Carlos Perera

"Es difícil no pasar a precios los aumentos de sueldos"

El presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Perera, valora el diálogo frecuente con el gobierno pero entiende que no ha arrojado hasta ahora resultados tangibles y advierte que su gremial y la Cámara de Industria volverán a plantear una queja ante la Organización Internacional del Trabajo si no se modifica la normativa sobre negociación colectiva.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Pedimos prudencia en los Consejos de Salarios", afirmó. Foto: Francisco Flores.

Se muestra muy crítico con el estado de la educación, la carga impositiva y la ley de “inclusión financiera” porque entiende que afecta al derecho de propiedad. Pide cautela en la negociación salarial.

—¿Qué evaluación hace de la gestión del presidente Tabaré Vázquez?

— Yo creo que este es un gobierno con el que entablamos un diálogo totalmente distinto que con el anterior. Tenemos un diálogo serio, bueno y permanente. Quizás no estamos viendo los resultados para los que nos creamos expectativas. Pero tenemos un buen diálogo. Creemos que el Poder Ejecutivo ha tratado de hacer cosas, cosas interesantes, como los tratados internacionales, pero hay aspectos que se le han ido de las manos.

—¿Cree que está incidiendo mucho la Mesa Política del Frente Amplio?

—Creo que sí. Fíjese que la Mesa Política del Frente Amplio, inclusive el aparato sindical, han demostrado tener mucha fuerza. Si partimos de la base de que Uruguay es un país que tiene que crecer hacia afuera, no nos podemos dar el lujo de ni siquiera participar en las conversaciones para ver de qué se trata algo como el TISA. Fíjese la educación. Hemos presentado no sé cuántos trabajos sobre la educación porque estamos en niveles bajísimos. Estamos teniendo problemas en el tema de la preparación para el trabajo, hoy que se habla de la cultura del trabajo. Por ejemplo, hay camiones, tractores, maquinaria, que requieren preparación con manuales en inglés y no hay gente capacitada. No estamos viendo resultados.

—Ustedes dejaron en suspenso una queja ante la OIT por el marco de la negociación tripartita para habilitar un diálogo con el gobierno y los sindicatos...

—Fue poner la carne en el asador para ayudar al gobierno. Estamos en cero. Si no se llega a ningún acuerdo, a partir del 31 de diciembre va a estar la queja arriba de la mesa de la OIT.

—¿Qué pasó? ¿No pudieron reunirse lo suficiente o hay discrepancias?

—Se juntan las dos cosas. Habíamos empezado un diálogo. La queja de la OIT vino hacia el gobierno por tener una ley que no cumple con el acuerdo internacional. Le pidió que cumpla con siete puntos. Hicimos algunas reuniones. Después vino todo este lío que tuvo lamentablemente el gobierno (se refiere al conflicto de la educación). Medio se paró. Hace poco volvimos a tener otra reunión. Todavía no se ha avanzado nada porque son muy antagónicas las posiciones del Pit-Cnt y de las cámaras. El gobierno nos dijo que si no se llegaba a un acuerdo, iba a tener que presentar un proyecto.

—¿Va a tomar en cuenta las propuestas de ustedes?

—Ojalá, no sabemos.

—¿Accederían a una prórroga para seguir negociando?

—No. Un año fue mucho. No queremos que el tema se duerma un segundo.

—¿Cómo evalúa la marcha de los Consejos de Salarios?

—Nosotros lo que más hemos pedido es prudencia. La competitividad está compuesta por un núcleo de variables, entre las cuales está el salario. No estamos viendo esa prudencia. El propio gobierno la está pidiendo. Además, dijimos que hay que tener mucho cuidado porque cuando se está en períodos de desaceleración, el fusible ya no es subir o bajar el salario sino que podés perder tu trabajo. Y llevamos 50.000 puestos de trabajo perdidos desde el 1 de enero a la fecha.

—¿Por qué cree que no hay prudencia? ¿No se percibe la desaceleración?

