bonjour

Pese a que la cantidad de votantes que participó en la elección de un nuevo presidente del Frente Amplio cayó un 46% con respecto a la anterior realizada en 2012, la dirigencia oficialista reaccionó con moderada satisfacción a la cifra de participantes en la instancia de ayer, que a las 18:30 rondaba los 92.000. Se debió extender el horario de votación porque en algunos circuitos había cola de votantes cuando llegaron las 19, hora a la que estaba previsto el cierre. 

Uno de los candidatos, Roberto Conde, lo graficó así: 100.000 era el "techo" que se había puesto como meta el Frente Amplio y con 70.000 se hubiese ingresado en "zona de riesgo". De todas formas, lo cierto es que la cantidad de participantes sigue cayendo en estas votaciones. Cuando Tabaré Vázquez fue electo presidente del Frente Amplio sufragaron unas 250.000 personas, en 2006 cuando era titular del Frente Amplio, Jorge Brovetto y se eligieron los órganos de dirección lo hicieron 222.795, y en 2012 participaron 170.000 que eligieron a la hoy senadora socialista Mónica Xavier (lo que representó una caída del 23%).

El clima en "La huella de Seregni", donde el Frente Amplio informó de los resultados, era de cierta satisfacción, e incluso luego de que el dirigente comunista Daniel Marsiglia informó de la cantidad de gente que había votado, los dirigentes y algunos militantes aplaudieron y corearon "soy del Frente, soy del Frente", brevemente.

El fin de semana próximo comenzarán los escrutinios, y para el 10 de septiembre está prevista la proclamación de los candidatos electos. Hasta última hora de ayer ingresaron al local partidario las urnas plásticas naranjas que eran recibidas con aplausos.

El escrutinio demorará, entre otros motivos, porque había circuitos instalados en Brasil, Argentina, España, México, Canadá, Suecia, Francia, Australia y Estados Unidos, explicó a El País Marsiglia.

Cinco mil militantes participaron de la organización de las elecciones. Marsiglia consideró que la cantidad de sufragantes fue importante tanto en Montevideo como en el interior porque había "un contexto totalmente distinto" que en otras elecciones, y porque no se puede esperar "una traslación mecánica" del número de votantes de una instancia a otra.

En tanto, para el senador Rafael Michelini "es impresionante la votación y no sé si no llegamos a los 99.000" (que es el número de lista de su sector el Nuevo Espacio). "Valió la pena la movida", reflexionó. Javier Miranda, uno de los candidatos a presidente, insistió en que habían ido a votar más frentistas de lo que esperaba, en tanto el exsenador Enrique Rubio consideró que los resultados eran "dignos".

El vicepresidente Raúl Sendic escribió un mensaje en Twitter: "La militancia se puso una vez más al hombro la herramienta del cambio redoblando la esperanza".

La única integrante del gabinete ministerial a la que se pudo ver ayer en el local frentista fue a la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León. También estuvieron la senadora Lucía Topolansky, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, el director de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, Michelini, los diputados Daniel Caggiani, Alfredo Asti, Luis Puig y Felipe Carballo, y los senadores Daniela Payssé, Marcos Otegui, Leonardo de León y Mónica Xavier.

Los cuatro candidatos a la presidencia del Frente Amplio (todos fueron al local) se preocuparon de mostrar buena sintonía entre ellos. Alejandro Sánchez, dijo en tono amistoso a su competidor Javier Miranda, "dale, loco, dale", cuando este se demoraba en colocarse detrás de Marsiglia, que se aprestaba a anunciar la cantidad de votantes. Luego se dio un abrazo con Conde, que le dijo "un gustazo, vamos a hacer muchas cosas juntos". Y Sánchez complementó: "no es el primer abrazo que nos damos". Mientras tanto, José Bayardi decía que todos los candidatos eran "buenos".

Interior.

El interior del país reflejó la misma realidad que Montevideo en cuanto a una baja en la votación. La elección de ayer concitó entre un 30% y un 60% menos de votantes que las realizadas en 2012.

En Maldonado, 5.050 ciudadanos concurrieron a votar, un 36% menos que en 2012 cuando hubo 7.700 votos. Los candidatos locales fueron el socialista Rafael Meilán, el comunista Heber Núñez y la exintendente Susana Hernández de la Alianza Progresista. Más allá de la puja de candidatos y sus respectivos sectores, la interna del partido oficialista estuvo marcada por la puja por el poder local entre los diputados Darío Pérez y Óscar de los Santos. En el caso de Maldonado, el triunfo de uno u otro dirigente generará un nuevo clima político entre el Frente Amplio y la administración del intendente Enrique Antía. Si Darío Pérez se impone obteniendo la presidencia y la mayoría en la Mesa Política, es seguro que la administración blanca podrá obtener los seis ediles de la oposición que necesita para habilitar un préstamo a largo plazo que permita mejorar las cuentas de la Intendencia. Un resultado a favor de De los Santos generará una mayor brecha entre ambas colectividades.

