La crecida del Yi desplazó de sus hogares a 357 menores

Día del Niño bajo el signo del agua

Muchos de los pequeños evacuados por la crecida del río Yi vivirán hoy el Día del Niño, por primera vez, lejos de sus casas. Algunos de los más de 300 menores que debieron abandonar sus hogares, están en las carpas que el Ejército Nacional instaló en el Complejo Deportivo Municipal: un lugar seco y al amparo de las inclemencias del tiempo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los festejos se vivirán en el campamento de evacuados de Durazno. Foto: Víctor Rodríguez.

Pasan ellos, este día será de sana diversión y esperarán, quizás sin decirlo, algún regalito. Hay jóvenes voluntarios duraznenses que ayer preparaban juguetes para entregar hoy a niños evacuados.

"Yo quiero una pelota de básquetbol", dice Juan Gabriel, de 12 años, señalando la canchita de basquet que hay en la explanada del campamento. El niño, que reside en el barrio La Amarilla, llegó hace dos días.

"La cosa acá está más o menos; no es lo mismo que la casa, pero el río ya la tapó..."

"Yo quiero un celular", apunta Luis Fernando, con algo de desparpajo, mientras sostiene en sus manos una pelota que le regaló un familiar.

Mientras, otros dos pequeños juegan a la pelota contra uno de los muros del estadio de fútbol del complejo deportivo.

La cantidad de menores registrados ante el Comité de Emergencia de Durazno y los autoevacuados que han concurrido a registrarse hasta ahora, asciende a 357, informaron a El País fuentes oficiales.

La doctora Ana Tomasco directora departamental de Salud informó que desde antes de ayer funciona normalmente en el campamento el puesto de salud, con atención permanente de médicos y pediatras.

Braian, un pequeñito de seis años, recorre una y otra vez la estrechez de la calle entre las carpas, disfrutando la bicicleta que le regalaron el 6 de enero, por el Día de Reyes y que mantiene impecable. "Ciclista", responde cuando se le pregunta que quiere ser de grande, y arranca en velocidad, ante la mirada risueña de su familia en una de las carpas verdes provistas por el Ejército.

Crecida.

En tanto, el río Yi sigue subiendo. Ayer de tarde se ubicaba a 10,25 metros y crecía a razón de 4 centímetros por hora, pese a que el cielo comenzaba a despejarse de tarde y apareció de nuevo el sol. El arribo de grandes volúmenes de agua, desde zonas altas del departamento a la cuenca principal frente a la ciudad, ha mantenido incambiada la situación. El total de personas evacuadas, registradas en el Cecoed, ascendía a 1.271. Persiste un número de personas no cuantificadas que han dejado sus hogares pero no se registraron en el Comité.

La creación de un refugio fijo y permanente, con los servicios necesarios, para atender a los desplazados por las crecidas del río Yi, fue una iniciativa planteada a las autoridades del Sistema Nacional de Emergencias en ocasión de una reunión mantenida el viernes de noche con integrantes en Durazno.

Se propuso que el proyecto —que tiene diseño y bases confeccionadas hace dos años y medio— pueda concretarse y contar con recursos del gobierno nacional y departamental, e incluso con asistencia de organismos internacionales de ayuda humanitaria.

"Crear un refugio fijo para los desplazados haría necesaria aria una inversión de un millón de dólares", según el diputado nacionalista y ex intendente de Durazno, Benjamín Irazábal.

El pronóstico del Instituto Uruguayo de Meteorología no prevé lluvias para la jornada de hoy, aunque la situación desmejorará mañana.

Donaciones a evacuados.

Las personas, empresas o instituciones que deseen realizar donaciones para los evacuados deberán canalizarlas a través de la Cruz Roja en Durazno y Montevideo. El local de Durazno está ubicado en José Pedro Varela y Baltasar Brum. Se puede concurrir desde mañana, a partir de la hora 9.00.

En Montevideo, la sede está ubicada en la avenida 8 de Octubre 2990.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)