UN HOMENAJE DOBLE EN EL BAR DEL TANGO

Descubren escultura de Ghiggia al cumplirse un año de su muerte

El campéon de Maracaná compartirá con Gardel un espacio en el Centro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En resina: la escultura en una etapa intermedia de ejecución. Foto: Alberto Morales Saravia

Mañana se cumple el aniversario 66 del maracanazo y un año de la muerte de Alcides Edgardo Ghiggia, conocido entre los íntimos como el "Ñato". En la selección uruguaya había debutado el 6 de mayo de 1950, con el triunfo sobre Brasil 4 a 3, por la Copa Barón de Río Branco, en San Pablo.

Dos meses y días después, un 16 de julio, en Rio de Janeiro le tocó otra vez ganerle a los norteños, y hacer el llamado gol del siglo que le dio a la celeste otro título de campeón del mundo.

En recuerdo adelantado de aquella gesta y de quien fue el último sobreviviente de los dos planteles de las selecciones que disputaron el histórico partido, en la tarde de hoy, a las 15:45 horas, en las instalaciones del Bar Facal se exhibirá una escultura de Ghiggia realizada por Alberto Morales Saravia.

La pieza será descubierta por el Intendente de Montevideo, Daniel Martinez, y el hijo de Ghiggia, Arcadio. La obra revive el momento del festejo del wing derecho enseguida de haber fusilado al arquero brasileño Barbosa para marcar el 2 a 1 que a la postre le dio a Uruguay la Copa Jules Rimet. Podrá verse dentro del céntrico bar durante dos semanas.

Curiosamente, hasta la tarde de ayer nadie previó un acto para conmemorar el primer año de la muerte de Ghiggia. Ni la Asociación Uruguaya de Fútbol ni otra organización o club deportivo. El empeño de Alberto Morales emerge pues en solitario, costeado por el artista y solo apoyado en principio por quienes custodiarán la pieza en el Facal.

"Yo soy futbolero como cualquiera, apoyo a la selección que tenemos ahora, pero así como disfrutamos con sus jugadores un gran fervor porque son unos cracks, debemos recordar a un señor como Ghiggia", dijo Morales a El País.

Detalles de la obra.

En tamaño real, la escultura mide 1.70 metros y pesa 60 kilos. Está hecha sobre una malla especial, en base a resinas, y técnicas de teñido con polvos de bronce.

Su resistencia, aun si se colocara al aire libre, no es poca, como lo prueban las que Morales moldeó de Carlos Gardel. Tanto la ubicada desde 2015 a las puertas del Facal, en 18 de Julio y Yi, que pesa unos 200 kilos, como la de la tribuna José Delgado del estadio de Nacional, que fue inaugurada en 2013 y pesa unos 100 kilos.

Alberto Morales contó a El País que tenía la idea de homenajear a Ghiggia hace tiempo, pero en abril, no bien terminó la de Alfredo Zitarrosa para el municipio de Pando, pudo recién dedicarse a proyectarla a partir de una clásica fotografía.

El tributo plástico a Ghiggia se compone de tres partes ensambladas. La pierna izquierda es el anclaje al piso, lo que soporta toda la estructura gracias a un hierro envuelto por la resina. La otra pierna, tronco y brazos integran una segunda parte, y la tercera es la cabeza. La tonalidad será de un metal un poco más agrisado que el del último Gardel.

El Museo del Fútbol podría ser el espacio para la exposición estable de la escultura de Ghiggia, y es probable que haya un apoyo de la dirección de Deportes dependiente de la Presidencia de la República. Pero nada de esto está confirmado.

A fines de julio es probable que sea presentada en Salto otra escultura de un famoso uruguayo, que está en plena actividad deportiva: Luis Suárez, el goleador de España y Europa con el Barcelona. Alberto Morales la dejó lista a fines de diciembre de 2015.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)