RECORTE A LA SALUD

Economía recorta dinero del Fonasa a mutualistas

Quiere darles 2% menos; instituciones advierten sobre situación deficitaria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mutualistas ven imposible subir el precio de los tickets. Foto: A. Colmegna

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) informaron el jueves pasado a un representante de la Asociación Española, Casa de Galicia y Gremca, y a otro de la Federación Médica del Interior (FEMI), que tienen planeado bajar un 2% el dinero que reciben las mutualistas por parte de Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). La cifra ronda los 24 millones de dólares y hay varios centros de salud que advierten que les será muy difícil seguir subsistiendo, puesto que están al límite o ya en una situación deficitaria.

En el encuentro, en el que participó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, el presidente de la Junta Nacional de Salud (Junasa), Arturo Echevarría, y el asesor del MEF, Martín Vallcorba, los representantes del gobierno dejaron en claro que el recorte se debía a que "el valor de las cápitas abonadas para cubrir la asistencia de la población cubierta por el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) se encuentran sobrevaluadas", dijeron a El País fuentes que participaron de la reunión.

Desde los ministerios se les manifestó a los representantes de las mutualistas que sus cálculos estaban hechos a partir de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que gaste cada usuario.

Para esta semana, las carteras tienen previstas reuniones con los representantes de otras mutualistas. Entre mañana y pasado recibirán a Médica Uruguaya, Cosem y a los centros que forman parte de Plenario (SMI, Universal y Cudam) y de CIES (Casmu y Evangélico).

El País accedió a un documento interno que manejan los negociadores de las mutualistas ante el Poder Ejecutivo, en el cual se estima que "existe un retraso del 4% en el valor de las cápitas que abona el sistema" actualmente y se sostiene que esto "ha ocasionado que en los 9 años de existencia del SNIS haya crecido el pasivo de varias instituciones y los consecuentes costos financieros asociados" a esta situación.

La medida parece ser un recorte más impulsado por el MEF en momentos donde achicar gastos es una prioridad, más aún teniendo en cuenta que los costos que implica el SNIS no llegan a cubrirse con los aportes que hacen los usuarios, sino que hay un desfasaje que en el último año fue de 16,8%. Esto equivale a 377 millones de dólares.

Para las autoridades esto no puede ser considerado un déficit, puesto que estaba ya previsto en la ley que generó el sistema que una parte del dinero saliera de Rentas Generales. Co-mo sea, esta cifra crecerá en 2016, debido al ingreso de más jubilados dentro del sistema. Desde el pasado 1° de julio, 125.000 personas, entre jubilados, pensionistas y sus cónyuges, se sumaron al SNIS.

Sin alternativas.

Fuentes de las mutualistas advirtieron a El País que "no hay chance ni deseos" de subir los tickets. Algunos centros ya están en el límite, debido a que hay topes impuestos por el MSP. Otros, que tienen tickets más baratos o directamente no los cobran para algunas prestaciones, temen que una suba de estos pueda implicar que algunos usuarios decidan pasarse a la salud pública durante la apertura del próximo corralito mutual, a inicios de 2017. Por esto la única alternativa en que se piensa es en llevar a cabo recortes.

"En el caso de las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC) de Montevideo, en los últimos tres años la población Fonasa se incrementó un 14,4%. Pero lo más relevante es que la necesidad asistencial aumenta más que la población. Las unidades asistenciales (medidas como si toda la población asistida fueran personas masculinas de edad entre 20 y 44 años, que equivale a una unidad asistencial) crecen en el mismo período un 21%. Es decir que se atiende a más usuarios que, además, demandan cada uno de ellos más asistencia", explican las mutualistas en el documento interno con el que piensan ir a negociar ante el MSP y el MEF.

Según los balances de las IAMC, el resultado operativo de 2012 a 2015 ha sido deficitario en un promedio de 30 millones de dólares anuales. El documento señala que "en el período mencionado las instituciones de Montevideo habrían acumulado un déficit de 131 millones de dólares". El 65% del dinero que manejan las mutualistas sale del Fonasa.

Financiación de un sistema en números rojos.

El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) se financia con aportes que hacen los trabajadores, más otra parte que sale de Rentas Generales. Quienes tienen sueldos que son menores de 2,5 Bases de Prestaciones y Contribuciones (BPC), equivalentes a 7.630 pesos, sin importar si tienen hijos o no, aportan un 3% de su salario. Si tienen cónyuge o concubino que no aporta al sistema y quieren incluirlo, se les descuenta un 5%.

Para quienes ganan más de 2,5 BPC, son solteros y no tienen hijos, se les descuenta un 4,5% de sus sueldos; en caso de que sean solteros y tengan hijos, se les descuenta un 6%; si tienen cónyuge o concubino que no aporta al sistema y no tienen hijos, se les descuenta un 6,5%; y si además de cónyuge o concubino que no aporta al sistema tiene hijos, el descuento es de un 8%.

Los jubilados y pensionistas, en tanto, pagan 3%; 4,5% (si gana más de 7.000 pesos) o 6% (si ganan más de 11.000).

Faltaron US$ 377 millones, pero para el gobierno no es un déficit.

La diferencia entre el dinero que entró al Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y el que salió, fue el año pasado de 10.286 millones de pesos, que se traducen en 377 millones de dólares. La cifra equivale a un desfasaje de 16,8%, el cual fue cubierto, como prevé la ley, por Rentas Generales.

Para algunos esto es insostenible; el gobierno, en tanto, señala que todo está dentro de lo previsible y se niega a usar la palabra déficit para definir esta situación.

Los datos de la Junta Nacional de Salud (Junasa) dan cuenta de que el déficit crece año a año desde 2010. Esto se explica por el ingreso de nuevos colectivos al sistema (53.000 jubilados y pensionistas lo hicieron el año pasado y 120.000 al inicio de este mes).

Los pagos realizados a los prestadores, ya sea la Administración de Servicios de Salud del Estado, mutualistas o seguros por la cuota salud, metas asistenciales, sustitutivos de tickets, sobrecuota de inversión y Fondo Nacional de Recursos equivalieron en 2015 a una cifra récord de 61.116 millones de pesos, unos 2.241 millones de dólares. En tanto, los aportes de los usuarios fueron de 50.829 millones de pesos, unos 1.864 millones de dólares.

Mientras en el año 2014 el dinero que salió de Rentas Generales para darle cierre a los números rojos que genera el Fonasa fueron 375 millones de dólares, en 2013 fueron poco más de 295 millones. En 2012, en tanto, se llegó a 159 millones; en 2011, 65 millones; y en 2010, 25 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)