SISTEMA PENITENCIARIO

Las doce medidas de Bonomi para combatir la emergencia carcelaria

Las propuestas están especialmente enfocadas para los módulos 8,10 y 11 de la Unidad Nº 4 del Comcar, así como para el resto del sistema penitenciario uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Bonomi. Foto: EFE

Esta tarde, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, enumeró una lista con las doce prioridades que dan respuesta a la situación de emergencia que se vive en el sistema penitenciario uruguayo.

1. Evaluación inicial para ingresar a un régimen de tratamiento específico. Toda persona que ingresa para por el Centro de Investigación, Diagnóstico y Derivación donde se le realiza una entrevista para definir su ubicación en el sistema.

2. Evaluaciones periódicas para progresar en el régimen, dentro del sistema de rehabilitación. Realizadas por las Sub Direcciones Técnicas de cada unidad penitenciaria, cuyos resultados se incorporan a los expedientes personas de cada interno.

3. Visitas familiares. Se goza del derecho a las visitas en todas las Unidades de Internación, de acuerdo a su capacidad locativa y cantidad de internos, una vez por semana como mínimo con su familia, con horario amplio.

4. Visitas íntimas. Las Reglas de Mandela establecen que "en caso que se permitan las visitas conyugales, este derecho se aplicará sin discriminación" (Regla 58.2)

5. Visitas de profesionales para la defensa. Se realizan cada vez que sean solicitadas.

6. Visitas de autoridades consulares para casos de personas extranjeras. Toda vez que sean solicitadas por la autoridad consular o el propio interno.

7. Atención en salud. Los profesionales de ASSE tienen a su cargo la atención en la zona metropolitana y Sanidad Policial cubre la atención en las unidades del interior del país. Cada unidad penitenciaria posee una policlínica para la atención inmediata con médicos permanentes.

8. Alojamiento. Si bien hay situaciones a mejorar, se han redoblado esfuerzos en la mejora de situación de todas las unidades. Se han construido nuevas, ampliado la cantidad de plazas penitenciarias reduciendo el hacinamiento ("en 2010 teníamos 6.557 plazas penitenciarias, hoy son 9.546 para 10.416 ppl").

Con la inauguración de la Unidad Nº 1 por sistema de participación público privada, se plantea el cierre del Penal de Libertad.

9. Derecho a la seguridad. En algunas unidades hemos tenido dificultades en relación a la seguridad, debido a que no contamos con la cantidad de personal necesario en relación al crecimiento de la población carcelaria.

Se está gestionando el ingreso de personal especializado que permita una atención adecuada y evitar incidentes, asegurando el cumplimiento de la Regla 1 de Mandela: "se velará en todo momento por la seguridad de los reclusos, el personal, los proveedores de servicios y los visitantes".

10. Derecho al contacto humano apreciable. Nuestro sistema prevé no solo el derecho a las visitas sino también la realización de actividades educativas, recreativas, deportivas y sociales además de laborales, entre otras tantas actividades de socialización diaria de cada interno.

11. Derecho al trabajo. De acuerdo a las Reglas de Mandela, se les brinda a las personas privadas de libertad, la posibilidad de trabajar y -de este modo- participar activamente en su rehabilitación.

12. Educación. Recientemente se firmaron 5 convenios con INEFOP para la capacitación técnica a privados de libertad a nivel nacional.

Actualmente el 37% de la población total penitenciaria a nivel nacional se encuentra estudiando, de los cuales el 25% cursan educación formal y el 12% educación no formal.

Beneficios

Por otra parte Bonomi hizo alusión a los beneficios a los que pueden acceder los reclusos pero explico que "estos se adquieren de acuerdo a su comportamiento dentro del sistema", según informó el Ministerio del Interior en un comunicado de prensa.

Algunos beneficios son: visitas especiales, ampliación de visitas familiares, mayor participación en actividades recreativas, deportivas o culturales, incremento de las horas de patio, aumento de llamadas telefónicas.

"Se mantienen o se pierden de acuerdo a la evolución de cada interno entre la progresión y regresión que haga en el transcurso de su reclusión".

Obligaciones

"Son las que tiene cada interno privado de su libertad en tanto ciudadanos y en contrapartida a los beneficios recibidos", según se explicó en la Comisión. 

Algunas son el cumplimiento del régimen disciplinario establecido; respeto y buen trato a sus pares, como a funcionarios civiles y policiales del sistema; higiene personal; higiene y orden de las áreas individuales y colectivas; cuidado del mobiliario y estructuras edilicias de las áreas individuales y/o colectivas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)