VIDEO

Diyab anunció que a partir del lunes retomará la huelga seca

El exrecluso de Guantánamo realizó una conferencia de prensa desde su casa y reveló que su familia decidió no viajar al país después de ver un informe sobre los refugiados sirios en Uruguay.

El exrecluso de Guantánamo Jihad Diyab realizó este viernes una conferencia de prensa en el apartamento donde vive.

En la previa, el grupo de Apoyo Vigilia por Jihad Diyab solicitó que los medios asistentes se registraran y entregaran copias en audio, video y fotos; además se informó que las gestiones realizadas por la Cruz Roja para lograr un traslado fracasaron.

Diyab dijo que su familia había "sufrido mucho" y exigió una solución. "He estado en huelga de hambre sin comer comida sólida 50 días", informó.

"Me encuentro en un proceso donde los gobiernos de Uruguay y EE.UU. están comprando tiempo (...) todo esto me afecta a mí y a mi familia", explicó.

El sirio, nacido en el Líbano, manifesto que veía como "las puertas se están cerrando. No veo una opción que vaya a resolver lo que tanto anhelamos mi familia y yo".

"Dicen que gozamos de libertad, pero no es cierto", manifestó el sirio, que cintó que estaba sufriendo mucho.

"Puedo percibir que al gobierno de EE.UU. no le importa lo que me pasa a mí. Ellos sólo quieren lavarse las manos del hecho de que me encarcelaron injustamente y ahora mi vida no les importa", denunció el exrecluso.

"Muchos otros ex presos de Guantánamo también están sufriendo. EE.UU. está controlando nuestras vidas aún después de que hayamos salido de Guantánamo, y este control debe terminar", denunció.

"Alto, basta ya con las acciones contra todos los que somos ex presos de Guantánamo", pidió Diyab a EE.UU. Dijo que él es "sólo un ejemplo" de las políticas estadounidenses y agregó que su familia también es víctima.

El sirio indicó que quiere "vivir en paz, tener una vida normal, con dignidad y con libertad", y señaló al gobierno de EE.UU. como responsable de que eso no suceda.

"No estoy en huelga para causar problemas y no lo estoy haciendo porque quiera morir. Yo quiero vivir, pero necesito esta medida para alcanzar una solución", reiteró.

Diyab explicó que no entendía "ciertos problemas" como la negativa de Turquía a trasladarse allí. "Necesito ir ahí para encontrarme con mi familia y queremos una reunificación".

"No entiendo por qué Uruguay dice que Qatar o Líbano no quieren aceptarme como refugiado. Yo nací en Líbano y no entiendo por qué no puede ir a ese país (...) Soy musulmán y quiero practicar mi fe en un país donde mucha gente también lo practica", declaró.

"Cuando todavía estaba en Guantánamo, el gobierno de Uruguay mandó un representante para comunicarse conmigo. Me prometió que iba a reunirme con mi familia al llegar a Montevideo. Los musulmanes consideramos que uno debe ser fiel a su palabra, y el gobierno de Uruguay no ha sido fiel a su palabra", criticó.

"Escuché del gobierno que soy libre y si quiero puedo salir de este país. Eso fue lo que hice, salí del país con documentos que son legales y fueron reconocidos por otros países. Salí del Uruguay después de tantas promesas incumplidas. Prometieron que mi familia iba a llegar pero nunca llegó (...) Yo ya no confío en lo que el gobierno de Uruguay me dice", explicó Diyab.

El exrecluso informó que a partir del lunes retomará la huelga seca, es decir, que además de la no ingesta de sólidos, dejará de coinsumir agua. "No les he dado tiempo, les he dado más tiempo. Este lunes voy a volver a empezar con una medida seca". No aceptará controles médicos, no permitirá que lo internen en un hospital y rechazará cualquier intento por administrarle suero.

Diyab criticó la cobertura que se realizó a través de los medios de comunicación cuando salió del país. "Cuando viajé a Venezuela no estuve en contacto con nadie. En ese momento, los medios de comunicación comenzaron a tener un papel que me causó mucho daño. Repitieron cosas absolutamente falsas. Dijeron que un terrorista estaba en Brasil antes de los Juegos Olímpicos. Cuando repiten esas calumnias, están haciendo exactamente lo que el gobierno de EE.UU quiere, que se crean las mentiras que dicen sobre mí".

"Lo mismo ocurre con Siria. El gobierno de EE.UU. quiere hacer entender que el único problema es el terrorismo, pero no es así, hay una situación más compleja", manifestó.

"Siria antes tenía una población de 26 millones de personas. Esto ha sido reducido a 7 millones (...) El gobierno de EE.UU. junto con Rusia están listos para destruir Siria y apoyan al dictador de Siria (en referencia a Bachar al-Assad)"

"Quiero una vida normal y simple. Quiero vivir con dignidad", concluyó.

Concentración frente a Cancillería

Una vocera del grupo de apoyo Vigilia por Jihad Diyab reveló que el sirio había informado que iba a reiniciar la huelga seca este viernes, pero lo convencieron de que sea postergada, e indicó que el lunes a las 18 horas se llevará a cabo una vigilia frente al edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Un programa de TV

Consultado sobre el motivo por el que descartó totalmente la posibilidad de reunirse con su familia en Uruguay, Diyab contó que el pasado 17 de junio, su familia, que se encontraba en Turquía, tenía que dirigirse a una embajada para obtener la visa que le spermitiría viajar a Uruguay.

"El primer día del Ramadán, viajé para hacer un retiro espiritual y le dije a mi esposa que estuviera pendiente para conseguir la visa el 17 de junio. Salí el 6 de junio estuve en el retiro espiritual. Me di cuenta que el segundo día, el gobierno uruguayo salió en la prensa y me empezó a acusar (...) yo me quedé muy furioso con esa realidad".

Cuando su esposa acudió a la embajada, le dijeron que "no habría visa para venir a Uruguay. Además tomaron el pasaporte de mi madre y no se lo devolvieron"

Diyab reveló que el 22 de noviembre de 2015, el edificio donde su familia residía en Siria fue bombardeado por la Fuerza Aérea rusa. Si bien su familia sobrevivió, su hijo resultó herido en su mano. "Mi familia decidió salir de ese país y no querían pensar en venir a Uruguay. Yo los convencí de que vinieran como refugiados, ellos estuvieron de acuerdo y decidieron venir a Uruguay, pero a raíz de lo que ocurrió el 17 de junio dijeron que nunca más quieren pensar en venir a Uruguay".

"Al ver un programa de canal 4 sobre los refugiados sirios en Uruguay, se preguntaron cómo es posible que los traten así, y decidieron que prefieren morir en Siria en vez de trasladarse a Uruguay", contó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)