En Salto votaron 4.200 personas, 45% menos que en la elección anterior. En tanto, en Durazno votaron 1.016 personas, cerca de un 65% del registro que se obtuvo en 2012. "Se votó por encima de las expectativas que manejábamos a nivel departamental", dijo a El País el diputado Martín Tierno (MPP). En los últimos días se esperaba en este departamento una puja electoral pareja, en medio de un clima que inicialmente se había caracterizado por la tranquilidad y poca efervescencia electoral a nivel de los sectores, pero que en la última semana y media empezó a despertar mayor interés. Los candidatos locales fueron Raúl Licandro y Javier Niche, y hubo un total de ocho mesas y dos circuitos móviles que abarcarcaron todo el departamento.

En Cerro Largo votaron unas 2.000 personas. Esto representó una merma bastante apreciable respecto a la elección previa.

El Plenario: un órgano que influye en el gobierno

En la elección interna de ayer del Frente Amplio también se votaba el Plenario de la coalición de gobierno que está compuesto por 176 miembros, de los cuales 85 son representantes de los sectores políticos, 85 de las bases y seis son "personalidades" adherentes.

El Plenario toma decisiones importantes. El año pasado su posición contraria al TISA (acuerdo multilateral para la liberalización del comercio de servicios) llevó al presidente Tabaré Vázquez a retirar al país de las tratativas. Luego tomó una polémica decisión de respaldo al vicepresidente Raúl Sendic tras las críticas que recibió por haber sostenido que tenía un título universitario de licenciado que en realidad no tenía. También deberá definir si la reforma constitucional que algunos sectores del Frente Amplio proponen se impulsará mediante una Asamblea Constituyente. No se esperan grandes cambios en la composición del Plenario que seguiría controlado por los sectores con más "aparato" militante, como el Partido Comunista, el Socialista y el Movimiento de Participación Popular (que con 17 integrantes es el sector político más representado en el organismo). El Plenario tiene 41 integrantes representantes de las bases de Montevideo, idéntica cantidad del interior del país y tres que representan a uruguayos radicados en el exterior. Los sectores "moderados" casi no tienen delegados de base.

Sánchez: nadie hace lo del FA

El diputado Alejandro "Pacha" Sánchez que era postulado a la presidencia por el Movimiento de Participación Popular (MPP), luego de votar por la mañana en el comité "18 de Mayo" aprovechó para disparar contra la oposición. "Yo no sé cuántos votos van a haber hoy. Lo que es seguro es que del otro lado hay cero. Tenemos un problema y es que no tenemos con quién compararnos porque nunca hacen una elección de esta naturaleza", sostuvo. Sánchez señaló que el Frente Amplio "es una herramienta maravillosa que creó el pueblo uruguayo" que "hizo posible muchos cambios", y llamó a los "incrédulos, molestos, críticos" a que "vengan a cambiar el Frente Amplio" y a "apostar al futuro".

Conde: buscar que el FA siga

Roberto Conde, exlegislador por el Partido Socialista (que abandonó) y exvicecanciller, dijo que "gane quien gane se trabajará para tener un FA mejor" y que tiene "confianza de que el FA entrará este lunes en una fase de su vida política con más capacidad de movilización, más lucha. Vamos a poner un rumbo definitivo hacia 2019 para garantizar la construcción día a día de las fortalezas que garanticen la continuidad de nuestro proyecto progresista en el Uruguay". Conde dijo que a los candidatos se les pide "mucha autocrítica, algo que hemos recibido bien", y un Frente Amplio "más cercano a la gente". "Hemos leído todos los mensajes que nos han mandado, que han sido muchos", señaló.

Miranda: recorrer más el país

Javier Miranda, que tiene el respaldo del "astorismo", dijo que "hay un montón de votantes frenteamplistas que sin duda están incómodos" y que se debe analizar cómo "traducir" ese descontento para que no resulte en "quedarse en la casa y nada, te quedaste en casa y punto. Se debe buscar transformarlo en acción y una apuesta a cambiar algo. En el interior hay un reclamo que estoy dispuesto a apoyar a muerte y es: estén más". El tema de la participación ha sido el reclamo principal. Un desafío grande que tenemos es volver a recorrer el país entero, el interior y el interior del interior, salir del área metropolitana. Hay una mecánica que lo ha volcado al FA muy al área metropolitana", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)