EL DEBATE POR LOS LIBROS FOTOCOPIADOS

Editores advierten perjuicios por nueva ley de derechos de autor

Proyecto que vota hoy el Senado habilita el fotocopiado de los libros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La galería fue allanada en 2013 por fotocopiar libros, mayoría de los locales cerraron. Foto: archivo El País

Todo empezó el 22 de octubre de 2013. Ese día la Policía hizo 15 allanamientos en locales de la Galería Montecarlo, ubicada frente a la Facultad de Derecho, e incautó más de 1.000 libros fotocopiados. La Justicia luego procesó a 14 personas por violar el derecho de autor. La denuncia la hizo la Fundación de Cultura Universitaria (FCU).

Treinta meses después, la galería se encuentra desierta. Sobreviven solo unos pocos locales que comercializan útiles escolares o golosinas, y fotocopian repartidos preparados por los docentes. Los libros enteros, en tanto, se siguen fotocopiando, aunque un poco más lejos. Así lo aseguran desde estudiantes, a egresados y docentes de la Facultad, que han impulsado un proyecto para flexibilizar la ley 9.739 del 17 de diciembre de 1937, que regula los derechos de autor. La Cámara Uruguaya del Libro está en contra.

"Si esto sale nos va a afectar a los editores tanto a nivel jurídico como laboral", sostuvo a El País el presidente de la Cámara, Jorge Saracini. Para él, el proyecto impulsado por la Federación de Estudiantes Universitario del Uruguay (FEUU) implica una "violación de los derechos de autor" y "no es el camino para solucionar la problemática que existe".

"Los que trabajamos con material educativo universitario somos muy sensibles a lo que está pasando. Es fácil decir que esos textos no cuestan nada, pero la verdad es que costaron mucho, se trata del trabajo de mucha gente", precisó Saracini.

A favor.

El Frente Amplio es el que pondrá el proyecto a consideración del Senado. Sin embargo, también cuenta con el apoyo de legisladores opositores, entre ellos el colorado José Amorín Batlle y la nacionalista Verónica Alonso. El Pit-Cnt se expresó ayer a través de un comunicado, advirtiendo que los cambios a la ley de derecho de autor "permiten avanzar en la democratización de la educación, el acceso y la generación de conocimiento". La Universidad de la República también se prestaba a darle su apoyo en el Consejo Directivo Central (CDC) que se iba a celebrar en la noche de ayer.

"Cambiar la ley es la solución. Porque aunque cerró la Galería Montecarlo se sigue fotocopiando. Después del allanamiento no bajaron los costos de los libros ni hubo una regulación en cuanto a las fotocopias", dijo a El País Nicolás Brener, egresado de la Facultad de Derecho y uno de los impulsores del proyecto. Y añadió: "Hay un mecanismo quebrado, roto, entre el derecho a estudiar y el derecho de autor".

Desde el orden estudiantil, en tanto, Mauricio Mañana sostuvo a El País que esperan que "el apoyo" que han tenido hasta ahora se traduzca en que "las barras estén llenas y que el proyecto salga por unanimidad" en el Senado. La discusión comenzará a las 9:30 horas.

La modificación consiste, entre otras cosas, en que no se considere una violación al derecho de autor la copia de libros y documentos, siempre y cuando el objetivo final de esto sea estudiar (ver aparte detalles del proyecto). El cálculo que hace la FEUU es que para recibirse, por ejemplo, de abogado, se necesitan 160 libros, cinco por materia, los cuales salen, como poco, 500 pesos cada uno. En el allanamiento a la Galería Montecarlo se incautaron 16.000 libros o parte de estos en formato PDF. Es que el local de fotocopiado también era utilizado por otras facultades, centros de UTU y liceos de la zona.

Polémica modificación a una ley del año 1937.

Entre los cambios que la FEUU impulsa para la ley de derechos de autor, el más importante es que "se considera lícita la reproducción, distribución y comunicación pública para fines de enseñanza y aprendizaje, de parte de una obra publicada o íntegramente si su breve extensión o naturaleza lo justifican".

También se permite la "reproducción de obras de arquitectura por medio de fotografía, el cine, la televisión y cualquier otro procedimiento análogo, así como la publicación de las correspondientes fotografías en diarios, revistas y libros y textos destinados a la educación".

Además, reconoce como "lícita" la reproducción de "una obra" para "uso personal y sin fines de lucro, no requiriendo autorización del autor o titular", sin especificar si es para estudiar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)