Le recordó que la desaceleración ya está eliminando puestos de trabajo

En día de paro, el gobierno llamó a cuidar los empleos

En lo que va del año se generaron casi 13 conflictos mensuales con medidas de paro. Los 127 conflictos llevaron a la pérdida de 1,47 millones de jornadas de trabajo. Los datos relevados por la Universidad Católica, dan cuenta del alto nivel de conflictividad sindical que han tenido los primeros meses del gobierno del presidente Tabaré Vázquez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La central sindical se movilizó por 18 de Julio y se realizó una oratoria. Foto: Ariel Colmegna.

El Pit-Cnt sostiene que las batallas no han sido en vano. Considera que el gobierno ha tenido que dar el brazo a torcer tras varios conflictos. Como ejemplo, los dirigentes de la central mencionan que debió dar en cierta medida marcha atrás tras declarar servicio esencial la educación y que desistió de participar en las conversaciones del acuerdo Tisa por, entre otros motivos, la oposición sindical.

Pero desde el gobierno también le hacen advertencias a la central. Ayer, el mismo día en que el Pit-Cnt realizó un paro parcial y una movilización en la que participaron unas 20.000 personas que marcharon por la avenida 18 de Julio, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, le envió un mensaje claro: en esta etapa hay que dar prioridad al cuidado de los empleos por sobre las mejoras salariales.

Esta semana el Instituto Nacional de Estadística informó que el desempleo subió a 8% en setiembre desde el 7,6% en que se ubicaba en agosto. En el trimestre agosto-setiembre de 2014 los desocupados eran 110.600 pero en el mismo lapso de este año son unos 22.300 más. La desaceleración se hace sentir en el mercado laboral. En setiembre había 141.000 desempleados, 6.000 más que en agosto.

Llamado de atención.

"Hay momentos en la vida en que defender lo que se logró es tan importante como lograr mejoras y hoy el objetivo es el empleo, la defensa del empleo, tiene mucho que ver con la negociación salarial" en marcha, dijo Astori. Y enfatizó: "la negociación salarial es muy importante para perseguir el objetivo de evitar el daño en el empleo".

"Respeto mucho la decisión de los sindicatos, pero creo que todos los participantes en la negociación tenemos que poner la voluntad, la disposición para culminar lo antes posible con algo que es fundamental: el país necesita tener consistencia, coherencia entre su política monetaria, su política cambiaria, su política fiscal y su política de ingresos, que tienen que asumir una necesaria flexibilidad como para encarar las dificultades que hoy tenemos en Uruguay", sostuvo Astori.

En este sentido, advirtió que "el desempleo ha aumentado, no dramáticamente, pero sí de acuerdo con la desaceleración que está viviendo la producción (y) obviamente no podría concebirse una desaceleración sin un aumento del desempleo, es algo casi natural".

Por su parte, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro prefirió no hacer mayores comentarios sobre la paralización y se limitó a comentar que en el Pit-Cnt "están en su derecho" ya que "es parte de la democracia que se realicen este tipo de acciones" sindicales.

Defensa.

La cúpula del Pit-Cnt no tardó en contestarle a Astori, minutos después de bajar del escenario montado frente a la Cámara de Comercio.

El secretario general de la central, Marcelo Abdala, señaló que "la tarea de él (por Astori) es esa, mantener los equilibrios macroeconómicos a la hora de la demanda, y la de nosotros es que en aras de los equilibrios y las estadísticas, no nos olvidemos de la gente y de los seres humanos; por esa razón es que el movimiento sindical sin desmedro de un concepto responsable, el cual acompañamos, plantea que la inversión del Estado bien hecha y el salario pueden ayudar a superar un momento difícil que nos viene de afuera, que tiene que ver con la economía regional e internacional".

Antes de que los sindicalistas conocieran las declaraciones de los ministros de Economía y Trabajo, ya se habían quejado, en palabras de Abdala "del poco avance que existe en las negociaciones colectivas".

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, fue contundente cuando advirtió que "la negociación colectiva en Uruguay no se toca, y si se toca van a tener a todo el movimiento sindical, a este único movimiento sindical, enfrentando cualquier modificación que perjudique a los trabajadores".

Los sindicalistas estaban particularmente molestos con el vicepresidente de la Cámara de Comercio y ex subsecretario de Economía, Gustavo Licandro, quien días atrás cuestionó el funcionamiento de los Consejos de Salarios y su efectividad. Antes de las declaraciones de Licandro, estaba previsto que la movilización del Pit-Cnt se realizase frente al Ministerio de Trabajo.

Nueva central.

La creación de una nueva organización que busca nuclear a trabajadores que no se sienten representados por el Pit-Cnt molestó en la interna de la central, y, como era de esperar, sus dirigentes lo dejaron claro en sus discursos.

Ni bien tomó la palabra, Pereira dijo que "acá está el único movimiento sindical uruguayo; acá está la unidad, la solidaridad y la lucha". Pereira le dedicó unos minutos más al intento de crear una nueva central: "la verdad es que muchas veces en nuestros actos de militancia cotidianos tenemos que escuchar barbaridades como que se construye una nueva central sindical", dijo. Consultado por El País sobre la nueva central contestó: "¿Usted ve algún otro movimiento?. Yo vi declaraciones de prensa. Hace tres años que vienen con lo mismo. Van a dejar de existir porque la mayor solidez la tiene este movimiento sindical".

Promueven una ley para discapacitados.

El Pit-Cnt impulsará una ley para que las empresas deban contratar para su plantilla a personas con discapacidad. El presidente de la central, Fernando Pereira, explicó que "con esto se busca una mayor equidad, igualdad, de eso se trata, de ser solidarios".

Otro de las iniciativas en las que trabaja el Pit-Cnt, apunta a que las empresas hagan aportes mensuales con los que se formaría un "fondo de solidaridad". Ese fondo se utilizaría para permitir el cobro de los pasivos laborales de los trabajadores cuando se generan situaciones de "insolvencia patronal" como consecuencia, por ejemplo, del abandono de una empresa por parte de su propietario.

La iniciativa es impulsada por el Partido Comunista que tiene mucha influencia en la central sindical pero todavía no se plasmó en un proyecto que esté a consideración parlamentaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)