CAMBIOS EN LA FORMACIÓN

Los "docentes de docentes" deberán concursar y tener título

Profesores interinos temen por el impacto del nuevo estatuto de los educadores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la enseñanza media solamente el 67% de los docentes están recibidos. Foto: AFP

El Codicen recibirá el miércoles 2 uno de los proyectos más relevantes de la actual administración: para ser docente de docentes habrá que concursar, tener un título de educación superior, generar investigación y ocupar un grado académico. Con estas modificaciones, la formación de educadores tendrá características similares a la universitaria, sin llegar a serlo.

Tras discusiones que llevaron meses, en la reunión bipartita del pasado jueves entre los representantes de la Intergremial de Formación Docente y el Consejo, se aprobó el texto que estudiará el Codicen mañana. El consejero Luis Garibaldi definió a este proceso como "el gran cambio: reponer la rueda de un auto que está en movimiento". Es que los jardines, las escuelas, la UTU y los liceos siguen reclamando más educadores y nada puede hacerse para frenar esa demanda.

Aun así, los cambios serán paulatinos para no generar un terremoto. De los cinco grados académicos en que se dividirán los docentes, en principio solo estarán abiertos a los concursos los grados dos, tres y cuatro. "Se reservará el grado uno para los profesores que vayan entrando y los cinco para los profesores titulares cuando se avance en las líneas de investigación", explicó Garibaldi.

No será sencillo completar los nuevos cargos. Para ser un grado dos es requisito contar con un postgrado. Según datos preliminares, solo uno de cada tres de los actuales docentes de docentes tiene un nivel similar. Ante la falta de idóneos, el nuevo Estatuto propone como alternativa dar paso a los aspirantes, quienes podrán ocupar cargos interinos. Aunque de este modo se corre riesgo de profundizar un problema actual: el 90% de los formadores ya son interinos, y su cargo debe renovarse cada año y no cada cinco como se propone en estas modificaciones.

Este sacudón causó la disconformidad de algunos docentes que ocupan cargos hace años sin reunir las condiciones que se pedirán. Sus puestos de trabajo están en la cuerda floja, aunque el Consejo prometió "estabilidad". Ni siquiera es una rueda la que se modifica, sino dos. Porque los cambios en Formación incluyen, además de la nueva redacción del Estatuto Docente y que la antiguedad ya no sea un mérito, la implementación de un plan de estudios que apunta a carreras por créditos, con materias optativas, trabajos finales obligatorios (hasta ahora solo aplicaba a Educación Social y Magisterio) y la facilitación de la doble titulación.

Los futuros alumnos de Profesorado, por ejemplo, podrán ser idóneos en dos asignaturas con solo revalidar créditos y compensar algún año más de estudio. Es decir, una misma persona podrá titularse en cuatro años como profesor de Idioma Español y, tras unos cursos más, obtendrá el diploma de Literatura.

Si bien estos cambios no significan la decantación hacia un sistema por áreas en lugar de asignaturas, como recomendaron las autoridades finlandesas de la educación, sí da la posibilidad de mejorar la graduación en algunas especialidades que resultan claves, como matemática, inglés y física, explicó Garibaldi.

En 2015 egresaron 27 profesores de Física, la mitad de los que lo hicieron en Derecho (55) y menos de la tercera parte de los graduados en Historia (89). En resumidas cuentas, solo se titularon para ser docentes de la ciencia que estudia la energía, la materia, el tiempo y el espacio el 4% de los 680 recibidos aquel año.

El sistema educativo "reclama mayor titulación" dado que la enseñanza media tiene solo el 67% de docentes recibidos. Si bien hubo un crecimiento en una década de 16 puntos porcentuales, "aún es insuficiente", sostuvo Garibaldi. Los cambios de fondo que se proponen son para "mejorar el prestigio de la carrera docente", resumió. Es que a los "magros" salarios se le ha sumado la fama del profesorado como la "especialidad por descarte": uno de cada cuatro alumnos cursó otros estudios terciarios antes de recalar en Formación, según el censo estudiantil de 2015. Esto ocurre cuando el perfeccionamiento de esta titulación pasó a ser es una "pieza clave" para el cambio educativo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)