POCOS FUNCIONARIOS Y MILES DE DENUNCIAS

Cada día ingresa al Pereira un niño mordido por perros

Al año se realizan 2.500 denuncias por ataques de canes en Uruguay.

Los pitbull son un botín preciado. AFP
La mitad de los mordidos que llegan el Pereira fueron atacados en sus casas. Foto: AFP

No bien se conoció el dictamen judicial que mandó sacrificar a los tres perros cimarrones que el pasado 20 de octubre mataron en Cerro Largo al trabajador rural Miguel Amaro, de 53 años, activistas en defensa de los animales manifestaron públicamente su oposición al fallo del juez.

En referencia al caso, Enzo Benech, subsecretario del Ministerio de Ganadería y presidente de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal, dijo ayer que "no hay Consejo de Ministros donde el tema de los perros y la matanza de ovejas no esté sobre la mesa. Pero esto no lo solucionamos cambiando la ley, lo solucionaremos algún día, si somos capaces de comprometernos todos".

"Me duele mucho que muera gente, ni siquiera digo ovejas, digo gente atacada por perros, y que no seamos capaces como sociedad de dar respuesta a eso", agregó Benech.

Según él "los problemas que se generan con perros que tienen o no dueño se solucionarán si somos capaces de escuchar a los demás, a los que piensan distinto, de sentarnos a la mesa y definir planes comunes para poder avanzar".

Junto a ese caso protagonizado cerca de Melo por animales dejados sueltos en la calle por presunta negligencia de su dueño, el ataque del pasado miércoles de un pitbull a una niña de un año y medio que estaba en la casa de una tía, en Las Piedras, Canelones, es un ejemplo de muchos más casos que se dan en el ámbito doméstico y otra vez abren la polémica en torno a la tenencia responsable y la de los perros de gran porte en especial.

Al Pereira Rossell ingresa un menor por día con mordeduras graves de perro. El promedio de edad de las víctimas es de seis años y en la mitad de los casos estaban en sus casas, confirmó a El País la jefa de emergencia Patricia Dall´Orso.

Según los datos que maneja el Departamento de Zoonosis y Vectores del Ministerio de Salud Pública, al año en Uruguay se recibe un promedio de 2.500 denuncias por mordeduras de perros de diferentes razas, la mitad de las cuales son reportadas en Montevideo.

En relación a los ataques que se dan dentro del ámbito familiar, la Cotryba mantiene contacto con el responsable de la comisión departamental que realiza el seguimiento a cada proceso policial, al expediente abierto, debido a que existe la obligación de denunciar el evento y las lesiones sufridas por la víctima y constatadas por los médicos.

Ante lo sucedido en Las Piedras, el gerente de la Cotryba, Julio Pintos, dijo a El País que se actuará en virtud del expediente y no de oficio. "Como el accidente fue dentro del hogar, no se puede decir que hubo una tenencia no responsable, ese perro no estaba suelto".

La Cotryba buscará un acercamiento a la familia dueña del pitbull para darle recomendaciones sobre la tenencia y conducta de ese perro. Solo si se aprobara una ley que prohibiera o pusiera condiciones para la tenencia de perros de gran porte considerados peligrosos, la Cotryba podría actuar, investigar si el propietario del animal cumple con los requisitos reglamentados. En la actualidad, ante la Cotryba continúa aumentando el número de denuncias y por eso comenzó a instrumentarse una reingeniería de procesos, ya que solo se cuenta con ocho personas.

Mientras a lo largo del primer año de la Cotryba había un promedio de tres denuncias por día, en los últimos dos meses la cifra trepó a siete.

Primer balance.

Durante su primer año de funcionamiento en la órbita del Ministerio de Ganadería, la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) recibió 1.469 denuncias, de las cuales 1.341 presentaron información suficiente para poder tramitarse y generar un expediente.

Los tres motivos principales de las denuncias son: mordeduras y ataques de perros a personas, maltrato de animales, y mordeduras y ataques de perros a animales productivos.

Se registraron 346 denuncias de ataques de perros a personas, causando lesiones y accidentes de tránsito de diversa entidad, lo que representa un 25,8% del total de denuncias en todo el país. La cantidad y proporción varía según los departamentos. El que más reportó denuncias fue Montevideo (17,3%), seguido de Durazno (16,8%), Tacuarembó (13,3%) y Canelones (10,4%).

Por maltrato a animales hay 167 denuncias, por abandono 47 y por envenenamiento 43, lo que suma 257 reportes. El 33% se hicieron en Montevideo, es decir 85. En segundo lugar figura Canelones, con el 14,8%.

