RECURSOS PARA LA ENSEÑANZA

Educación: para llegar a 6% en la Rendición faltan US$ 664 millones

Este año llegará a 4,9% del PIB según informe del gobierno al Parlamento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gremios docentes mantienen sus aspiraciones, legisladores oficialistas los apoyan. Foto: F. Ponzetto

Un total de US$ 664 millones, el 1,1% del Producto Interno Bruto (PIB) es lo que hoy falta en el proyecto de Rendición de Cuentas a estudio del Parlamento para alcanzar el 6% comprometido por el gobierno para la Educación.

De acuerdo con cifras contenidas en el Informe Económico-Financiero llegado al Parlamento acompañando el proyecto de Rendición de Cuentas, el porcentaje del PIB para la Educación será este año de 4,9% una vez sancionado el proyecto de ley.

Pero como informara El País, los senadores y diputados del Frente Amplio no tiran la toalla: consideran que hay margen para conseguir más recursos para la Educación a la que se le concedió un aumento de US$ 62 millones en esta Rendición (US$ 50 millones para ANEP y US$ 12 millones para Udelar), los que se suman a los US$ 46 millones ya aprobados por el Parlamento. En total son US$ 108 millones.

Al presentar los números del proyecto de ley, el ministro Danilo Astori sabía que no se llegaría a lo pedido. El ministro dijo que el reclamo de los gremios docentes, de obtener una partida equivalente al 6% del PIB "es viable y es nuestra intención" concretarla.

Las planillas oficiales indican que entre 2011 y 2017, en siete años y con una economía favorable, el presupuesto educativo aumentó un 0,5% del PIB. Pasó del 4,4% del PIB en 2011 al 4,9% para el año en curso. Para llegar al 6% del Producto entre 2017 y 2019 debe subir un 1,1% del PIB, es decir duplicarse en los próximos dos años lo que subió en siete años.

El análisis fue hecho por el diputado nacionalista Jorge Gandini a partir de los materiales oficiales, en una tarea llevada a cabo con sus asesores. Este año se le asignaron US$ 62 millones y para alcanzar la meta del 6% del PIB debería sumar otros US$ 664 millones con los datos de la evolución del PIB del país.

Este estudio fue llevado de pesos a dólares en base al tipo de cambio estimado anual que el gobierno presentó al Parlamento para cada año sucesivo, es decir $ 29,8 para 2017, $ 31 para 2018 y $ 34 para 2019.

El diputado Gandini consideró que los datos objetivos evidencian que "es imposible con esta evolución de crecimiento educativo llegar al 6% prometido", por lo cual aconsejó "trabajar sobre una planificación real y no construir hipótesis que no se podrán cumplir porque eso desgasta la planificación educativa".

Para el legislador el 6% del PIB "podrá seguir siendo un horizonte a conquistar pero no va a ser en esta administración. Creció 0,5% en siete años de muy buen crecimiento económico y por eso nadie puede pensar que va a crecer el doble en dos años".

Dijo que hay que "sincerar el debate" y "no generar falsas expectativas".

El Presupuesto "debe ser quinquenal y haberlo hecho por dos años y ahora por un año solo, es precisamente para que no se noten estas carencias que el Presupuesto tendría si se hiciera cada cinco años".

La fuente impositiva prevista en la Rendición de Cuentas se basa en gravar con el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los premios de juegos de azar y con el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) a la Banca de Quinielas. Además se tomó la decisión de subir la tasa consular a los bienes importados, medida que fue criticada por algún legislador de la bancada oficialista.

Pronóstico optimista de recaudación por juegos

El diputado Jorge Gandini afirmó que los recursos previstos en el proyecto de Rendición de Cuentas correspondientes a lo obtenido de los juegos de azar "están sobrevaluados". En el articulado se establece que van a pagar un impuesto al incremento patrimonial los juegos de azar y carreras de caballos a partir de un mínimo que va a fijar el gobierno, para que las apuestas chicas no paguen, pero que sí lo hagan cuando la relación entre el premio y la apuesta sea mayor de 1 a 40. Según este razonamiento, la ruleta no pagará porque abona premios a razón de 36 a 1, y en el caso de las carreras de caballos sería excepcional que un equino pagara más de 40 a 1. Y los slots también pagan menos de 40 a 1. "Van a pagar ese impuesto los que ya pagan. Es imposible que recauden $ 500 millones anuales", opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)