FOTOGALERÍA

En Dolores los vecinos presionan al gobierno por ayuda

Instalaron los primeros contenedores para alojar a los que están sin casas.

Vecinos hacen fila para conseguir trabajo. Foto: Daniel Rojas
Vecinos hacen fila para conseguir trabajo. Foto: Daniel Rojas
Contenedores dormitorios. Foto: Daniel Rojas
Contenedores dormitorios. Foto: Daniel Rojas
Fotos: Daniel Rojas
Fotos: Daniel Rojas
Fotos: Daniel Rojas
Fotos: Daniel Rojas
Fotos: Daniel Rojas
Fotos: Daniel Rojas
Reparto de materiales. Foto: Daniel Rojas
Reparto de materiales. Foto: Daniel Rojas

A través de varios artículos en su página web, la Presidencia salió a relucir las obras que pretende llevar adelante el Ministerio de Vivienda en Dolores, informó sobre el reparto de 125 canastas con materiales de construcción e incluso dijo que las "Oficinas del Gobierno no registraron ningún reclamo de los vecinos". Sin embargo, en la ciudad los residentes opinaban cosas muy diferentes.

En Altos de Dolores, el barrio más afectado por el pasaje del feroz tornado el pasado 15 de abril, vive Rosa Aguirre. El enorme tubo de viento voló por completo la casa de su hermano y una construcción que estaba realizando su sobrina en el terreno que da hacia el fondo. Dicen que han visto cruzar los camiones con la ayuda prometida, "pero el tema es que arrancaron por los de menor afectación, es decir aquellos que tuvieron daños menores como un alero o un galpón".

Pidió que las autoridades revean esa situación "porque deberían atender a los que no tienen techo y con semejante frío se están tapando con bolsas como hay tantos vecinos acá en la vuelta. Todo el mundo está esperando el material".

De hecho en uno de los comunicados dados a conocer ayer, Presidencia advirtió que las canastas de materiales fueron para "el 50% de las casas con daños menores" y que esto beneficiaría a 250 familias.

Luis Herrera, otro vecino de Dolores, recibió ayer 12 metros de arena, 10 chapas, ocho bolsas de portland, 200 ladrillos y tres varillas de hierro. "Se me voló el techo. Lo que me trajeron no alcanza pero igual soy agradecido. Intentaré recuperar los viejos tirantes y compraré lo que falte porque quiero traer cuanto antes a mi familia que está viviendo en un galpón", contó Herrera a El País.

Solitario.

Pegado a la casa de Herrera, vive Juan Carpio Núñez, un hombre que el 13 de abril cumplió 90 años. Su casa está igual desde el viernes 15. En su habitación, los escombros están esparcidos al lado de la cama como si el tornado hubiera pasado ayer. La soledad y la vejez le han impedido mover las cosas y limpiar como él quisiera. El resto de la vivienda tiene voladura de techos y paredes seriamente comprometidas.

"Solo pido que me ayuden a reconstruir el techo de mi habitación, del resto me encargaré de a poquito y como pueda, así lo he hecho toda mi vida", dice en tono reflexivo.

El día del tornado, se salvó porque se atrincheró en un espacio que hoy utiliza como habitación. El resto quedó en ruinas y entre las paredes aún cuelgan los cuadros de su familia y de imágenes religiosas. "La vida no se paga con nada y lo material tiene arreglo", dijo.

Respuesta.

La directora de Vivienda, Lucía Etcheverry, dijo que un estudio minucioso de las viviendas afectadas por el tornado permitió determinar que son 300 las casas y no 600, como se precisó antes, las que deberán construirse de cero.

"Venimos trabajando con la Intendencia y el municipio desde el primer momento. En principio respondimos con la inmediata evaluación de daños y también con las respuestas que se fueron ejecutando una vez que estuvieron los criterios claros de trabajo. Con la mayor celeridad y con la mayor certeza", explicó la directora de Vivienda.

Para las familias cuyas viviendas tuvieron mayor afectación, Etcheverry anunció que ya están instalados los grupos de Mevir "afinando detalles para iniciar esta semana la construcción de viviendas".

Además, la Oficina de la Agencia Nacional de Vivienda recibe desde ayer numerosas consultas de interesados en acceder a líneas de préstamos blandos y con fuerte subsidio.

Ayer se atendieron 300 obreros que se inscribieron para el sorteo de 80 cupos de la Dirección de Arquitectura del MTOP y Mevir para trabajar en la reconstrucción de Dolores.

Esperan hacer 50 casas en 50 días.

El sábado se instalaron los primeros ocho contenedores en el predio contiguo de la escuela 102, donde otras estructuras oficiarán de comedor y sanitarios. Otros 12 contenedores llegaron ayer para dar respuesta a damnificados que no pueden recurrir a otras familias mientras le construyen su vivienda.

La directora nacional de Vivienda, Lucía Etcheverry, precisó ayer que la idea es que entre mañana y pasado se empiecen a construir las primeras seis casas.

El proceso para llevar a cabo cada vivienda tardará, estimó, unos cincuenta días. La idea es trabajar de manera simultánea para que en ese lapso se tenga las primeras 40 o 50 prontas, añadió.

UTE trabajaba ayer para darle luz eléctrica a los contenedores. Lo mismo hacía OSE para suministrarles agua. Esperan que todo esté listo antes del jueves.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)