CAMBIO EN EL PARLAMENTO

Los diputados van a votar con una tarjeta inteligente

El nuevo sistema reemplazará al de huellas digitales que no funcionó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diputados estrenarán antes de febrero el nuevo sistema. Foto: Ariel Colmegna

Después de tres años de idas y vueltas, la Cámara de Diputados pondrá en práctica el voto electrónico con tarjetas inteligentes que funcionan con un chip. La primera votación por este sistema se hará antes de febrero.

La aplicación de la nueva tecnología está todavía "en el debe", reconoció a El País el presidente de la Cámara Baja Alejandro Sánchez (MPP). El tema se arrastra desde la presidencia del diputado colorado Germán Cardoso, quien compró los aparatos y el software que hasta hoy no ha sido usado.

Los equipos adquiridos en 2013, por US$ 50.000, tienen lectores de huellas digitales que permiten registrar el voto, pero no poseen "ni la capacidad ni la fuerza de transmisión para asegurar que no haya cortocircuitos en el software", dijo Sánchez. "Cargar huellas digitales hace que el software funcione mal y se tranque. Eso no es un error de fabricación, sino de diseño. Porque el sistema no tiene la capacidad, ni la fortaleza para operar de esa manera y eso genera riesgos", explicó.

El diputado añadió que si se registran las 99 huellas digitales de los legisladores el aparato funciona. Sin embargo, cuando se empiezan a registrar las licencias comienzan los problemas y el sistema "colapsa".

"En condiciones ideales funcionaría, pero continuamente se están votando licencias, y cuando un legislador sale de sala se apagan los equipos. Ese tráfico para fijar el quórum real tranca el sistema", acotó.

En consecuencia, la Cámara de Representantes reemplazará el sistema de huellas digitales por uno de tarjetas inteligentes, que permitirá a cada legislador marcar su voto y permanencia en sala. Cada legislador tendrá su propia tarjeta y se usará el aparato ya comprado anteriormente. Para Sánchez, el "error" fue no pensar en un software adecuado al reglamento.

El otro problema es que el aparato de voto electrónico no se adapta al reglamento de la Cámara. Por ejemplo, se permite votar afirmativamente o negativamente, cuando en Diputados no existe esta segunda opción. Con la adaptación realizada para la votación con tarjetas inteligentes, el sistema no colapsa, aseguró. La primera sesión de prueba fue realizada hace algunas semanas con 99 funcionarios.

Parpadeo largo.

Recientemente se generó una polémica con la diputada nacionalista Graciela Bianchi, quien se quejó de que otro legislador le tomó en sala una foto con los ojos cerrados, supuestamente dormida. "Lo que pasa es que yo tengo un parpadeo largo", aclaró y advirtió que denunciará a uno de sus colegas si le vuelve a sacar una foto.

Sánchez dijo que el legislador frenteamplista que sacó la foto cometió un "error". "En una sesión de las largas que hay en el Parlamento cualquiera se puede dormir, tuvimos sesiones de 23 horas durante el Presupuesto y eso genera cansancio. Eso no habla mal de una persona, cualquier persona se puede dormir en el trabajo", aseguró, y agregó: "He salido de las sesiones a dormir, como lo han hecho la mayoría de los legisladores del Frente Amplio, del Partido Nacional y del Partido Colorado. Ninguno estuvo presente en toda la sesión del Presupuesto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)