Aunque nada indica por ahora que vayan a reabrir la empresa

Dueños de Ecolat aceptaron negociar con el gobierno

El grupo Gloria, accionista de Ecolat, la segunda empresa láctea de Uruguay, a la que pretende cerrar, accedió a mantener un encuentro con representantes del gobierno pero nada indica que vaya a cambiar su decisión de retirarse de la plaza local. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Asamblea del sindicato de Ecolat en Nueva Helvecia el 20 de febrero de 2015. Foto: Pedro Clavijo.

Según supo El País, el negociador del Ministerio de Trabajo y Seguridad, Nelson Díaz, planteó el viernes pasado al grupo Gloria la posibilidad de realizar una nueva reunión para explorar la posibilidad de que el conglomerado peruano no se vaya.

El portavoz de Gloria, Roberto Bustamante, volverá este martes a Montevideo y posiblemente el encuentro se realice. De todas formas, fuentes cercanas al grupo señalaron que se accede a la reunión por una razón de "cortesía" y no porque se vislumbre un cambio en el panorama que llevó a Gloria a decidir irse de Uruguay tras perder alrededor de US$ 34 millones en algo más de dos años. El gobierno seguramente le plantee al conglomerado peruano que sí acepta su propuesta original de octubre pasado de que la plantilla de la empresa se reduzca a unas 110 personas, algo que inicialmente el sindicato rechazó. Resta por ver si para Gloria ya no es demasiado tarde.

Por su parte, la Federación de la Industria Láctea (Fitil) realizará una asamblea hoy en la que podría decidir la realización de un paro de 24 horas para protestar por el cierre de Ecolat, la ex Lactería de Nueva Helvecia en la que trabajaban 400 personas.

El sindicato de la empresa pidió a los trabajadores que no firmen los despidos aunque algunos ya lo hicieron. El cierre de Ecolat es traumático para Nueva Helvecia, una ciudad en Colonia de 11.000 habitantes donde era la principal fuente de empleo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)