CANCHA NEUTRAL

Diferentes visiones del país no se reflejaron en Ginebra

Cámaras aguardan llegada de técnicos de la OIT para resolver diferendo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez abrió la conferencia anual de la OIT en Ginebra. Foto: AFP

Gobierno, empresarios y dirigentes sindicales atraviesan un diferendo por la legislación de las relaciones laborales. Pero esa discusión no se trasladó a Ginebra, Suiza, donde el presidente de la República, Tabaré Vázquez, estuvo a cargo de la apertura de la 106ª Conferencia Internacional del Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Allí el mandatario destacó el buen diálogo que hay entre las partes y los avances que Uruguay ha logrado en materia de legislación laboral.

Sin embargo las delegaciones de cada uno de los bandos se mantendrán expectantes durante unas semanas para ver qué dicen los técnicos de la OIT que visitarán Montevideo para zanjar la discusión. Para el jefe de Estado la negociación colectiva es la clave para avanzar en el relacionamiento. Para los empresarios el mandatario solo se encargó de los puntos positivos del país, y opinan que es tiempo de comenzar a hablar de los puntos "flojos", si es que se quiere mejorar como país.

En lo que todos coincidieron fue en que la negociación y el diálogo es la base para solucionar las diferencias. Incluso fue el mensaje que el director de la OIT, Guy Ryder, transmitió a los periodistas uruguayos que cubrieron la gira oficial.

"Hoy día hay instituciones y procesos de diálogo que son muy importantes (...) Lo importante es que Uruguay pueda cumplir sus obligaciones bajo los convenios internacionales que ha ratificado", dijo al ser consultado por el diferendo que tienen empresarios con el gobierno y los sindicatos de trabajadores según informó Telenoche de canal 4.

El diferendo tiene casi nueve años, se trata de una queja de las cámaras empresariales que presentaron ante la OIT por, entre otras cosas, la legislación sobre las ocupaciones de los puestos de trabajo.

El tema no será tratado durante esta asamblea. En los próximos meses llegará a la capital uruguaya una delegación de técnicos de la OIT para analizar la situación y redactar un informe con recomendaciones.

Ayer el presidente Vázquez fue el encargado de abrir la asamblea anual del organismo. En su discurso, el mandatario dio que Uruguay cumple con "más de un centenar de convenios internacionales, entre ellos los ocho fundamentales" de la OIT, y destacó que eso le permite al país colocarse "primero en Latinoamérica en ratificación de convenios" laborales.

El jefe de Estado destacó que Uruguay es un "referente mundial en materia de tripartismo y diálogo social" y que eso ha llevado a relaciones laborales maduras y avanzadas.

Por eso explicó que la intención es avanzar en esa línea. "En el mundo actual quien pretenda resolver sus desafíos con respuestas del pasado se condena al fracaso, quien se detenga, retrocede y quien aspire a salvarse en soledad está irremediablemente perdido, porque el futuro no se espera, se construye sabiendo que nunca será inmutable ni perfecto pero siempre puede ser mejor y perfectible y se construye entre todos, dialogando y apostando a la paz como norma de convivencia", dijo Vázquez.

A pesar de defender la negociación colectiva como instrumento para avanzar en la mejora de lo que optó por llamar: "un mundo del trabajo que le sirva a todos", el presidente no evitó hacer referencia al diferendo que está planteado hoy.

"Uruguay tiene vasta experiencia en materia de diálogo social", pero aclaró que no ha sido "lineal ni uniforme, ha tenido recodos y momentos oscuros y hoy presenta contro-versias de las cuales algunas están planteadas en esta organización".

La otra cara.

Para los presidentes de las dos principales cámaras empresariales —la de Comercio y Servicios y la de Industrias— lo que queda es esperar.

"Acá todo va a tener una solución para mal o para bien cuando lleguen los técnicos de la OIT. Ahí el gobierno va a tener que ver qué hace", dijo a El País el presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Perera.

