Consecuencias de los negocios con Venezuela

Economía descarta propuesta de Mujica para pagarle a tamberos

Asesor de Astori dice que el Estado no puede cancelar deudas de privados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Productores quieren cobrar lo exportado, pero Venezuela está en crisis. Foto: A. Colmegna

El Ministerio de Economía y Finanzas desactivó más que rápido una iniciativa del expresidente José Mujica para que el Estado se haga cargo de pagar la deuda del gobierno de Venezuela con los tamberos uruguayos y así evitar "liquidar" al sector. Mujica es de la idea de que como "excepción" a un negocio entre privados, el gobierno pague y luego gestione el cobro con el gobierno de Nicolás Maduro para no causar más daños al sector.

En declaraciones a Televisión Nacional de Uruguay, el ahora senador del MPP sostuvo que si bien el Estado "no debe hacerse cargo de las deudas que tienen para cobrar los productores", de todos modos reconoció que "todas las reglas tienen excepciones". En tal sentido, dijo que el gobierno uruguayo "debe tirar una piola" a los productores lácteos, pagar la deuda y luego "hacer la gestión para cobrarla".

"Ya saqué cuentas, hablé con la gente y serían 10 o 12 millones de dólares que habría que poner por mes, luego el gobierno podría amortizar ese dinero", explicó Mujica.

Pero ayer el economista Martín Vallcorba, asesor del ministerio de Economía y Finanzas, descartó de plano la posibilidad del rescate del gobierno. "Los tamberos sabían el riesgo que asumían cuando decidieron venderle a Venezuela. No corresponde que el Estado ahora se haga cargo", escribió Vallcorba en Twitter.

"No puede ser que todos nos hagamos cargo de las malas decisiones de privados y que estos se apropien de las buenas. No repitamos errores del pasado", añadió, responsabilizando a los productores de "embarcar (se puede vender y no entregar) antes que el fideicomiso recibiera los fondos y emitiera los certificados a cada exportador; es a riesgo de cada uno".

Además, Vallcorba cuestionó a Mujica, sin nombrarlo. "Quien tomó la decisión de exportar fue la industria, y conocían funcionamiento del fideicomiso", escribió en la red, para agregar: "no fueron los tamberos (los responsables de la decisión), pero ahora los ponen al frente".

Sin cambios.

La situación con los productores lácteos que vendieron o tienen compromisos de exportación a Venezuela está incambiada. El embajador de Venezuela, Julio Chirino, anunció el 21 de enero que su gobierno había resuelto cancelar la deuda con los productores uruguayos, pero el dinero no ha llegado. Al presente, de acuerdo con el compromiso de enviar mensualmente partidas por US$ 50 millones, se adeudaría casi US$ 100 millones, estimó el diputado nacionalista Alejo Umpiérrez, en declaraciones a El País.

Uno de los puntos que más molesta es la partida de US$ 267 millones que Ancap pagó a la petrolera venezolana Pdvsa, que se esperaba se depositaran en la sucursal Bandes Uruguay para que los productores se cobraran de ella, pero que terminó en un giro hacia el China Bank City. Este será el tema central del llamado a sala a la Comisión Permanente que el jueves 18 realizará Umpiérrez a los ministros Danilo Astori (Economía) y Tabaré Aguerre (Ganadería).

Umpiérrez estuvo haciendo contactos con representantes de las empresas y de la última partida de US$ 10 millones Calcar recibió US$ 2 millones, Conaprole US$ 3 millones y Pili US$ 1 millón, lo que significa que esta empresa ya cobró el 80%. En el caso de Claldy, Venezuela argumenta que hay un problema con documentación que la empresa niega.

Un acuerdo que no salió como esperaba Vázquez.

En 2015 el gobierno del presidente Tabaré Vázquez acordó con el de Nicolás Maduro que Uruguay exportaría a Venezuela leche en polvo, quesos, soja, arroz y pollo por US$ 300 millones.

Vázquez incluso se entusiasmó y propuso que en 2016 la cifra llegase a US$ 1.000 millones. El acuerdo parece hoy poco más que letra muerta. Del total previsto, Venezuela envió (tarde) solamente una partida por US$ 50 millones al fideicomiso.

En diciembre del pasado año debió llegar una segunda partida que no ha sido recibida. El fideicomiso se había acordado en el marco del acuerdo por el cual Ancap refinanció su deuda con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con una importante quita para la petrolera estatal. El gobierno vio en el fideicomiso la posibilidad de preservar miles de empleos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)