VEA LA FOTOGALERÍA

Después de la guerra al Lecocq

A raíz de los atentados, amenazas y reclamos contra el zoológico del Parque Lecocq, en donde se cortaron tejidos, soltaron a unos emús y dejaron las puertas abiertas de varios alojamientos de animales, lo que provocó la muerte de un ciervo, la Intendencia de Montevideo ya instauró una guardia privada y policial. 

Manifestación en el Municipio CH. Foto: grupo de Facebook "Este año cierra el zoo"
Manifestación en el Municipio CH. Foto: grupo de Facebook "Este año cierra el zoo"
Protesta contra el maltrato animal. Foto: Agustín Martínez
Protesta contra el maltrato animal. Foto: Agustín Martínez
Protesta contra el maltrato animal. Foto: Agustín Martínez
Protesta contra el maltrato animal. Foto: Agustín Martínez
Mujer besando a un perro. Foto: AFP
Mujer besando a un perro. Foto: AFP
Protesta contra el maltrato animal. Foto: Archivo El País
Protesta contra el maltrato animal. Foto: Archivo El País

El director de la división Artes y Ciencias de la comuna, Eduardo Rabelino, dijo a El País que "no hay una sustitución de funcionarios sino que se agrega la guardia; de noche habrá más gente y seguirán estando nuestros serenos".

De dos cuidadores que había hasta ahora durante toda la noche, habrá entre cuatro y seis personas, sumando a los guardias armados y policías.

El jerarca agregó que hay algunas pistas acerca de los posibles autores de los actos delictivos y ya "hay personas que se está investigando". Para el director de sistema de zoológicos, Eduardo Tavares, los militantes "están haciendo terrorismo".

En la edición digital del diario Cambio de Salto, anunciaron ayer que "las autoridades de la Intendencia de Montevideo decidieron alertar a los zoológicos de todo el país, ya que esta situación no solo atañe a la capital y, por ende, se extiende hacia otros departamentos". El director Eduardo Rabelino respondió a El País que nadie emitió ese comunicado.

Juan Echavarría, fundador de Animales Sin Hogar, recordó a El País que "no es el primer zoológico al cual de noche le abren jaulas o en donde al otro día encuentran animales muertos; tenemos modelos de zoológicos que cierran a las seis de la tarde y de noche no queda nadie o queda una persona para cuidar cientos de animales. Tener una gran colección de animales sin los recursos necesarios para brindar el bienestar que corresponde a cada especie y sin seguridad, no está bien".

Echavarría conjeturó en torno a diversas hipótesis, hasta no descartar que se recurra al mal llamado activismo a favor de los animales como una pantalla para quedarse con un ejemplar y comercializarlo. "Esta vez en el Lecocq no hubo un robo, pero ha pasado", dijo.

Respecto a la presencia de una guardia armada, Juan Echavarría manifestó que en lugar "de poner el énfasis en una vigilancia armada, habría que ponerlo en una vigilancia especializada. Hay que poner a alguien para que no entre nadie, pero también entender que la vida de los animales no se termina cuando se cierra el zoológico o el parque. Eso pasó en Villa Dolores cuando una hiena agonizó durante horas y murió porque no había nadie".

Matices.

Ana Rita Colombo, fundadora del Instituto Legal de los Derechos de los Animales (ILDA), y representante de las asociaciones protectoras en la Comisión Nacional Honoraria para el Bienestar Animal, declaró a El País que "los sucesos de Lecocq fueron lamentables, porque se trata de animales acostumbrados al cautiverio; no saben cómo comer o vivir solos. Ya van dos veces que nos llamaron por animales atropellados en la ruta y no los pudimos salvar. No supimos si eran del parque. ¿Es una zona de ciervos ahí? No sé, como tampoco sé si los liberaron o se escaparon. Nos permitieron que uno de ellos fuese entrado en el parque para ser tratado por veterinarios, pero murió".

Ana Rita Colombo coincidió con la resolución de la Intendencia de establecer una guardia armada. "No solo están aquellas personas que quieren liberar a los animales; también otros los quieren robar, ya sea para venderlos o para faenar. No queda otra que proteger a los animales de esa forma".

