LAVADO DE DINERO

Detienen en Uruguay a dos cambistas del escándalo Lava Jato

Lavaban dinero para el exgobernador de Río de Janeiro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acusado: el exgobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Foto: O Globo/GDA

Dos acusados de lavar dinero de coimas cobradas por el exgobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, fueron detenidos ayer en Uruguay en el marco de una operación conjunta de la Policía local y la Policía Federal brasileña.

Los detenidos son Vinícius Claret, también conocido como Juca Bala, y su socio Cláudio Fernando Barbosa, ambos envueltos en operaciones de lavado de dinero provenientes del esquema montado por Cabral.

Ambos individuos tenían pedidos de captura internacional por parte de la Justicia brasileña y quedaron detenidos en instalaciones de la filial uruguaya de Interpol.

Claret fue detenido en la ciudad de Maldonado y Barbosa en el aeropuerto internacional de Carrasco donde aterrizó proveniente de Chile, hacia donde había viajado el viernes 24 de febrero.

Hoy al mediodía deberán declarar ante la jueza especializada en Crimen Organizado, Beatriz Larrieu. La jueza explicó que dado que ambos hombres tienen pedido de captura internacional emitido por Brasil, lo más probable es que se decida extraditarlos hacia ese país.

Según el protocolo de extradición firmado por Uruguay y Brasil el plazo máximo para que se cumpla ese procedimiento es de 30 días.

Durante ese lapso ambos sujetos permanecerán detenidos en dependencias policiales en Montevideo.

Antecedentes.

El exgobernador de Río de Janeiro, detenido el viernes 27 en el marco de la Operación Eficiencia por haber recibido millonarias coimas mientras ocupó el cargo, habría utilizado la plaza cambiaria uruguaya para lavar decenas de millones de dólares.

El esquema de corrupción liderado por el gobernador del PMDB era tan grande, que Cabral se vio obligado a buscar apoyo de un operador cambiario con base en Montevideo para lavar el dinero sucio.

Si bien se estima que cuando asumió su cargo en 2007 Cabral ya tenía escondidos en el exterior unos US$ 6 millones, con el volumen de coimas recibidas llegando a "valores surrealistas", según afirma el Ministerio Público Federal, debió pedir ayuda internacional para lavar ese dinero.

Fue en ese entonces cuando la trama incorporó un nuevo personaje, aún misterioso para los investigadores, "Juca Bala", un operador brasileño que vive en Montevideo.

Los delatores de la Operación Eficiencia, los hermanos Renato y Marcelo Hasson Chebar, aseguran que no tienen ni siquiera el teléfono del sujeto, porque se comunicaban con él a través de Messenger, el sistema de comunicación de Facebook, utilizando un sistema de mensaje encriptado.

Uno de los hermanos confesó que se encontró, al menos, tres veces con Claret en Montevideo, pero que siempre lo hizo en el hotel donde este se hospedaba en Montevideo.

Según el delator, el cambista tenía una estructura en Río de Janeiro para recibir las coimas que se le entregaban a Cabral.

El esquema de lavado consistía en acordar una tasa de cambio por los reales que se recibían en Río de Janeiro, tras lo cual Claret, desde Montevideo, le giraba dólares a Cabral en el exterior.

Según los investigadores brasileños el descubrimiento de Claret refuerza las sospechas de que Uruguay figura como la principal ruta de dinero sucio brasileño hacia el exterior.

Uruguay ya había sido involucrado el año pasado en otra trama de corrupción, el Lava Jato, por el cual decenas de políticos brasileños recibían coimas de empresarios a través de la petrolera Petrobras.

En mayo del año pasado la Justicia de Brasil envió un exhorto a la jueza de Crimen Organizado Adriana de los Santos solicitando información sobre cuentas bancarias en Uruguay que pertenecen a un ciudadano brasileño. En base a O GLOBO/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)