ASSE concluyó investigación; hoy va Muñiz al Senado

Director de hospital, ginecóloga y médico de guardia sumariados

A poco más de tres meses de la muerte de la mujer embarazada en Paso de los Toros, ASSE concluyó la investigación y ordenó sumarios al director del hospital y a dos médicos. Hoy la ministra Muñiz va al Senado a responder por este y otros casos.

El director del hospital, Alfredo Fraga, cuando fue a declarar en el juzgado. Foto: Inés Guimaraens

Federico Castillo

Hasta ahora, la única resolución que había tomado la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) con respecto al caso de la mujer que murió tras dar a luz en el Hospital de Paso de los Toros, ocurrido a mediados de marzo, era la destitución en el cargo del director de ese centro de salud, Alfredo Fraga.

Ayer, un día antes de que la ministra de Salud, Susana Muñiz, deba concurrir a la Comisión General del Senado a responder por esta muerte y otra de un bebé ocurrida dos meses más tarde también en el mismo hospital, el directorio de ASSE resolvió iniciar sumarios administrativos a tres profesionales.

Uno de ellos es el propio director del hospital; los otros dos son el médico y la ginecóloga que estaban de guardia en la madrugada del domingo en que la mujer murió desangrada en la sala de partos.

Aunque hubo planteos para que los sumarios fueran con separación de cargos, la mayoría del directorio terminó votando que no sea así. Uno de los argumentos que se manejaron es que si separan del cargo al médico y a la ginecóloga van a tener problemas para cubrir sus vacantes.

Con los sumarios finalizados se determinará luego si los funcionarios son pasibles de otras sanciones.

Las autoridades sanitarias ya habían admitido que en este caso hubo fallas en el protocolo asistencial que derivaron en la muerte de la mujer de 39 años y que había controlado bien su embarazo.

"Hubo fallas en la percepción del riesgo por parte de los profesionales actuantes y de la dirección del hospital", concluyó un primer informe presentado en marzo.

La maternidad del hospital "debería haber estado en plan de contingencia porque en ese momento no había ginecólogo de guardia" y además el traslado de la paciente "debería haberse realizado lo antes posible a la ciudad de Durazno, donde se encontraba la maternidad más cercana en ese momento", agregaba el informe.

En ese momento se anunció que las eventuales responsabilidades individuales emergerían de la investigación administrativa que ya finalizó. Pero antes de los resultados finales ya descartaban intencionalidad.

"Cada uno de los integrantes del equipo de salud que actuó en el caso lo hizo con mucho compromiso y dedicación. El funcionamiento habitual del hospital, con una maternidad que en general está adecuadamente cubierta, posiblemente haya incidid