JARA JUSTIFICA CONTRATOS EN ANCAP

Director blanco de Ancap cuestiona compra directa

Presidenta confirmó un mes de atraso en obras de La Teja.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cemento: Jara dijo que las gerencias podían resolver la compra. Foto: archivo El País

El director blanco en Ancap, Diego Labat, único representante de la oposición en ese cuerpo, planteó ayer en el Directorio su preocupación porque se contrató por tres meses a una empresa que brinda servicios de jardinería en la planta de cemento de Minas sin licitación. La decisión, además, no pasó por el Directorio, señaló Labat.

Sin embargo, la presidenta de Ancap, Marta Jara, explicó a El País que por el monto involucrado la decisión podía ser adoptada por las gerencias a cargo y no era necesario que pasara por el Directorio. El monto de la contratación alcanza a $ 4,658 millones (unos US$ 166.557), detalló Jara.

La jerarca explicó que la contratación se realizó "para el mantenimiento de áreas verdes (desmalezamiento para cumplir con estándares de seguridad), retiro de basura, movimiento de pallets, etcétera, porque el anterior proveedor optó por no continuar prestando el servicio".

Jara dijo también que continuará vigente el contrato con los servicios de seguridad de la planta de Paysandú. "El contrato continúa porque el servicio no desaparece totalmente, se redimensiona porque se requiere un servicio mínimo en los distintos turnos", señaló.

Todo el proceso de reestructura de la división cementos, que implica una reducción importante de costos, se hará "considerando la situación de los trabajadores (si cuentan con jubilación o causal jubilatoria, otra actividad, núcleo familiar etc.) para manejar alternativas que mitiguen el impacto social", aseguró Jara. Se culminó el relevamiento conjunto de los servicios contratados en cada planta y se discute caso por caso la conveniencia de las reducciones, indicó Jara.

Labat planteó en el Directorio, además, que en su opinión no debe darse marcha atrás en la reestructura de la división de cementos que apunta a reducir sus elevadas pérdidas. Si bien la reducción de costos que se puede obtener bajando los gastos en mantenimiento de áreas verdes y vigilancia "no son grandes números" resulta imprescindible abatirlos, sostuvo.

Ayer el diario El Observador publicó que el 28 de abril, mediante el procedimiento de compra directa, se contrató a DESA Limitada para que durante tres meses se encargue del cuidado de las áreas verdes de la planta de cemento que Ancap tiene muy cerca de Minas. DESA, que es una intermediaria, ocupará a 16 jardineros que trabajaban para una firma que los despidió el 1° de abril pasado.

La división cementos en lo que va del año no ha revertido sustancialmente sus resultados. El año pasado perdió alrededor de US$ 27 millones. La división acumula un rojo de US$ 207 millones en los últimos quince años y Ancap pretende bajar US$ 20 millones sus costos en los próximos dos años para equilibrar sus cuentas.

Labat dijo que no está previsto dar marcha atrás en la decisión de no instalar el horno que se compró cuando presidía Ancap el hoy vicepresidente de la República Raúl Sendic. Se maneja la venta del equipamiento que está disperso en decenas de contenedores.

La reestructura de la división cemento se negocia en estos días en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Ancap negocia con cuidado porque sabe que eventuales medidas de paro, como las que ya se han verificado este año, pueden enlentecer más las obras de mantenimiento en la refinería de La Teja. Jara confirmó a El País que ya están atrasadas un mes, aunque actualmente los trabajos se desarrollan con normalidad.

La idea inicial de Ancap era que el mantenimiento estuviese terminado el 1º de junio próximo. Los trabajos comenzaron en febrero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)