Tras un asalto, les dispararon seis tiros en Punta de Rieles

Efectivos de la Guardia Republicana se salvan de milagro

"Sentí como las balas pasaban silbando cerca. El delincuente me tiró a tres metros de distancia". Así resumió ayer uno de los efectivos de la Guardia Republicana una persecución a un asaltante que intentó rapiñar al conductor de una moto en el cruce de Camino Maldonado y Oncativo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Efectivos de la Policía apoyados por la Guardia Republicana capturaron ayer al acusado.

Según testigos del incidente, los disparos fueron seis: cuatro tiró uno de los rapiñeros que fugó en una moto y otros dos el que, posteriormente, fue capturado por los dos agentes de la Guardia Republicana.

A las 20 horas del viernes 15, un motonetista circulaba por Camino Maldonado. Cruzó a dos sujetos en moto y cuando el semáforo quedó en rojo, se dijo que había cometido un enorme error. Los dos sujetos, aprovechando la detención del conductor de la moto, extrajeron dos armas y le exigieron la entrega del vehículo.

A poca distancia, detrás de un ómnibus, dos policías de la Guardia Republicana, que también circulaban en moto, escucharon los gritos de la víctima. "Alto, Policía", gritaron. Uno de los sujetos se subió a su moto mientras disparaba a los uniformados. Su cómplice corrió. Con las armas desenfundadas, los dos efectivos de la Guardia Republicana persiguieron al rapiñero. Éste le efectuó disparos con un revólver Colt, similar a los usados en el Lejano Oeste.

En el juzgado, los policías dijeron que no pudieron responder a los tiros porque habían personas detenidas por el semáforo.

La víctima dijo que los dos asaltantes actuaron en forma muy violenta.

El fiscal del caso Gustavo Zubía solicitó el procesamiento con prisión del rapiñero detenido por el delito de tentativa de homicidio muy especialmente agravado. Fundamentó su solicitud porque usó un arma calibre 38, los múltiples disparos fueron a corta distancia y hubo una intención de impactar en el cuerpo de los policías (intentio necandi). Es decir, fue obvia la intención del delincuente de dar muerte a los policías.

Zubía destacó que persecuciones similares costaron la vida de muchos policías.

El juez penal Huberto Álvarez resolverá a corto plazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)