En cuanto a las denuncias por ataques a ovinos y vacunos, la mayoría se da en Durazno (27%), Tacuarembó (18%), Lavalleja (casi 10%), Cerro Largo y Florida (7,2%). En total hay 111 denuncias de ataques de perros a animales productivos, un 8,3% del total de casos reportados en todo Uruguay.

Entre 929 expedientes que culminaron el trámite en junio, hubo 63 notificaciones de denuncia, 76 en los que se envió al denunciado una nota de intimación a la tenencia responsable y el bienestar animal, 67 sanciones propuestas que están en distintas etapas del proceso, de ellas, 8 gravísimas, 16 graves y 43 leves; 54 se archivaron por falta de pruebas.

Legislación sobre perros peligrosos.

Julio Pintos, gerente de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animalotryba (Cotryba), dijo a El país que hace pocos días se presentó en la Facultad de Veterinaria un estudio comparado de legislaciones de varios países para que los profesionales hagan recomendaciones acerca de cuáles de esas normas serían aplicables en Uruguay.

El último proyecto de ley para regular la tenencia responsable de perros peligrosos fue el que llevó al Poder Legislativo el senador Pedro Bordaberry en 2015, cuando no existía la Cotryba y su predecesora Conahoba dependía del Ministerio de Educación y Cultura.

El artículo 1 dice: "Queda prohibida la cría, reproducción, comercialización, transferencia, adopción e importación de canes de razas, sean puros por pedigree, puros por cruza o mestizos, considerados potencialmente peligrosas. A los efectos de esta ley, la reglamentación establecerá cuáles razas de canes serán consideradas potencialmente peligrosas".

El proyecto indica que quienes hoy tienen perros potencialmente peligrosos deberán mantenerlos en estado de "reclusión permanente" y alojarlos en un lugar seguro "para evitar su escapatoria o posible acceso a la vía pública".

A los infractores podrá aplicársele multas de 100 a 500 UR ($ 507.000 o US$ 17.500).

Del trámite parlamentario se desprende que este proyecto entró a Senadores el 17 de marzo de 2015; el 21 de marzo de 2017 continuaba en la Comisión de Educación y Cultura.

PITBULL FEROZ.

Critican a Cotryba por sanciones insuficientes

DANIEL ROJAS

El hijo de un combatiente de la Segunda Guerra Mundial atacado en mayo en Paysandú por un pitbull, denuncia que la Cotryba no tomó una medida ejemplarizante ante lo sufrido por su padre, Rosaire Cusimano, quien ahora a los 95 años quedó incapacitado y con una jubilación que no le alcanza para cubrir la casa de salud.

Hace dos meses, su hijo habló con el gerente de Cotryba, Julio Pintos, pero quedó decepcionado con la respuesta. "El animal fue entregado a una mujer en Salto y tengo entendido que la Ley de Bienestar Animal prevé otras medidas cuando la agresión es grave como en este caso. Era una excelente oportunidad para tomar una medida ejemplarizante y que no se menosprecie la vida humana", reclamó.

"Que se entienda bien. No estoy pidiendo un resarcimiento económico, solo estoy pidiendo justicia porque mi padre, que salía todos los días caminando a hacer sus compras, ahora está internado en un geriátrico. La jubilación no le alcanza para cubrir los gastos y yo estoy haciendo un esfuerzo. Siento que el Estado me está fallando", expresó el hijo de la víctima, Christian Cusimano.

Su padre estuvo internado un mes y medio en cuidados intermedios, por lo que perdió la poca masa muscular que tenía.

"El perro lo mordió por todos lados, en las cuatro extremidades. Tuvo fractura expuesta cerca de la mano derecha y heridas en la cabeza con gran desprendimiento de cuero cabelludo. En la intervención quedó expuesto parte del cráneo porque no alcanzó la piel para cubrir todas las heridas. Es atroz ver cómo quedó", indicó en ese momento su hijo.

El excombatiente estaba comiendo naranjas cuando lo atacó el perro. De inmediato fue trasladado a la policlínica de Quebracho y posteriormente al hospital de Paysandú. El ataque del perro se dio después de que Christian Cusimano, propietario de una chacra ocupada por otra persona, le pidiera a esta que dejara el lugar "porque había tomado un tractor sin permiso y no se hizo cargo de la rotura y porque además se negaba a pagar el consumo de luz".

Según Christian Cusimano, el casero fue responsable de dejar los perros sueltos mientras él se ausentó, y es falso que no estuviera en la casa cuando su padre fue atacado. Por esa omisión de asistencia presentó denuncia penal contra el casero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)