SIN ACUERDO

Se diluyen los intentos reformistas en el Frente

Exdiputado Michelini afirmó que el proceso “está agotado”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Felipe Michelini. Foto: Archivo EL PAÍS

El Frente Amplio no llegó a un acuerdo sobre si modificar o no la Constitución en este período de gobierno y el presidente de la comisión encargada de impulsar la reforma, Felipe Michelini, puso el cargo a disposición del titular de la coalición de izquierda Javier Miranda.

"No renuncié, puse mi cargo a disposición al presidente del Frente y estoy a lo que él disponga. Porque creo que el proceso que se inició y se llevó adelante ya está agotado; pienso que ahora hay otra instancia y no necesariamente soy yo el que tengo que liderarla", dijo a El País Michelini.

En el Frente no hay acuerdo sobre la vía para reformar la Constitución: la Asamblea Constituyente o la recolección de firmas son las dos opciones sobre la mesa. Según Michelini, el llamado a la Constituyente "es un lío desde el punto de vista técnico" y "desde el punto de vista político es altamente riesgoso" dado que el oficialismo puede quedar en minoría.

Michelini consideró "que ahora el tiempo está agotado" y no hay que reformar la Constitución. "Creo que la reforma es necesaria, pero para mí en este momento ya no hay condiciones para impulsarla por ninguna vía", concluyó. El motivo principal en que se basa para hacer esta afirmación es que "no es un tema que esté en la agenda de la ciudadanía".

La comisión lleva siete meses paralizada. No hay reuniones y conviven diferentes opiniones sobre si esperar a 2019 para impulsar una reforma.

El Plenario Nacional, máximo órgano dentro de la coalición, había decidido impulsarla en junio del año pasado. Además un documento de estrategia ratifica la voluntad de seguir adelante con la propuesta de reformarla en lo que resta de este período de gobierno para asegurar lo que entiende que han sido "logros" de su administración. Ahora el tema estará nuevamente en debate el próximo sábado 27 aunque hay sectores que tienen pensado pedir la postergación del asunto que por ahora se mantiene dentro del orden del día.

El astorismo ya se había expresado en contra de la realización de la reforma constitucional. En los últimos días el Partido Socialista hizo saber que se inclina por esperar hasta 2020, después de las elecciones nacionales, informó El Observador.

Consultado por El País, el delegado del Partido Socialista en la comisión Manuel Laguarda señaló que "no hay una resolución formal" del sector pero la idea es mantener la Constituyente como mecanismo para reformar la Constitución.

"No estamos de acuerdo con recolectar firmas en 2019 y consideramos que no están las condiciones políticas o no se ha avanzado en articulación para instrumentar ahora la reforma y esto es una autocrítica. Nuestra idea es dejar la Constituyente como mecanismo e incorporarlo como tema de campaña en 2020", explicó el representante socialista.

El delegado de la Vertiente Artiguista en la comisión de reforma constitucional, Daoiz Uriarte dijo a El País que espera que en este período se resuelva la recolección de firmas. "Me parece que el tema de la reforma constitucional tiene que seguir por porcentaje de firmas o a través de la Asamblea General. Lo importante es que el Frente siga trabajando por el tema con miras de concretar un texto para plebiscitar", señaló.

Uriarte opinó que lo que está claro es que no hay condiciones para convocar a una Constituyente. El único sector que hoy se mantiene en esta tesitura es el Partido Comunista.

Temas.

La reforma constitucional que impulsará el Frente Amplio aborda 10 puntos, según acordaron sectores y bases. El documento de consenso plantea la reforma del Poder Judicial, en el entendido de que se debe "mejorar el funcionamiento al efecto de contribuir al acceso de la población a la Justicia". La idea es "garantizar un Poder Judicial independiente, imparcial, eficiente, eficaz y oportuno que sea el último garante de los derechos". Para eso se plantea "procurar" el mejor sistema para la selección, la designación, el ascenso y la capacitación de los jueces.

Además, se acordó redefinir el veto presidencial, reducir al mínimo las esferas que no tengan control parlamentario y "potenciar" las comisiones investigadoras del Poder Legislativo, así como rediseñar el control de constitucionalidad de las leyes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)