La ley de guerra no los ampara y ahora esperan por gestiones ante el gobierno

EE.UU. descartó ayuda a refugiados

Estados Unidos siente que no tiene "ninguna obligación" con los seis exreclusos de Guantánamo que llegaron a Uruguay en diciembre como refugiados. Así lo manifestó la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, echando por tierra que la administración de Barack Obama pague una "compensación económico" a los seis hombres, cuatro de los cuales hace una semana acampan frente a la embajada de Estados Unidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ayer cumplieron una semana de manifestación frente a la Embajada de EE.UU.. Foto: A.Martínez.

"No existe ninguna obligación de proveer de una compensación directa a individuos detenidos bajo ley de guerra", dijo Harf en una conferencia de prensa el jueves en Washington.

Los sirios Ali Husein Shaaban, Abd al Hadi Omar Mahmoud Faraj y Ahmed Adnan Ahjam y el tunecino Abdul Bin Mohammed Ourgy se hallan desde hace una semana frente a la embajada de Estados Unidos para reclamar más dinero, una vivienda propia y traer a sus familias, tras haber estado 13 años presos en la base estadounidense de Guantánamo, en la isla de Cuba.

Tanto ellos como el sirio Jihad Ahmad Diyab decidieron no firmar un documento que les entregó el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Sedhu), que representa en este caso al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), por contener cosas "que no están claras".

Los refugiados cuentan con una casa cedida, pero al no firmar ese documento dejaron de recibir los 15.000 pesos y no recuperarán esa ayuda hasta que no firmen un acuerdo con el Sedhu.

La Cruz Roja propuso pagar el traslado a Uruguay de los familiares de los exdetenidos, según informó Christian Mirza, interlocutor designado por el gobierno para negociar con los refugiados.

El jueves Mauricio Pigola y Chistian Mirza, el abogado de los refugiados y el intermediario del gobierno, respectivamente, mantuvieron el primer encuentro conjunto con ellos para tratar de avanzar en la búsqueda de una solución.

"Hay buena predisposición para firmar el acuerdo. Indudablemente, el ánimo cambió estos días por la intervención del señor Mirza y sentir que están siendo escuchados los coloca en una situación de mayor predisposición a solucionar este asunto", consideró el abogado.

Pigola destacó que desde la primera reunión que mantuvo con los exreos ya le dejaron "entrever" cuáles eran las circunstancias que los aquejaba.

En la conferencia del jueves se dio el siguiente diálogo entre la portavoz del Departamento de Estado y un periodista.

—Periodista: La pregunta es sobre los exdetenidos de Guantánamo que están acampando afuera de la Embajada en Uruguay. Quisiera saber si Estados Unidos tiene alguna suerte de obligación financiera con estos hombres, habiendo negociado el acuerdo para que se instalaran en Uruguay.

—Harf: No tenemos. Como un tema que está bajo legislación de guerra, no existe ninguna obligación de proveer de una compensación directa a individuos detenidos bajo ley de guerra.

—Pero en el pasado Estados Unidos ha apoyado a algunos países que han ayudado recibiendo a estas personas...

—¿Países o individuos?

—Países.

—Preguntaste por una compensación para ellos, ¿correcto?

—Sí, pero...

—¿No es lo que preguntaste?

—No, pregunté sobre obligaciones financieras con estos hombres pero...

—Ok. Perdón. Solo quería estar segura...

—Se ha ayudado a reinstalar a estas personas, algunos países han recibido alguna suerte de ayuda para reinstalarlos. ¿Esto fue parte del acuerdo con Uruguay?

—Bueno, yo respondí la pregunta sobre compensación hacia ellos (los seis exreclusos). Puedo chequear cuáles han sido nuestros intercambios diplomáticos con los países que han acordado recibir exdetenidos, que es una pregunta bastante diferente.

CARTA AL GOBIERNO.

Piden más plazo para insertarse.

Los exreclusos de Guantánamo, que se negaron a firmar un documento que les brinda apoyo económico y vivienda por disentir con algunos aspectos, enviaron al gobierno por escrito sus pretensiones con una "buena" disposición para llegar a un acuerdo. "Lo que se solicita primordialmente es que se establezca con detalle cuáles van a ser los beneficios y las obligaciones que van a tener mientras se encuentren en el país amparados en el programa de refugiados", explicó a EFE el abogado de los hombres, Mauricio Pigola. "Uno de los puntos que trata el documento es la extensión del programa de refugiados hasta febrero de 2016. Consideramos que un año es muy poco para aprender el idioma y capacitación laboral".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)