En la misma línea opinó el presidente de la Cámara de Industrias. "Es un tema que no da para más, hay que esperar. Celebramos la presencia de Vázquez en Ginebra. El discurso no es malo, alaba y pondera las cosas buenas del país. Pero también nos interesa hablar las cosas que no son buenas porque son las que afectan directamente a la industria", dijo Washington Corallo a El País.

El representante empresarial explicó que la industria uruguaya atraviesa diez años complicados, que no se solucionan de un día para el otro.

"En los últimos diez años ha sido muy difícil. Seguimos perdiendo competitividad, que además no la recuperamos en un día, seguimos asistiendo al cierre de empresas, al desempleo. Pesan más en la industria de lo que dice el señor presidente. Son problemas que están afectando seriamente a la industria", opinó.

Para las cámaras empresariales la ocupación de los centros de trabajo no puede ser entendida como una extinción del derecho de huelga. Punto que han permitido los gobiernos frenteamplistas.

Los empresarios pretenden que ese punto sea resuelto y garantizado mediante un proyecto de ley, o un decreto presidencial.

Sin embargo la central única de trabajadores se opone y ha tenido el respaldo del Poder Ejecutivo hasta ahora.

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, dijo a los medios uruguayos en Ginebra que no permitirán que eso se modifique. "No permitiremos una marcha atrás en los derechos conquistados ni ceder ni un gramo el derecho de huelga", dijo Pereira.

El reclamo será parte de la plataforma reivindicativa del Pit-Cnt en el paro nacional parcial del 21 de junio.

La medida de lucha fue resuelta en el marco de la discusión por el proyecto de ley de Rendición de Cuentas que el gobierno deberá enviar al parlamento antes de fin de mes.

Preocupa decisión del presidente de los EE.UU.

El presidente Tabaré Vázquez rechazó ayer "abiertamente" en Ginebra que "gobernantes de países importantes den un portazo a los convenios" que se realizaron para proteger el clima y "la única vivienda" que tiene la humanidad. Mientras, el presidente en ejercicio, Raúl Sendic, consideró en Montevideo "muy peligroso" que Estados Unidos, "el segundo contaminante a nivel mundial", salga del Acuerdo de París, que representa un avance importante para "retener o detener el cambio climático".

Presidente insiste en que no ayuda a Venezuela aislarla.

El presidente Tabaré Vázquez dijo que una medida de aislamiento en estos momentos a Venezuela la perjudicaría mucho más que lo que supone tenderle una mano para lograr una mesa de diálogo para buscar una solución pacífica a su grave crisis, informó Efe.

"Nosotros nos opusimos a aislar a Venezuela por lo que queremos al pueblo venezolano", señaló Vázquez en Ginebra donde participa en la reunión anual de la OIT. El 31 de mayo, los cancilleres de la Organización de los Estados Americanos (OEA) no lograron consensuar una declaración sobre el tema.

El acuerdo no fue posible porque la propuesta de declaración de EE.UU., México, Perú, Canadá y Panamá pedía cancelar la Asamblea Constituyente en Venezuela y era muy crítica con el gobierno de Nicolás Maduro, mientras que la presentada por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom) no recogía esas demandas.

"Uruguay apuesta a eso, a la mesa de diálogo, y Uruguay además ha defendido tradicionalmente la no injerencia en los asuntos internos de otras naciones", señaló Vázquez, quien recalcó que "los problemas de los venezolanos los tienen que resolver los venezolanos (...) Lo que podamos hacer desde fuera y ayudar para que se encuentre un camino de paz, de profundización de la democracia, de tolerancia, de respeto, de convivencia pacífica. Lo que podamos hacer y se nos pida, lo vamos a intentar hacer", subrayó.

El canciller, Rodolfo Nin Novoa admitió que "no hay dos tercios para que haya una resolución" en la OEA sobre Venezuela, es decir 23 votos de los 34 Estados representados. Por lo tanto, "la única apuesta posible hoy en ese país es una apuesta por el diálogo". En ese diálogo, agregó, debe haber "garantías de que el país empiece a revertir una situación que lleva peligrosamente hacia situaciones complejas y buscar el camino de la democracia, de la expresión popular", señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)