Sociedad de Psiquiatría advierte consumidores cada vez más jóvenes

Efectos: depresión, paranoia y fracaso

Trastornos hormonales, efectos cancerígenos, cuadros depresivos y persecutorios y desinterés. Estos son algunos efectos que genera la marihuana, según psiquiatras que trabajan con adictos consultados por El País.

"Cuando hay consumo de marihuana en niños y adolescentes esto se relaciona mucho con el fracaso escolar y liceal. Se genera una gran apatía, un desinterés. Esto tiene que ver con el consumo habitual y reiterado, no es para los que consumen un cigarro de marihuana por mes", aclaró la presidenta de la Sociedad de Psiquiatría del Uruguay (SPU), Cecilia Idiarte Borda. También advirtió que el consumo temprano "puede inducir en jóvenes con episodios psicóticos agudos, adelantando los procesos".

La especialista sostuvo que cada vez se ven más pacientes que empiezan tempranamente a consumir marihuana. "Se ve hasta en niños de 10 años", manifestó. Y añadió que "cuanto a más temprana edad se inicia el consumo, mayor posibilidad de dependencia existe".

Para Idiarte Borda uno de los problemas en los que puede recaer la ley es que se puede generar una disminución de la percepción de riesgo, que haga que el consumo crezca aún más en los consumidores de menos edad.

GN29707C



Esta también es la principal preocupación de su colega y director del Centro Izcali, una comunidad terapéutica para el tratamiento y la rehabilitación de las adicciones, Fredy da Silva. Este sostuvo que "hay estudios claros a nivel mundial que demuestran que los jóvenes que consumen marihuana son los que tienen mayores porcentajes de abandono escolar".

Mientras Idiarte Borda señala que no hay posición tomada sobre la ley desde la SPU, Da Silva advierte tener una opinión negativa sobre la misma. El psiquiatra definió el proyecto como "una vergüenza" y sostuvo que "no es ético experimentar con los jóvenes como si fueran conejillos de indias para ver si se le puede dar un golpe al narcotráfico".

Efectos en adultos.

Aunque se repiten cuadros similares que en los consumidores de corta edad, los expertos advierten que las consecuencias puede ser peores.

"Es bueno analizar qué efectos sienten los consumidores. La respuesta es una sensación de bienestar y placer. Pero los efectos adversos son: falta en la concentración, falta de reflejos, falta de coordinación. Esto, luego, a la hora de trabajar o de manejar, puede tener graves consecuencias", señaló Idiarte Borda.

Por su parte, Da Silva citó un estudio reciente que señaló que en el Estado norteamericano de Colorado aumentaron un 114% los accidentes de tránsito desde que se legalizó el consumo de marihuana para uso recreativo. "Datos como estos pueden verse en todos lados", señaló el experto.

La presidenta de la SPU advirtió que también se va a tener que controlar a trabajadores como los de la construcción, para que no lleguen a sus puestos "después de consumir, pues eso puede traer consecuencias". Y sostuvo: "se va a tener que generar un control como se hizo antes con el alcohol".

Puerta de entrada.

Aunque ambos especialistas sostuvieron que no se puede asegurar que la marihuana sea la puerta de entrada para el consumo de otras sustancias, sí señalaron que la gran mayoría de los pacientes que atienden por consumir otras drogas, empezaron por la marihuana.

"Una que ve muchos pacientes por día o por semana, se da cuenta de que los consumidores de otros tipos de sustancia empezaron por la marihuana", advirtió Idiarte Borda. Sin embargo, aclaró: "esto no quiere decir que todos los consumidores de marihuana vayan a pasarse luego a otras drogas".

Por su parte, Da Silva, señaló: "trabajo hace 34 años en esto, de ocho de la mañana a diez de la noche, y conozco muchísima gente que trabaja en esto en toda América, y nunca nadie conoce a alguien que haya empezando con la cocaína. Para eso previamente se toma alcohol, después marihuana y de ahí para adelante. El fenómeno de la escalada está recontra comprobado. Sí, hay gente que lo hace y gente que no lo hace".

Canje por pasta base.

El jerarca de este instituto de tratamiento residencial de adictos a sustancias psicoactivas Izcali, que trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud Pública (MSP), con quien tiene firmado un convenio, sostuvo que la ley para regular la marihuana equivale a "querer luchar contra el contrabando vendiendo bombones en la feria".

Da Silva advirtió que ya pudo percibir en "muchos pacientes" suyos, tratados por el consumo de pasta base, la intención de anotarse en el registro para comprar marihuana legal para luego canjearla en las bocas por la droga que ellos prefieren.

"Es claro que lo que va a pasar es que van a retirar la marihuana y en las bocas la van a canjear por pasta base o por otra droga", añadió.

Además, advirtió que es "una locura" pensar que se podrá regular el mercado poniendo límites a los usuarios que se registren. "Acá la cosa va ser así: la primera te la va a dar el Estado, pero la segunda se la van a seguir comprando a los narcotraficantes. Nadie va a ir a pedir dos veces para que luego lo fichen como que tiene un uso problemático de la sustancia", precisó.

También sostuvo que según los estudios hechos en Uruguay, el 52% de los consumidores de marihuana es menor de edad y que por eso "el otro 48% la va a compartir con los de menos edad y se les va a terminar enseguida".

En tanto, Idiarte Borda advierte que es imposible predecir si los consumidores van a vender la marihuana para comprar otras drogas, al tiempo que dice dudar de la eficacia de la ley en el sentido de que no cree que los consumidores vayan a registrarse de manera masiva. "Tengo pacientes que ya me dijeron que no lo van a hacer", precisó.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.