LUIZA CARVALHO

Directora de ONU Mujeres cree que iglesias refuerzan patriarcado

La funcionaria elogió la marcha del programa de tobilleras electrónicas.

Carvalho considera que las iglesias no deben traspasar sus límites. Foto: F. Flores
Carvalho considera que las iglesias no deben traspasar sus límites. Foto: F. Flores

En estos momentos en que la violencia de género está quizás más que nunca en el tapete en Uruguay, estuvo en Montevideo Luiza Carvalho, directora regional de ONU Mujeres para Latinoamérica y el Caribe quien destacó en conversación con El País que en la región hay "un sistema patriarcal que está siendo reforzado por las iglesias".

—¿Qué hace ONU Mujeres en la región para promover la igualdad y el empoderamiento de las mujeres?

—Podemos mencionar tres grandes líneas. La línea de prevención de la violencia, que tiene varios programas y va desde la prevención a la respuesta misma a los feminicidios; trabajamos en la línea de empoderamiento económico que va desde las políticas de cuidados hasta como las mujeres se insertan en los "boards" de las grandes empresas, la equidad salarial, todos estos temas donde hay gran variedad de intervenciones.

—¿Cuáles son las acciones concretas que se están tomando en la región?

—En el área de participación económica tenemos acciones que van desde mirar las leyes que discriminan e impiden que la mujer esté bien insertada en el mercado laboral, las leyes de protección del trabajo doméstico, las leyes de propiedad de acceso a la tierra o las leyes que aseguran que la mujer tendrá una pensión del Estado o que el Estado tiene capacidad de pensar sistemas para que la mujer tenga la posibilidad de contar en su vejez con sistemas de protección. Por ejemplo, en América Latina solamente el 33% de las mujeres tiene acceso hoy a pensiones. Es un número muy pequeño si pensamos en el aumento de la participación femenina en el mercado laboral. Crecimos de 40% de participación a 56% y eso no se ve reflejado en las normativas. En América Central trabajamos con mujeres rurales y en otros países en un sistema de cuidado, pero todo depende mucho de la capacidad de financiación de los países y de la de ONU Mujeres. El exitoso caso de América Central fue financiado por el Fondo de Agro Cultura internacional y promocionamos 1.700 productores rurales que antes o no producían o producían contratados por alguien, es decir que no tenían acceso al mercado laboral.

—¿Cuál es el rol del patriarcado y de la religión en la región latinoamericana?.

— Son muy importantes, tienen el rol de influenciarse mutuamente. Las iglesias no tendrían tanta interferencia si no hubiera un sistema patriarcal tan fuerte. En los países nórdicos las iglesiastienen un rol más vinculado a lo espiritual y no uno de involucramiento en los roles delEstado. Los estados laicos aseguran que sus funciones se cumplen a través de un contrato social que se establece en el país. La iglesia tiene su función y la tendrá siempre, no es antagonista, pero si está orientada más a una cuestión de fe, de religiosidad de cada ser humano. La iglesia no debería ultrapasar sus límites a los lugares públicos, a la definición de qué hacer en una escuela o cómo orientar la sexualidad de un niño en una escuela porque ésas son funciones del Estado. Uruguay dejó ese legado a toda Latinoamérica porque estableció la educación laica. Hoy se observa que los sistemas religiosos, la educación y el Estado están caminando cada vez más de la mano y hay un sistema patriarcal que está siendo reforzado por las iglesias. Y en esta región las iglesias tienen un rol muy importante porque la gente tiene mucha fe.

Uruguay está "muy mal" en violencia de género

Carvalho considera muy preocupante la situación en materia de violencia de género que tiene Uruguay. "Hay 25 países que reportan información comparable. Uruguay está muy mal. El año pasado fueron asesinadas 29 mujeres y se ubica en el cuarto o quinto puesto. En la región estamos muy mal. Uruguay está haciendo una cuestión muy importante que es integrar las bases de datos, de la policía, la justicia, la salud, sobre donde se ubican los agresores. Otro tema son las tobilleras electrónicas, que son una muy buena práctica. En ese programa hubo cero muertes. Hay que reconocerle a Uruguay esas buenas prácticas. Hay que insistir en la prevención. Uruguay incluso puede aprobar la ley integral de violencia que ya tiene media sanción", sostuvo la especialista de ONU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)