No es fácil hablar de temas salariales. Si yo estuviera ahí (en los sindicatos) capaz que estaba peleando por lo mismo. Ellos han peleado, han andado muy bien, han logrado cantidad de cosas. En el período de bonanza aumentaron 50% su salario real. Ahora capaz que es momento, no de recuperar, sino de quedarse con la inflación. He escuchado pedidos de aumento de hasta 20%. El propio Estado no está de acuerdo. El Estado dice "aumentá lo que quieras, pero no pases a precios". Es muy difícil no pasar a los precios los aumentos salariales porque tienen una incidencia grande.

—¿Cómo está evolucionando el consumo?

El consumo en general cayó por debajo de la línea de cero. Tenés desaceleración del consumo, aunque todavía no cayó por debajo de cero en las grandes superficies. Tenés desaceleración en la hotelería, zapatos, tiendas. Ya es casi general. Y por cuarto trimestre consecutivo. Se nota. Y ni que hablar del tema de la frontera. Ya ha habido comparaciones. Hay caídas de un tercio. Y eso pega. La novedad es Brasil. Pero Argentina sigue más barata que Uruguay.

—¿Hay que subir el dólar más rápido?

No es bueno subirlo rápido. Es bueno ir acompañando. Lo que ha sucedido ha venido bien, pero todavía estamos fuera de la competitividad. Sobre todo con Brasil, que es el principal comprador. A Argentina ya le exportamos menos del 4%. Han caído las exportaciones. Todo viene desacelerándose.

—¿Qué opina de la ley de inclusión financiera?

Estamos a favor de la inclusión financiera. El tema es cómo viene esta ley. Yo me pregunto si esta es una ley de inclusión financiera o una ley de transparencia fiscal. Mis asesores me dicen que esto persigue otro tipo de cosas, inclusive violando el derecho de propiedad. No tenés derecho de vender tu propiedad como tu quieras. No tenés derecho a alquilar tu propiedad como quieras. No tenés derecho a pagar a tus empleados como quieras. Hay una injerencia en lo que es la dirección de la empresa. Todo esto lo maneja la DGI. Para todo esto hay que obligar e incluso sancionar. Yo no tengo bien claro lo que la ley persigue. Sé que hay una cantidad de personas que se van a ver perjudicadas. Ni que hablar del campo... ¿Dónde están los cajeros? ¿Qué tiene que hacer el peón para cobrar?.. Cosas prácticas. ¿Qué va a pasar con el circulante que está en la Constitución de la República? Se tiende a que desaparezca. Hay muchas cosas que nosotros no las tenemos muy claras. Después hay cosas chiquitas. El almacenero de barrio, del interior, la famosa "libreta", al que le dicen "no puedo pagarle $ 1.500, le pago 1.000".... ¿Qué me estás hablando de "post" de plástico para ahorrarse el 2% del IVA cuando el "post" o el plástico le cobra 4%, 2,5% o 3% al almacenero y eso va a precio? ¿Por qué no hicieron una baja del IVA general? Acá la baja del IVA es solo para el que hoy paga con una tarjeta de débito. Nosotros tuvimos siempre la intención de recurrir la ley. Pero estamos viendo cómo funciona.

—¿Qué la parece el Presupuesto diseñado por el Ejecutivo?

El presupuesto, de acuerdo con todas las asesorías que yo tengo, va a producir o pérdidas de puestos de trabajo o inclusive inflación. Y tiene la obligatoriedad, tal como está planteado, de generar mayor carga impositiva, cosa que Uruguay no aguanta más. Tenemos un déficit fiscal que está arriba de US$ 2.000 millones por año. El Uruguay se salvó de la peor de sus crisis, la de 2002, con un préstamo de US$ 1.500 millones. No se soporta más el peso del Estado. El gobierno dice que no aplica más impuestos. Pero ya hay restitución de impuestos, como en el caso del campo. Les metieron la Contribución y Primaria. Tenemos distinta visión con el ministro Danilo Astori respecto al futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)