FOTOGALERÍA

Un drama que podría evitarse

El 95% de las cardiopatías congénitas en Uruguay no se detecta durante el embarazo.

Agustín fue operado cuatro veces en dos años y medio. Foto: Fundación Corazoncitos
Agustín fue operado cuatro veces en dos años y medio. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Agustín. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Agustín. Foto: Fundación Corazoncitos
Chiara tiene 6 años y vive en el departamento de Colonia. Foto: Fundación Corazoncitos
Chiara tiene 6 años y vive en el departamento de Colonia. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Chiara. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Chiara. Foto: Fundación Corazoncitos
Germán, amante del tenis, logró jugar con Pablo Cuevas. Fue operado dos veces. Foto: Fundación Corazoncitos
Germán, amante del tenis, logró jugar con Pablo Cuevas. Fue operado dos veces. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Germán. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Germán. Foto: Fundación Corazoncitos
Mathías, de 6 años, cumple su sueño de tocar un instrumento. Foto: Fundación Corazoncitos
Mathías, de 6 años, cumple su sueño de tocar un instrumento. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Mathías. Foto: Fundación Corazoncitos
El sueño de Mathías. Foto: Fundación Corazoncitos

Se abre el portón y se ve a un niño de poco más de un metro recibir una pelota. Le pica al lado, la para con el pie, abre los brazos para hacer equilibrio con la mirada fija en el suelo, y se da vuelta de un salto para devolverla. El pelo amarillo le cae en la cara y se lo corre con el brazo para ver quién cruza el portón.

Agustín tiene 8 años. "Voy a cumplir 9", aclara minutos más tarde, pasándose la mano por una cascarita que tiene en la rodilla, en la que se ven manchas de sangre seca. "Yo soy su cardiólogo, y ahora que tiene la pierna lastimada se la vamos a tener que cortar", dice socarronamente Roberto Canessa, sentado a su izquierda.

"No, estás loco, ¿cómo juego al fútbol?", le responde Agustín, sin sacar la mano del raspón. "Y con una sola, loco. Saltás, le pegás y ta", le responde Canessa y se le nota la broma en el tono de voz y la ternura en la mirada.

A su lado los mira Germán, de 11 años, que sostiene la pelota entre las piernas. De perfil más reservado, ojos oscuros y sonrisa limpia, Germán juega al tenis y el año pasado cumplió un sueño cuando jugó con Pablo Cuevas.

Lo cuenta algo nervioso, recogiendo piedritas del suelo y dice que, con una amiga, le hicieron "unos tantos". "Se dejó", lo torea Agustín.

Simpáticos y saludables, estos pequeños forman parte de la campaña "Escuchá su corazón", realizada por la Fundación Corazoncitos de cara al Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas, que se celebra mañana 14 de febrero.

Los dos nacieron sin una parte del corazón; Agustín sin el ventrículo izquierdo y Germán sin el derecho.

De las cuatro cavidades, (dos aurículas y dos ventrículos) el ventrículo izquierdo impulsa la sangre hacia los pulmones para que se oxigene y el derecho manda la sangre oxigenada hacia la mayor parte del cuerpo. Al nacer sin una de estas cavidades tuvieron que ser sometidos a dos cirugías, en el caso de Germán (que hoy tiene marcapasos) y a cuatro en el caso de Agustín.

Como ellos, cada año 450 niños uruguayos nacen con alguna cardiopatía, lo que las convierte en una de las principales causas de muerte de bebes dentro de los 27 días siguientes a su llegada al mundo.

Según cuenta Isabelle Chaquiriand, presidenta de la fundación y madre de Agustín, solo el 5% de las cardiopatías en el país se detectan antes de nacer.

Consultada sobre las razones, Chaquiriand hace referencia a la realización de los controles durante el embarazo (el 40% de las embarazadas que se atienden en ASSE no los cumple) y a la capacitación de los ecografistas.

Por eso, la campaña "Escuchá su corazón" tiene tres máximas: durante el embarazo hacete las ecografías y en la eco prenatal pedile a tu médico que controle el corazón de tu bebé; cuando nazca pedile que controle su oxígeno y si algo te llama la atención consultá enseguida al médico.

En cuanto a las ecografías, Chaquiriand destaca la importancia de la ecografía estructural, que se realiza a los cinco meses del embarazo.

"Los padres tienen que hacérsela y les pedimos que le pregunten al médico si ve las 4 cavidades del corazón y las 2 arterias principales (aorta y arteria pulmonar). Si eso está bien, el grueso de las cardiopatías están cubiertas", señala.

Canessa, vicepresidente de la fundación, destaca que Uruguay ha mejorado en el tratamiento de estas patologías. Por ejemplo, "de ellos dos, uno se operó en Estados Unidos y el otro en Uruguay", apunta sobre Germán y Agustín.

Corazoncitos es una organización sin fines de lucro que apoya a las familias de los niños que tienen cardiopatías congénitas, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y sus perspectivas futuras.

Para asesorar sobre cómo prevenir este tipo de alteraciones en el cuerpo de los bebés, mañana martes, de 18 a 20 horas, Canessa y un equipo de profesionales realizarán estudios gratuitos a embarazadas en la rambla de Trouville.

"Le queremos decir que escuchen el corazón de su bebé, que tiene muchos sueños por contar", enfatiza Chaquiriand.

Las cardiopatías congénitas

Son malformaciones del corazón o de los grandes vasos sanguíneos que se pueden encontrar en el feto y el recién nacido. Algunas cardiopatías congénitas se manifiestan clínicamente en edades más tardías. Constituyen la primera causa de muerte neonatal en Uruguay (dentro de los primeros 27 días de vida). Cerca de 450 niños nacen cada año en el país con cardiopatías graves, que requieren atención especial y hasta cirugías dentro de las primeras 24 horas.

Con qué frecuencia aparecen

Las cardiopatías congénitas pueden aparecer en cualquier persona. No hay una causa conocida que las provoque, se sabe que 1 de cada 100 niños nace con este tipo de malformaciones. Lo que puede hacer que la mortalildad disminuya es mejorar la detección en el embarazo o enseguida después de nacer, para que estos niños puedan tener el tratamiento adecuado y a tiempo para poder salvarse.

Controles y mayor formación

Desde la fundación Corazoncitos realizan una campaña de concientización sobre la importancia de los controles en el embarazo y en recién nacidos, que es lo que puede salvarle la vida a estos niños. También están trabajando con el MSP para ofrecer una mayor capacitación a los ecografistas, para que tengan más herramientas para detectar las cardiopatías congénitas durante los embarazos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)