Exigen quitar la cláusula de paz que impide hacer paros hasta abril del 2017

Docentes dispuestos a bloquear elección de horas para liceos

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) está decidida a bloquear la elección de horas docente que comienza la semana que viene, ocupando los lugares en que el proceso se va a desarrollar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Profesores estás dispuestos a bloquear el acto de elección de horas. Foto: F. Flores

El presidente del gremio, José Olivera, dijo a El País que si la directora general de Secundaria, Celsa Puente, insiste en que los profesores deberán elegir horas y liceos por dos años en vez de uno, como se hace históricamente, tomarán estas medidas de fuerza que llevarán a un atraso de la elección hasta febrero del año próximo.

"A Puente y (al consejero de Secundaria, Javier) Landoni les decimos que todo aquello que perjudique desde el punto de vista laboral a los trabajadores va a tener respuesta sindical. Si nos quieren hacer elegir por dos años, lo primero será la ocupación del lugar donde se desarrolle la elección de horas, lo cual llevará a que esta se postergue hasta el año que viene, extremo que nosotros no querríamos", precisó Olivera.

En declaraciones realizadas a El País y publicadas en la edición de ayer, Puente sostuvo que la elección de horas se iba a hacer por dos años para todos los profesores que estaban entre los grados cuarto y séptimo —o sea los de mayor antigüedad. Sostuvo que esto ya se había planteado en una bipartita, y que aunque "los sindicatos sigan resistiendo (...) hay una línea de autoridad que define".

Lo cierto es que en la resolución colgada en la página del Consejo de Educación Secundaria (CES) la elección de horas se plantea solo por un año, y que si bien apenas asumió su cargo Puente propuso la necesidad de hacer la elección de horas al menos por dos años, el planteo de la administración se llevó a cabo un día después de que lo hiciera el senador nacionalista Luis Lacalle Pou.

"Los sindicalistas quedamos rehenes de un juego político y macabro entre el gobierno y la oposición", sostuvo Olivera (ver aparte).

Más allá de esto, el líder de Fenapes acusó a Puente de una "virulenta reacción, generada por la necesidad de, en un ámbito político complejo, responderle también a la interna en momentos en que existe una gran desesperación por parte de algunos consejeros por mantenerse en los cargos, de mostrar que están haciendo algo". Y remató: "Sería mejor que se pusieran a resolver los problemas de la educación".

Paz sindical.

Por otro lado, en el marco de la discusión presupuestal en el Senado, el Pit-Cnt planteó a la bancada su desacuerdo con el artículo del Presupuesto que ata la suba salarial a la firma de un convenio, que a su vez supone una cláusula de paz por dos años.

El dirigente Ismael Fuentes, integrante del Secretariado de la central sindical, dijo a El País que se pretende "acotar" el margen de la cláusula de paz. "La cláusula de paz que establece el convenio de los gremios docentes es muy abarcativa, imposibilita a los sindicatos a hacer paros, no importa cuál sea el motivo. Si hay cláusula de paz debe estar bien delimitada", subrayó.

El coordinador del Pit-Cnt, Fernando Pereira, en tanto, señaló a El País que desde que se discutió el proyecto presupuestal en Diputados, se plantearon reparos con el artículo que ata la suba de salarios a la firma de un convenio colectivo. "No es una posición nueva, partimos de la base de que el salario docente es bajo y que ninguna pauta debería estar restringida a cláusulas presupuestales", precisó.

Aunque en la Cámara baja, la bancada del Frente Amplio acordó con el gobierno modificar el artículo para evitar que el monto destinado a salarios fuera usado en infraestructura, los sindicatos todavía no se conforman con esta alternativa que le asegura al gobierno paz sindical hasta abril de 2017.

El sindicalista admitió que aunque se hubiera pretendido que no existiera la cláusula, serán los sindicatos docentes los que decidan aprobar o desconocer el preacuerdo salarial. La Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) analizará el tema en una asamblea fijada para el próximo 28 de noviembre. Pereira agregó que en particular él no tiene una posición contraria a la firma de una cláusula de paz sindical. "Los que firmamos el preacuerdo lo vamos a defender (…) le damos valor a la firma del convenio colectivo, porque eso garantiza incrementos y condiciones, pero eso es resorte de cada sindicato", afirmó.

Olivera, por su parte, acusó al Ministerio de Trabajo de "chantaje", por atar la suba de los sueldos de los docentes a la firma del convenio. El sindicalista señaló que Fenapes va a analizar recién a fines de noviembre "los pasos a seguir".

"Nosotros tenemos la voluntad de negociar con el Poder Ejecutivo sobre los puntos más nocivos del convenio; si esto no es posible, el sindicato deberá analizar si firma o no. Pero nosotros vamos a insistir hasta último momento en que se están violando normas fundamentales del derecho laboral", señaló Olivera. Además de lo que tiene que ver con los aumentos salariales a cambio de la paz gremial, los docentes piden que se quite del convenio otro punto que determina logros de gestión para los educadores.

Bachillerato llegará solo a 130 días de clase


Los alumnos de Bachillerato de la educación pública llegarán tan solo a 130 días de clase en Montevideo. El objetivo de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) era llegar al menos a 160 en el segundo ciclo de Secundaria. Que se esté tan lejos de esta cifra es consecuencia de que en lo que va del año hubo 27 paros de los profesores de liceos en Montevideo. La situación puede empeorar, ya que los gremios evalúan nuevas medidas de fuerza.

El fin de cursos para los estudiantes de Bachillerato, según comunicó ayer la ANEP, será para el 21 de noviembre en Montevideo y el 18 en el resto del país; los de Ciclo Básico terminarán el 12 de diciembre en la capital y el 9 en los otros departamentos. Los escolares, en tanto, cursarán hasta el 18 de diciembre en todo el territorio y los actos de fin de año serán entre el 19 y 21 de este mismo mes.

Con estos números, en Montevideo, los escolares llegarán a 166 días de clase —donde hubo 18 días de paro— y los liceales del Ciclo Básico a 150.

Por otro lado, de acuerdo con lo confirmado días atrás a El País por la presidenta de la Asociación de Institutos de Educación Privada (Aidep), Zózima González, en la educación privada los alumnos, tanto escolares como liceales, superarán los 180 días de clase.

El presidente Tabaré Vázquez pidió a mediados de septiembre a la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, que se trabaje para recuperar los días perdidos por los paros. La única medida que se tomó fue suspender las vacaciones de septiembre, lo cual sirvió para recuperar pocos días. Secundaria propuso que se dictaran clases los sábados, pero los sindicatos de docentes se negaron.

SABER MÁS

Docentes: "Quedamos en medio de una jugada política"


El presidente de Fenapes, José Olivera, dijo que los docentes quedaron "en medio de una jugada política", debido a que luego del planteo llevado a cabo el martes por el senador nacionalista Luis Lacalle Pou, sobre la necesidad de hacer la elección de horas por dos años, la directora de Secundaria salió a contestarle advirtiéndole que este plan ya estaba en marcha, pese a que los profesores no estaban enterados de eso. "Fue una jugada política para responderle a la oposición sobre un planteo del que ya se está hablando desde hace muchos años y para el que no se le encuentra la vuelta. Habría también que preguntarle a la oposición por qué no lo hizo cuando fue gobierno", señaló el sindicalista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)