GOBIERNO DICE QUE ESTÁ ADOPTANDO MEDIDAS; EN 2013 HUBO 23 PROCESADOS

EE.UU alerta a Uruguay por delitos migratorios sin resolver

Estados Unidos acusó a Uruguay de no cumplir las normas para eliminar la trata de personas. Mientras el gobierno asegura que se está logrando aplacar el delito, preocupa la explotación de dominicanos y chinos.

Ley de Migración fue aprobada en 2007 y la Justicia e Interior siguen aceitando mecanismos.

GABRIELA CORTIZASsáb jul 26 2014

"Uruguay es un país de origen de trata de mujeres y menores con fines sexuales y, en menor medida, un país de tránsito y destino para hombres, mujeres y niños explotados en tareas de trabajo forzoso y trata con fines sexuales", dice el Informe sobre Tráfico de Personas 2014 del gobierno de Estados Unidos divulgado este mes.

Desde el Ministerio del Interior, sin embargo, destacan los logros obtenidos para eliminar el tráfico y la trata de personas, tras la aplicación de la Ley Nº 18.250 en diciembre de 2007.

"Después de la creación de la ley y la creación de los juzgados y de las unidades que trabajan estos tipos de delitos, creo que se ha mejorado mucho lo que es la atención a las víctimas de trato y de trata", opina Yony Mezquita, encargado del Departamento de Vigilancia de Crimen Organizado.

Durante 2013, hubo 23 procesamientos por tráfico de personas en el marco de la investigación de cinco casos, cuatro en Montevideo y uno en Salto. Este año hubo otro procesado por tráfico también en Salto, frontera con Argentina.

"Da la sensación de que Uruguay se preocupa de la problemática y tiene soluciones eficaces para combatirlo", opinó en este sentido el fiscal de Crimen Organizado, Juan Gómez. "La tranquilidad la da el hecho de que en los últimos meses hubo investigaciones que culminaron con éxito".

"Pensar que acá no pasa es una cosa absurda", opinó alarmada Sandra Fleitas, fiscal de Treinta y Tres y autora del libro Delitos Migratorios, Tráfico de Personas y Trata de Personas.

"Son actividades sumamente rentables. Las cifras son astronómicas", explicó. Según el libro, el tráfico de personas es el tercer delito más redituable después del narcotráfico y la venta ilegal de armas.

Estados Unidos, sin embargo, criticó en su informe que el gobierno no haya dado muestras de aumentar la presión sobre estas redes delictivas. "Por lo tanto, Uruguay se ubica en la lista de vigilancia de nivel 2 por segundo año consecutivo", dice.

Investigación.

Mezquita aseguró que, por ejemplo, se presta mayor atención al arribo masivo de pasajeros de un mismo país y que hay orígenes recurrentes, como República Dominicana y China.

"Si a las autoridades migratorias o las otras dependencias policiales les genera una alerta, ahí se hace hincapié", explicó.

"En general se trata de movimientos sociales. Son movimientos de gente que viene a buscar trabajo. No todos los dominicanos son víctimas de trata o tráfico", aclaró.

Mezquita se refiere a esta nacionalidad debido al reciente descubrimiento de varias redes de trata sexual y tráfico de dominicanos en el interior del país. El caso más reciente es el procesamiento de seis personas por el delito de tráfico en Salto, el 2 de julio. Un mes antes, el 8 de junio, tres personas habían sido procesadas por encerrar a cuatro dominicanas en una whiskería de Melo.

Según Mezquita, estos casos no representan un incremento del número de delitos de trata o tráfico sino que se deben a mecanismos aceitados de control.

"Ninguna investigación es fácil y muchas veces se debe a que no hay conciencia en la población y no se ve este tipo de delito. Es un delito difícil de percibir".

Explicó, además, que una red de trata o tráfico nunca está compuesta por una o dos personas. Se necesita a alguien que atraiga a las víctimas, quien las traslade, consiga la documentación, quien las vigile, etcétera.

Ruta.

Contrario a lo que expresa el documento de Estados Unidos, el fiscal Juan Gómez dijo a El País que Uruguay es, principalmente, un lugar de tránsito para el tráfico de personas. Los principales destinos son Argentina y Brasil.

Las personas llegan al país en un vuelo de línea y luego cruzan la frontera con muchas más posibilidades de ingresar a estos países que sí lo hicieran directamente en avión.

"Brasil y Argentina requieren visa a algunos países y Uruguay sirve como una plataforma de ingreso", explicó. Por este motivo y la masiva llegada de dominicanos (1.870 en 2013), el gobierno decidió comenzar a exigirles también la visa.

Para Mezquita, Uruguay es país de tránsito y destino porque hay personas que ingresan de forma legal y pasados los 60 días de visa, se quedan.