Jonathan Vilar, quien participó encadenándose durante un escrache frente a Villa Dolores, y hoy es el presidente de la ONG "For the animals Uruguay", cuyo objetivo es trabajar por todos los animales de todas las especies, más allá de los de compañía, expresó a El País no estar "en contra de ese tipo de acciones, si se toman en cuenta las condiciones para que el animal que sea liberado no se muera". Pero sobre lo de Lecocq manifestó su desacuerdo. "Estoy totalmente en contra de que estén los animales encerrados en el zoológico, aunque no es la manera: ir y soltar a todos".

Según Vilar, la mejor manera de actuar se ha consagrado con los trámites para efectuar traslados de animales a santuarios, como en los que participa la ONG Animales sin Hogar.

"No sé ni quiénes fueron. Sé que se hacen esas cosas a veces, pero la verdad, se deberían tomar medidas, más si es por los animales. No van a ir activistas a hacer que mueran los animales. Si abro la jaula a un león o a un ciervo, ahí en la ruta, no sé el fin que puede tener", subrayó Jonathan Vilar.

A propósito del aumento de guardias, el activista en defensa de los animales señaló que "todo gasto que sea para proteger el sistema como está hasta ahora es casi innecesario; las inversiones que tendrían que hacer son para continuar el camino de que los animales sean liberados o trasladados a santuarios, y no invertir dinero en agrandarles la jaula, o en más protección, más muros, más rejas, todas esas cosas".

Vilar dijo coincidir con la propuesta de Álvaro Garcé, candidato nacionalista por el Partido de la Concertación a la Intendencia de Montevideo, en cuanto a convertir al cerrado zoológico de Villa Dolores en una especie de hospital de animales. "Si es para proteger animales que están en peligro de extinción o rehabilitarlos si están lastimados, estoy de acuerdo; como lo que hace Karumbé con las tortugas".

Registro de prestadores de servicios obligatorio

Ana Rita Colombo dijo a El País que la Comisión Nacional Honoraria para el Bienestar Animal, que ella integra como representante de las sociedades protectoras, tiene que tener un registro de todas ellas y otros prestadores de servicios, desde paseadores o fabricantes de comida hasta pensionados de mascotas.

"Quien está instrumentando la página web es el Ministerio de Educación y Cultura, que contrató a una empresa. Se supone que estaría pronta a fin de mes, pero como tenemos Carnaval, no creo que la termine", sentenció Colombo.

Se estima que para mayo ya deberían estar inscriptas todas las personas y organizaciones dedicadas a tareas vinculadas con animales. "Quien está en falta es el Ministerio, que todavía no implementó mecanismos para inscribirse. Las ONG están registradas en el Ministerio de Educación y Cultura y tienen personería jurídica. Pero el registro de la Conahoba es aparte porque no solo va a albergar a las ONG sino a protectoras y prestadoras de servicios para los animales. Esto dará más seriedad al asunto. Porque hoy cualquiera agarra un perro de la calle y abre una cuenta en una red de cobranza pidiéndole dinero a la gente, que está saturada de eso".

Animales sin Hogar en contra de vándalos

Juan Echavarría, fundador de Animales Sin Hogar, la mayor protectora de Uruguay, dijo a El País que la apertura de las jaulas del zoológico de Lecocq no puede verse nunca como una solución. "Hay muchos animales que nunca van a poder reinsertarse en la naturaleza; ni en sus países de origen los reciben. El tigre de Villa Dolores, por ejemplo, no tiene garras".

En cuanto a quiénes pueden haber intervenido en los actos delictivos cometidos en Lecocq, Echavarría afirmó a El País que no descartaría ninguna hipótesis.

Advirtió además acerca del riesgo que implica abrir jaulas, no solo para los animales. "Hoy abrieron la jaula de un ciervo, pero si mañana van y abren las de un babuino, que son animales agresivos, cualquier persona puede terminar lastimada. Lo ocurrido en el Lecocq ya se había dado ahí, también en Villa Dolores, en el zoológico de Durazno, o en el de Tacuarembó, en donde carnearon un emú, un ave parecida al ñandú, y mataron también otros animales".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)