VEA EL VIDEO

Diseño de autor para los bancos de las plazas

Usuarios de la antigua Plaza Sainz, al oeste de la ciudad de Durazno, resaltaron las características de "comodidad y seguridad" que ofrece el nuevo mobiliario urbano colocado esta semana en el lugar.

Se trata de bancos de hormigón armado, de fácil traslado e instalación, accesible a personas con dificultades motrices y de bajo impacto ambiental. Los mismos forman parte del proyecto Mento, una iniciativa de la uruguaya Sofía Orellano recientemente seleccionada por el Banco Interamericano de Desarrollo en el evento "Idear Soluciones: Para Mejorar Vidas en Ciudades".

Hasta el momento solo habían sido colocados en el Liceo 61 de Montevideo (Cerro).

Según relataron a El País los propios usuarios, hombres y mujeres del barrio Plaza Sainz de Durazno, los bancos tienen "un estilo que permite disfrutar de un descanso cómodo; mejor que los bancos de plaza tradicionales".

Mariela Fumero, encargada del lugar, enfatizó: "Ahora sí da gusto venir a tomar unos amargos, o unos buenos dulces". La idea de Orellano también fue reconocida por los Fondos Concursables del Ministerio de Educación y Cultura.

El espacio inaugurado en Durazno cuenta con 10 bancos que se integran con el mobiliario actual del espacio público.

La instalación de las piezas de este proyecto fue inaugurada con la presencia del intendente departamental, Carmelo Vidalín, el director de Obras, Raúl Montero y vecinos, además de la creadora de Mento.

Sin graffitis.

La idea de Mento es proveer muebles que sean de fácil instalación, tengan una configuración personalizable en cuanto a disposición y colores, que sean económicos por su instalación y no requieran mantenimiento.

Además, han sido destacados por tener una estructura ergonómica especialmente diseñada para contemplar a distintos grupos de la población.

Actualmente hay desarrolladas cinco piezas y se encuentran en etapas de diseño nuevas líneas. Según Orellano, "la forma en que Mento aporta a las ciudades es siendo eficiente con los recursos que ya tienen; lo que se ahorran en el mantenimiento del mobiliario urbano pueden volcado a cubrir otras necesidades" de la ciudad.

Orellano es licenciada en diseño industrial, periodista y reportera gráfica.

De cara a los próximos meses, trabaja junto a otros profesionales en el desarrollo de piezas decoradas con pintura anti-graffitis.

Además, prevé instalar sensores en los bancos para poder evaluar el uso de las piezas y obtener información también sobre los hábitos ciudadanos en relación con ellos.

Esparcimiento: los bancos apuntan a resolver problemas de las ciudades.
Esparcimiento: los bancos apuntan a resolver problemas de las ciudades.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)