Lo ciudadanos de estos países deciden emigrar porque no encuentran trabajo, tienen una situación económica comprometida y creen que en Uruguay se les abrirán las puertas a una vida mejor.

Sin embargo, para viajar muchas veces contraen deudas que terminan pagando con explotación laboral o sexual. Se trata de ciudadanos de ambos sexos de entre 18 y 50 años.

La Embajada de Estados Unidos, en tanto, aseguró que trabaja en conjunto con las autoridades uruguayas para combatir estos delito con distintos encuentros de formación.

Fuentes de la representación diplomática agregaron que desde 2006 la Embajada ha esponsoreado la visita de fiscales, jueces y funcionarios a cursos sobre seguridad fronteriza y lucha contra la trata de personas en la Academia Internacional de Aplicación de la ley en Perú, El Salvador y Estados Unidos.

Prostitutas extranjeras vienen a Uruguay buscando el sueño de la "Suiza de América"


Para muchos dominicanos, Uruguay sigue siendo la "Suiza de América" y deciden probar suerte en esta tierra. Y aunque hechos recientes muestran una realidad escandalosa con explotación sexual de dominicanas en el interior del país, muchas se instalaron y ejercen la prostitución de forma voluntaria y legal.

Este es el caso de Mercedes (nombre ficticio), de 18 años, a quien le gusta "vivir experiencias nuevas" y se radicó en Uruguay por unos meses.

Mercedes, hoy en Cerro Largo, comenta reacia que no está al tanto del caso de sus cuatro compatriotas halladas encerradas en una whiskería de Melo. Aclaró igualmente que tiene planeado volver a República Dominicana lo antes posible.

"Ellas estaban al tanto de eso. Yo misma les decía que miraran la televisión", explica por su parte la dueña de una whiskería duraznense refiriéndose a las jóvenes dominicanas que trabajan en su local.

Por su whiskería ya pasaron unas diez ciudadanas dominicanas y seis de ellas permanecen trabajando allí. "La Policía pasa todos los días por el local y controla la documentación de las chicas", dijo la dueña.

Las mujeres que trabajan en su whiskería, explicó, tienen cédula y muchas están tramitando la residencia. Incluso, dijo, todas tienen la habilitación de Salud Pública al día para ejercer la prostitución. Muchas de ellas, incluso, viven dentro del local.

"La mayoría de ellas viene con un fin: poder lograr su casita, la casita para la mamá. Me dicen que quieren darle a su familia lo que nunca tuvieron", afirmó la dueña del local.

Por su whiskería pasaron dominicanas, argentinas, colombianas y uruguayas.

QUÉ PENA LA LEY URUGUAYA


Tráfico de personas


El tráfico de personas viola la política migratoria de un país, no victimiza directamente a una persona. Implica el ingreso a un país de forma clandestina -como ocurre frecuentemente en la frontera entre México y Estados Unidos- y la permanencia ilegal de una persona en un país más allá de los límites permitidos. Si una persona comete el delito de gestionar este movimiento buscando provecho propio, será castigado con una pena de seis meses de prisión a tres años de penitenciaría.

Trata de personas


La trata es un delito que vulnera directamente los derechos de un individuo. Implica el reclutamiento, transporte, transferencia, acogida o recibo de personas para el trabajo o servicios forzados, esclavitud, explotación sexual e, incluso, tráfico de órganos. En general se trata de redes que prometen trasladar a la persona hacia un destino promisorio, pero luego le cobra cifras exageradas y se les exige pagarlas con trabajo o sexo. En Uruguay es castigado con una pena de cuatro a dieciséis años de penitenciaría.

TESTIMONIO DE DOMINICANA


"Hay personas allá que piensan que este es el país de las maravillas"


Un año atrás, la dominicana Silvana (nombre ficticio) decidió visitar Uruguay.

No conocía el país y emprendió el viaje sola. "Vine a conocer el país y decidí quedarme", contó la joven de 34 años.

Aunque no conocía a nadie cuando llegó, rápidamente se hizo amigos y hasta decidió casarse. Hoy trabaja en un centro nocturno montevideano y se muestra conforme con la decisión de mudarse, pero se lamenta de lo cara que le resultó la vida en Uruguay.

"Hay personas allá (en República Dominicana) que piensan que este es el país de las maravillas. Les pintan cosas y cuando vienen acá ven que es otra realidad", explicó Silvana. "Es un país sumamente caro", agregó.

"La mayoría de las personas se hipotecan, piden dinero prestado. Y cuando llegan aquí ven que es otra realidad y no les da el dinero para cubrir los gastos con un sueldo de miseria", dijo.

Luego, comentó, las mujeres deben trabajar duro para pagar todas estas deudas. "Yo no tuve la necesidad de hacerlo. Fui a mi país y volví. Me casé", dijo.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.