UN NECESARIO Y FORZADO CAMBIO DE COSTUMBRES

Se dispara la cantidad de homicidios en el interior

En el año 2015 hubo 93 muertes violentas fuera del área metropolitana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esta mañana detuvieron al presunto autor del homicidio. Foto: Diario Crónicas de Mercedes.

El número de muertes violentas es un indicador clave para definir el estado de la seguridad. También sirve para interpretar el comportamiento social de una zona y hasta para derribar mitos largamente instalados.

El imaginario colectivo atribuye al interior profundo una condición de paz y tranquilidad que, a la vista del aumento en la cantidad de homicidios, comienza a resquebrajarse.

Si se exceptúa a Montevideo y Canelones, la llamada "zona metropolitana", quedan 17 departamentos con una población de 1.429.740 habitantes, según el censo del año 2011. Los datos oficiales indican que en esa zona crece el nivel de criminalidad en el último quinquenio, algo que llama la atención teniendo en cuenta las características históricas y culturales de la zona.

De acuerdo con el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior, durante el año 2012 hubo 78 homicidios en el interior sin contar Canelones. En 2013 cayó a 64 y en 2014 se produjeron 78 muertes violentas.

Durante el año 2015 la cantidad de homicidios en el interior llegó a 93, sin contar el departamento de Canelones.

Mientras tanto, la Fundación Propuestas (Fundapro) registró que durante el segundo semestre de 2016 se produjeron 127 homicidios en todo el país, 85 de ellos ocurrieron en Montevideo, 10 en Canelones y 32 en el resto del país, según informó a El País el director de la organización, Guillermo Maciel.

Fundapro realiza un seguimiento detallado de la criminalidad en general y de los homicidios en particular. Sus fuentes son la información oficial, las crónicas de prensa y la información propia relevada por sus técnicos. "Todo se hace a pulmón y para ser divulgado", aseveró el director Maciel.

Dentro de sus reportes, a los que accedió El País, se encuentran detalles concretos de los homicidios. Ejemplo de ellos es el relevamiento de los tres homicidios que ocurrieron en el comienzo del año 2016: uno en Rivera, otro en Treinta y Tres y el tercero en la calle Durán de Montevideo (ver nota aparte).

Impunidad.

La relación entre los homicidios y su esclarecimiento viene cayendo en todo el país. Los datos oficiales señalan que en todo el país el año 2011 la tasa de casos sin aclarar llegaba al 28%, en 2012 no se aclaró el 31% de las muertes violentas, en 2013 alcanzó al 43%, en 2014 llegó al 46% y en 2015 se redujo al 40%.

"Se supone que el homicidio es el delito más fácil de aclarar pero venimos de una brusca caída en los niveles de resolución y eso genera mucha impunidad. Se está matando gente a sabiendas que hay muchos casos que no se aclaran", explicó Maciel a El País.

Los procesamientos por homicidio en el interior (sin Canelones) durante el primer semestre del año 2016 fueron en total 33, según el informe oficial.

En el informe del Observatorio de Criminalidad se aclara especialmente que el registro de procesamientos en la Dirección Nacional de Policía Científica (DNPC), organismo que reúne la información sobre procesamientos, se realizan "con cierto retraso debido a su volumen" lo que explica que haya más procesados en el interior que homicidios.

Delitos.

En lo que tiene que ver con la totalidad de los delitos, se advierte un número mayor de procesamientos fuera del área metropolitana, llegando a 3.417 en total, durante el primer semestre. Allí se nota una caída del 8,1% en el interior (sin Canelones) con respecto al mismo período del año anterior.

La rapiña, un delito tradicionalmente concentrado en la zona metropolitana, crece en el interior. En el comparativo de los primeros semestres de 2015 y 2016 se encuentra un aumento del 23,7% en materia de procesamientos, según el Observatorio de Criminalidad, pasando de 118 en 2015 a 146 en 2016 en los primeros seis meses.

En todo el país, los procesamientos por rapiña se incrementaron en un 7,8% si se comparan los primeros semestres de 2015 y 2016. En el primero de esos años hubo un total 515 procesamientos por ese delito y 555 en el siguiente, según el informe oficial.

Polémica.

En los primeros meses del mes de septiembre el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y el presidente del directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, protagonizaron un cruce por los resultados de las estadísticas.

Heber dijo que "el ministro a veces habla de datos en el 2016, que todavía no ha terminado. En rapiñas, lamentablemente, aumentaron mil rapiñas más por año. Fíjense que en el 2014 eran 20.000 rapiñas y en el 2015 son 21.000. Por encima de los porcentajes, hay que hacer números. En los años 90, tan criticados, subían mil rapiñas por quinquenio. Ahora suben mil por año".

Bonomi respondió con datos específicos sobre algunos delitos en tres departamentos.

"Las rapiñas bajaron en Montevideo, San José y Canelones, particularmente desde el 11 de abril de este año, a un nivel que llevó a que si lo consideramos desde el 1º de enero, también bajaron. En Montevideo, aproximadamente, un 4,7 %. En Canelones, empezamos con una suba del 20 % y la baja que se produjo desde el 11 de abril lleva a un crecimiento en Canelones desde Enero del 2 %. La baja en San José supera el 10%", afirmó en rueda de prensa el secretario de Estado.

El fin de la tranquilidad.

Hay un "corrimiento del delito hacia el interior del país que obligará a cambiar las costumbres", dijo a El País el licenciado en seguridad pública, psicólogo y comisario mayor (r) Robert Parrado.

El especialista aseguró que el fenómeno se vincula a que en el área metropolitana "se registra una mayor atención con más presencia policial y tecnología". Parrado indicó que la "inteligencia criminal planifica su accionar en lugares donde encuentra espacios".

En esa línea el especialista recordó que además de un incremento en los homicidios se han producido atracos a bancos y redes de cobranzas que funcionan en el interior. Destacó que permanentemente hay delincuentes "experimentando" que se toman un ómnibus y prueban suerte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)